Málaga

El Viernes Santo también se queda incompleto en Málaga

Solo las cofradías de El Calvario, el Amor, Dolores de San Juan y el Descendimiento procesionaron, aunque con modificaciones en algunos recorridos

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai

En la catedral.

Trono del Descendimiento.

Virgen de las Angustias.

Cristo del Amor.

Cristo Yacente.

Virgen de los Dolores.

La corporación municipal recibe la venia del descendimiento.

Dolores del Puente pide la venia.

María Santísima de la Caridad.

  • Soledad de San Pablo, Piedad, Sepulcro y Servitas decidieron no hacer estación de penitencia al encerrarse muy tarde y anunciarse lluvias de noche

En la liturgia católica el Viernes Santo es el día en que Cristo ha muerto y así se refleja en la solemnidad de sus cofradías. Es el fin de la Pasión a la espera de la Resurrección.

Y Monte Calvario; la Cofradía del Descendimiento; la del Santísimo Cristo del Amor y Nuestra Señora de la Caridad; el Santísimo Cristo de la Redención; la cofradía de Dolores de San Juan; la Soledad de San Pablo; Piedad; El Sepulcro, la cofradía oficial de la ciudad, y Servitas la han vivido de manera distinta, pero todas, condicionadas en una jornada también de inestabilidad climatológica, mirando al cielo y que traía al arrancar la tarde malos augurios sobre todo, a partir de las once de la noche, pese a que antes de las dos, las lluvias matinales se habían disipado.

En la calle a las cinco se encontraban El Amor, el Descendimiento y Monte Calvario, La primera, modificaba su itinerario acelerando su regreso hacia La Victoria para no ser sorprendida por la lluvia nocturna esperada y confirmada después,

Por su parte, la Cofradía del Santo Cristo del Calvario y María Santísima del Monte Calvario   aceleraba en su itinerario para llegar a las seis y diez de la tarde al inicio del recorrido oficial en la tribuna principal y pasar por la Catedral también antes del horario previsto.

También procesionó la Cofradía de Dolores de San Juan, pero con modificaciones en su recorrido, ya que se vio obligada a acortar camino en su salida y no vivió el tradicional acto con las Hermanas de la Cruz y ocupaba el hueco que dejaba por su precipitado regreso la cofradía del Amor y la Caridad, que pese a que en el comunicado emitido a primera hora de la tarde anunciaba que había tomado la decisión de realizar la procesión penitencial avalada por los informes obtenidos de diversas fuentes y asesores meteorológicos, se volvió antes de llegar el recorrido oficial.

Y a través de redes sociales, el Descendimiento también había indicado que “realizamos nuestra Salida Penitencial a las 16:30h”, aunque eso sí, también advertía de cambios: “con la novedad de suprimir calle Maestranza, Cervantes y Paseo de Reding, para continuar por Maestranza-Plaza General Torrijos (Vial Hospital Noble) y Paseo de Reding”, como luego realizó.

Pero, desde poco antes de las siete de la tarde empezaron a sucederse las malas noticias cofrades, porque las cuatro cofradías que quedaban por echarse a la calle irían comunicando oficialmente a través de las redes sociales, que no harían estación de penitencia debido a la inestabilidad meteorológica.

Así lo hacía saber la cofradía del Santo Traslado y Nuestra Señora de la Soledad, que indicaba que en su Casa de Hermandad, quedaban expuestos los sagrados titulares hasta las doce y media de la noche en la calle Trinidad 72, después, se llevaron a cabo los preparativos para realizar el santo traslado a su sede canónica de San Pablo.

La Real Hermandad de Nuestro Padre Jesús del Santo Sepulcro y Nuestra Señora de la Soledad también comunicaba de forma oficial que la inestabilidad climática les hacía tomar la decisión de no llevar a cabo estación de penitencia. La Casa Hermandad permaneció abierta en este caso desde las ocho de la tarde hasta la medianoche.

Sería después la Hermandad de Nuestra Señora de la Piedad la que haría saber oficialmente que su Junta de Gobierno decidía por unanimidad la suspensión del recorrido en las calles. Y hacían un llamamiento a la Málaga cofrade para que acudieran a venerar a la Virgen entronizada en su Casa de Hermandad en Cruz del Molinillo.

Por último, fue la Venerable Orden Tercera de Siervos de María Santísima de los Dolores (Servitas), la que comunicó que se quedaría en el templo. Del mismo modo, en un comunicado señalaba que su Junta de Gobierno había tomado la decisión que nadie quiere tomar, la más difícil, por unanimidad, de no hacer estación de penitencia. A las ocho y cinco, se llevó a cabo la lectura del Séptimo Dolor del Septenario; a continuación, el sermón de la Soledad, después, el canto coral Regina Coeli, para concluir el cierre de la visita a la Santísima Virgen  a las once y media de la noche.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN