Málaga

Unicaja remonta a base de triples y disputará la final española ante Lenovo Tenerife

Los malagueños se reponen en una segunda parte en la que anotan once lanzamientos de tres puntos en Belgrado

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai

UCAM-Unicaja.

UCAM-Unicaja.

UCAM-Unicaja.

UCAM-Unicaja.

UCAM-Unicaja.

UCAM-Unicaja.

UCAM-Unicaja.

UCAM-Unicaja.

UCAM-Unicaja.

UCAM-Unicaja.

UCAM-Unicaja.

UCAM-Unicaja.

UCAM-Unicaja.

UCAM-Unicaja.

UCAM-Unicaja.

UCAM-Unicaja.

UCAM-Unicaja.

UCAM-Unicaja.

UCAM-Unicaja.

UCAM-Unicaja.

UCAM-Unicaja.

UCAM-Unicaja.

El Unicaja de Málaga, con 11 triples en la segunda parte cuando en la primera había fallado los seis que intentó, ganó por 74-80 al UCAM Murcia Club Baloncesto y peleará por ganar la Liga de Campeones FIBA el domingo en Belgrado ante el Lenovo Tenerife en una final entre equipos españoles.

El duelo nacional de semifinales se lo llevó el equipo andaluz remontando tras el descanso y jugará por conquistar su tercer título europeo tras la Copa Korac y la Eurocopa. Antes el equipo murciano luchará por la medalla de bronce ante el Peristeri griego.

El partido comenzó con un cuarto de hora retraso debido a que uno de los aros, el de la parte de la pista en la que estaba haciendo el calentamiento el UCAM, se descolgó 20 minutos antes del horario fijado para el arranque del choque.

Tras ese hecho y con apenas 2.000 espectadores en las gradas de un pabellón con capacidad para más de 20.000 se echó el balón al aire y el equipo murciano fue el que arrancó más acertado. Con Marko Todorovic ya en seis puntos el cuadro grana, doblaba a su rival en el marcador. Un triple de Dustin Sleva, el primero de la noche, colocó el 15-7 y llevó a Ibon Navarro a pedir tiempo muerto con menos de cinco minutos transcurridos al ver que los suyos no carburaban.

La máquina verde, esa que lidera la Liga Endesa con 25 victorias en 30 jornadas, empezó a engrasarse y un parcial de 2-8 hizo que fuera entonces Sito Alonso el que reuniese a sus jugadores en torno a él con el 17-15 apenas un minuto y medio después.

El encuentro iba de parciales y el siguiente favoreció a los de la capital del Segura y fue un 9-0 que puso la máxima diferencia hasta entonces coincidiendo con el final del primer cuarto (26-15).

La puesta en escena de los malagueños fue mejor en el segundo periodo (26-20) pero los de Murcia, siendo agresivos tanto en defensa como en ataque, no cedieron la iniciativa y conservaron buena parte de su ventaja para alcanzar el descanso con un +7 (40-33 con un enceste casi sobre la bocina de Tyler Kalinoski).

El triple seguía siendo un lastre, ya para los dos equipos (0/6 para el Unicaja y 2/13 para el UCAM) y el que mejor interpretó el juego en ataque fue Todorovic, quien firmó un 6/6 en tiros de dos y 12 puntos para ser el máximo anotador del encuentro después de dos cuartos -acabó siéndolo al final con 18-. Por los andaluces trataban de dar réplica, sobre todo, Kameron Taylor y Dylan Osetkowski, con siete y seis tantos, respectivamente.

El paso por los vestuarios le sentó mejor a los de Sito Alonso, que, con una defensa asfixiante y corriendo, repitieron la máxima ventaja. El resultado era 49-38 tras un triple de Dylan Ennis después de que Nihad Dedovic, a tablero, hubiera hecho el primero de los cajistas.

El propio Dedovic y Kalinoski, con otros dos encestes desde fuera, metieron a su equipo de lleno en la pelea por el triunfo y con 49-45 el técnico universitario se vio obligado a pararlo desde el banquillo.

El aro se le cerró al UCAM y eso lo aprovechó a la perfección su rival para voltear el marcador y mandar por primera vez en el choque con una canasta de David Kravish (49-50).

Los triples que no le habían entrado a los de verde sí que llegaron en ese tercer cuarto -seis, con Jonathan Barreiro, Kravish y Tyson Carter sumándose- y eso, además del daño que hicieron en el rebote ofensivo, les hicieron cerrar ese periodo cuatro arriba tras anotar 26 puntos en el mismo (55-59).

Quedaban diez minutos pero la precipitación jugó en contra de los que necesitaban remontar. Las pérdidas de balón, sobre todo por mediación de Howard Sant-Roos -seis de las 11 del equipo fueron suyas-, castigaron a los murcianos y el tiro exterior tampoco les ayudó.

El Unicaja, sabiendo interpretarlo y con Kendrick Perry a los mandos, entró en los cinco minutos finales con un 60-69 no concluyente pero sí esclarecedor. Un minuto después el tanteo era de 62-72 pero dos triples seguidos de Todorovic y un 2+1 de Sant-Roos dibujaron un nuevo escenario (71-72).

El mismo Sant-Roos tuvo una bandeja para darle la vuelta pero falló y el que no lo hizo fue Kalinoski con un triple en la siguiente acción para el 71-75. Fueron dos jugadas absolutamente claves.

Rodions Kurucs desperdició dos tiros libres para haber puesto el partido en una jugada y Carter lo sentenció con otro triple. El 74-80 final pasaportó al equipo de Ibon Navarro hacia una final en la que le esperaba el Lenovo Tenerife, que venció antes al Peristeri por 97-93. Contra los helenos jugará el UCAM por subir al podio.

Ficha técnica:

74. UCAM Murcia Club Baloncesto (26+14+15+19): Radebaugh (3), Ennis (10), Sant-Roos (9), Sleva (7) y Todorovic (18) -cinco inicial- Rodions Kurucs (12), Caupain (3), Radovic (-), Hakanson (-), Birgander (8) y Arturs Kurucs (4).

80. Unicaja de Málaga (15+18+26+21): Alberto Díaz (2), Carter (14), Taylor (7), Ejim (4) y Kravish (11) -cinco inicial-, Osetkowski (10), Kalinoski (10), Barreiro (3), Dedovic (7), Lima (-), Perry (12) y Sima (-).

Árbitros: Yohan Rosso, de Francia; Wojciech Liszka, de Polonia; y Gatis Salins, de Letonia. Sin eliminados.

Incidencias: Segunda semifinal de la Liga de Campeones FIBA de baloncesto que se disputó en el Stark Arena de Belgrado ante unos 2.000 espectadores. El partido comenzó con un cuarto de hora de retraso al descolgarse un aro. 

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN