El tiempo en: Andalucía
11/04/2021

Málaga

Once procesados por falsificación de permisos de conducir falsos se conforman con la acusación

Para éstos, solicitaba inicialmente 18 meses de prisión y multa, que ha sido sustituida por seis meses de prisión y multa de 1.800 euros en el caso de los 11 acusados que ha mostrado su conformidad con los hechos por los que se le acusaba y con las penas del fiscal, tras modificarlas

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai

Un total de 11 personas acusadas en relación con la compraventa de permisos de conducir internacionales falsos se han mostrado conformes este lunes con la acusación y con la pena solicitada por la Fiscalía de seis meses de prisión y multa de 1.800 euros por un delito de falsedad en documento oficial.

   La Sección Primera de la Audiencia de Málaga ha celebrado este lunes una primera sesión de esta vista oral, en la que han comparecido 30 de los 33 acusados que habían sido localizados por la Sala. El juicio continuará el 22 de enero del próximo año, después de que las defensas hayan expuesto sus cuestiones previas.

   El ministerio público acusó inicialmente a tres personas --de las que sólo una está localizada-- por asociación ilícita y falsedad, para las que pide siete años y medio de prisión; y a otras 41 por cooperación en ese segundo delito, ya que supuestamente éstos fueron los que demandaron los permisos falsificados.

   Para éstos, solicitaba inicialmente 18 meses de prisión y multa, que ha sido sustituida por seis meses de prisión y multa de 1.800 euros en el caso de los 11 acusados que ha mostrado su conformidad con los hechos por los que se le acusaba y con las penas del fiscal, tras modificarlas.

   Las investigaciones, que han dado lugar a varios procedimientos judiciales distintos, comenzaron en 2008 sobre dos de los acusados, de nacionalidad ucraniana, quienes supuestamente operaban desde Marbella (Málaga) y que se dedicaban, presuntamente, a traer a inmigrantes de países del Este con visados de turistas.

   A raíz de estas investigaciones, se descubrió que estos acusados ofertaban, a través de anuncios, carnés de conducir internacionales falsos o de nacionalidad eslovaca, no sólo para turismos, sino para todo tipo de vehículos, incluido camiones y autobuses.

   Las defensas han impugnado las escuchas telefónicas, al entender la mayoría que no consta en este procedimiento en concreto el auto en el que se autorizaron. El Tribunal ha decidido suspender la vista hasta enero tras pedir el fiscal tiempo para ver si lo que ocurre es que dicha resolución no está incorporada.

COMENTARIOS