Málaga

Desigualdad de género y vivienda, los grandes retos para erradicar la pobreza en Málaga

El Colegio Profesional de Trabajo Social ha desgranado su informe sobre la pobreza en la provincia de Málaga, con numerosos retos todavía por afrontar

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Presentación del informe. -

Un estudio reciente publicado por el Colegio Profesional de Trabajo Social arroja luz sobre la situación de la pobreza en la provincia de Málaga. A pesar de algunos avances, el informe revela que Málaga aún no ha logrado recuperar por completo los niveles de bienestar anteriores a la pandemia y enfrenta una serie de desafíos significativos.

Uno de los hallazgos más destacados del informe es el papel clave desempeñado por el "escudo social", que "ha evitado que aproximadamente 1,5 millones de personas caigan en la pobreza en la provincia", como destacaba Julio García, miembro de la Red Andaluza de Lucha Contra la Pobreza y la Exclusión Social en Andalucía y encargado, junto a Yolanda Florido, de evaluar el informe. Sin embargo, estos datos aún no alcanzan los niveles que se esperaban en 2015, lo que subraya la persistente lucha contra la pobreza.

El crecimiento económico en Málaga se ha demostrado desigual, con una marcada disparidad de género. Las mujeres, en particular las mayores de 45 años, lideran las estadísticas de desempleo, lo que a su vez explica la brecha de género salarial. Las mujeres malagueñas ganan un promedio de 3.200 euros menos al año que los hombres, lo que subraya la importancia de mantener políticas de igualdad para abordar este problema.

La vivienda es otro tema crucial en la provincia, con un total de 284.000 viviendas destinadas a fines turísticos, la cifra más alta en Andalucía y significativamente superior a la segunda provincia en la lista, Cádiz, con 75,000 viviendas. Esto ha llevado a un problema en el que las viviendas ya no se utilizan para vivir, sino para el "mercadeo turístico", según Yolanda Florido. Ciudades como Nueva York ya están tomando medidas para regular el alquiler turístico y evitar este fenómeno.

En cuanto a la formación profesional, el estudio revela que las plazas disponibles son insuficientes, lo que dificulta el acceso a oportunidades educativas y laborales para muchos residentes de Málaga.

Otro dato alarmante es el aumento de la violencia de género en la provincia. En 2022, se registraron 8,276 denuncias de violencia de género, en comparación con las 6,000 antes de la pandemia. Además, los asesinatos por violencia machista han aumentado, con 11 mujeres asesinadas en 2022 y ya se acumulan 17 en 2023.

A nivel andaluz, se estima que 3,4 millones de personas están en riesgo de pobreza o exclusión social, lo que destaca la magnitud del desafío que enfrenta la región.

Este estudio pone de manifiesto la necesidad de una acción continua y coordinada para abordar los problemas de pobreza, igualdad de género, vivienda y educación en la provincia de Málaga. A pesar de los avances logrados, queda un largo camino por recorrer para garantizar un futuro más igualitario y próspero para todos los residentes.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN