Málaga

No de la Justicia al Obispado a ser acusación en el caso del cura investigado por abusos

Desde la Diocesis de Málaga señalan su intención de recurrir la decisión del juzgado de Vélez-Málaga

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • Juzgados de Vélez-Málaga (archivo). -
  • La exnovia se muestra "está destrozada" y muy afectada por todo lo que está viviendo al ser rechazada como acusación particular también

El Juzgado de Instrucción número 2 de la localidad malagueña de Vélez-Málaga ha rechazado la petición del Obispado de personarse como acusación particular en la causa en la que se investiga a un sacerdote por la presunta comisión de delitos de agresión sexual a varias mujeres, a las que supuestamente sedaba y grababa.

Así lo han confirmado a Europa Press desde la Diócesis malagueña, a la que se ha comunicado la no admisión de la solicitud, aunque han apuntado que la intención es recurrir esa decisión de la titular del juzgado.

El Obispado decidió presentar la solicitud de personación "con el propósito de permanecer al lado de las víctimas y de continuar poniendo todos los medios a su alcance para contribuir al esclarecimiento de los hechos" y después de "un estudio en el que se ha valorado el grave perjuicio causado".

El cura fue detenido en Velez-Málaga por la Policía Nacional, que inició en ese momento el análisis de la abundante cantidad de material audiovisual intervenido. Inicialmente se identificó a cinco víctimas, pero los investigadores no descartan la aparición de más en Melilla, Málaga o Córdoba, lugares en los que el arrestado residió.

Desde que se conociera la noticia de la detención del sacerdote que presuntamente habría agredido sexualmente a varias mujeres, el Obispado de Málaga manifestó su "dolor por el daño cometido y su cercanía a las víctimas".

Además, reiteraron su "condena más profunda y contundente a toda forma de abuso a la mujer", así como su disposición a seguir colaborando con la justicia "para cuantas gestiones sean necesarias con el fin de facilitar la investigación".

La investigación se inició en agosto cuando una mujer, que decía ser su novia, denunció en la Unidad de Familia y Atención a la Mujer (UFAM) de Melilla que había localizado en la vivienda un disco duro con archivos en los que aparecían varias mujeres semidesnudas, dormidas o bajo los efectos de algún sedante y a las que este hombre les realizaba todo tipo de prácticas sexuales.

El abogado que representa a la exnovia del sacerdote también ha indicado a EFE que van a recurrir la decisión y han insistido en que su clienta "está destrozada" y muy afectada por todo lo que está viviendo. La denunciante solicitó estar en la causa como acusación particular, algo que el juzgado también ha rechazado, según la información adelantada por Diario SUR, al considerar la magistrada que "no ostenta en ningún caso la condición de perjudicada ni tampoco de ofendida por los delitos indiciariamente cometidos por el investigado, sino que, de hecho, ostenta la condición de testigo".

 

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN