Actualizado: 16:52 CET
Martes, 17/09/2019

Málaga

El Archivo Histórico Provincial recibe 69.600 documentos de la historia industrial andaluza

Alonso ha mencionado así a algunos mecenas que han ayudado a incrementar el patrimonio documental andaluz, como son los casos en el Archivo Provincial de Málaga de las donaciones del arquitecto y urbanista José González Edo, del fotógrafo Eduardo Ortega o de la familia Gómez Mercado

El consejero de Educación, Cultura y Deporte, Luciano Alonso, ha presentado este jueves en el Archivo Histórico Provincial de Málaga la donación de dos colecciones documentales de las empresas ya desaparecidas La Metalúrgica y la Compañía Internacional de Telecomunicaciones y Electrónica (Citesa). Se trata de un total de 69.678 documentos que cuentan el pasado industrial de la Comunidad en el siglo XX.

   El titular andaluz de Cultura ha subrayado la importancia de la donación por parte de ciudadanos, que ha equiparado al mecenazgo, en cuanto a que promueve la participación de la sociedad civil en el fomento de la cultura. Además, ha asegurado que estos fondos donados "son fundamentales para el patrimonio documental, cultural y científico de Andalucía".

   Aún así, Alonso ha reconocido que en la Comunidad andaluza esta práctica "no está aún muy extendida, y menos en el caso de los archivos", aunque sí ha dicho que en los últimos años se ha incrementado el número de donaciones hasta producirse entre 1997 y 2014 un total de 38 ingresos de documentos, fondos o colecciones.

   Alonso ha mencionado así a algunos mecenas que han ayudado a incrementar el patrimonio documental andaluz, como son los casos en el Archivo Provincial de Málaga de las donaciones del arquitecto y urbanista José González Edo, del fotógrafo Eduardo Ortega o de la familia Gómez Mercado.

LA METALÚRGICA

   Respecto a la colección de documentos de La Metalúrgica, donada por Cristóbal García Montoro, catedrático de Historia Contemporánea de la Universidad de Málaga, su ingreso en el Archivo permitirá, según ha señalado el consejero, "abundar en el conocimiento de la industria malagueña del XX, abordar numerosos trabajos de investigación y complementar los estudios existentes sobre arqueología industrial y recuperación de espacios fabriles para otros usos".


   Tal y como ha explicado durante su intervención, el acceso y consulta de estos fondos permitirá también "documentar las relaciones laborales, sociales e, incluso, urbanísticas en la ciudad de Málaga".

   El archivo de La Metalúrgica está formado por 454 carpetas y legajos que contienen más de 68.100 documentos fechados entre 1856 y 1981, además de 317 libros de la actividad industrial comprendida entre 1886 y 1977; y 543 fotografías --seis de ellas son negativos en vidrio--, datadas entre 1916 y 1953.

   La Metalúrgica SA fue fundada y ubicada en Málaga en 1914 procedente de empresas anteriores, "de ahí que algunos de los documentos donados daten también del siglo XIX, siendo el más antiguo de 1856", ha matizado el consejero.

   Para Alonso, la relevancia de esta colección radica, entre otras cuestiones, en la importancia que la empresa tuvo en el ámbito de la industria siderúrgica y ferretera malagueña de los siglos XIX y XX, así como en la singularidad que supone su conservación más allá de la desaparición de la compañía, "ya que en raras ocasiones sobreviven los archivos a la extinción de las mismas".

   Además, esta donación "permitirá conocer algunos hechos concretos y relevantes de la ciudad, como la creación del Teatro Cervantes, del que la familia fue accionista, o su aportación a la configuración de la calle Marqués de Larios como zona residencial de la burguesía", ha detallado el consejero.

CITESA

   Por su parte, la donación de la documentación fotográfica de la Compañía Internacional de Telecomunicaciones y Electrónica (Citesa) ha sido realizada por Rafael Vertedor Sánchez, José Rodríguez Alconchel y Antonio Martín Fuentes, quienes se hicieron cargo de la colección tras la demolición de la fábrica en 2009. El fondo está formado por 13 álbumes con 714 fotografías, fechadas entre 1961 y 1992, un libros de firmas y tres cintas de vídeo.

   Entre otras instantáneas, se puede observar, por ejemplo, la inauguración de esta fábrica, que tuvo lugar en diciembre de 1964 y contó con la asistencia de autoridades como el entonces ministro de Industria, Gregorio López Bravo. La creación de esta entidad se circunscribía a las líneas marcadas en el Plan de Desarrollo Económico de la Provincia de Málaga, con el objetivo de establecer este tipo de actividad en provincias industrialmente subdesarrolladas.

   El que ha ejercido como portavoz de los donantes por parte de esta entidad, José Rodríguez, ha indicado que no querían que, una vez jubilados, se olvidara la historia industrial de Málaga, por lo que han llevado a cabo diferentes iniciativas --como esta donación-- para poner recuperar y depositar la historia industrial de Málaga y que ésta se conozca.

   Según ha recordado, el objetivo de la empresa era producir hasta 750.000 unidades del modelo de aparato telefónico 'Heraldo', que sustituiría los teléfonos negros de baquelita; además, también construyó el popular teléfono 'Góndola'. Por todo ello, también están tratando de recopilar estos productos con la intención de donarlos posteriormente.

   El consejero ha indicado que Citesa fue "un referente en la ciudad de Málaga, en un primer lugar debido a los movimientos sociales y políticos que en ella se gestaron, y en los años de la Transición, por los problemas sociales y laborales afectaron a la empresa". Esta empresa también puede servir de modelo de cómo se produjo en España la reconversión industrial de la década de 1980.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
La Junta inicia la restauración ambiental de la zona del incendio de Cómpeta
chevron_right
Dos detenidos en el aeropuerto al ser sorprendidos con casi cuatro kilos de hachís