Málaga

Málaga apela a su fortaleza tras quedarse sin la Expo 2027 que se va para Belgrado

En la cuarta votación la capital malagueña quedó segunda tras sumar 70 votos frente a los 81 de la capital serbia

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Rueda de prensa en París. -
  • El alcalde de Málaga, gran impulsor desde el inicio de la propuesta, siente que “el resultado no ha estado a la altura”
  • El ministro de Exteriores ha calificado de “muy sólida” la candidatura por llegar hasta el final, pero “la competencia era muy dura”

De la expectación a la decepción, pero también, a la imagen de haber hecho las cosas bien pese al resultado final. Porque Málaga no será la sede de la Exposición Internacional de 2027, que finalmente, organizará Belgrado, la capital de Serbia.

Por un puñado de votos. Así se decidió ayer en París, en la Asamblea General de la  Oficina Internacional de Exposiciones (BIE, por sus siglas en francés). Tras dos largas horas de exposición de propuestas que abrió Málaga precisamente, para que a continuación lo hicieran las otras candidatas, Minnesota, Bariloche, Phuket y Belgrado, y cuatro votaciones, el escrutinio final dejó a la capital balcánica como ganadora por 81 votos, frente a los 70 del proyecto español de la capital de la Costa el Sol.  

‘La era urbana: hacia la ciudad sostenible’, la propuesta malagueña, sucumbió finalmente, pese a ser una de las favoritas, ante la serbia de ‘Juguemos para la humanidad: deporte y música para todos’.

Decepción

“El resultado final no ha estado a la altura”, reconocía pasado el estupor por la decisión final, un cariacontecido alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, quien aseguró que la capital estuvo “muy cerca” de conseguir ser sede de la muestra y que la ciudad, pese a todo, se encuentra “en un momento magnífico”, convertida en un referente en materia tecnológica, cultural y ambiental, en el “sentido de servicio al planeta” que caracterizaba la propuesta para la Expo “va a estar como telón de fondo de muchas iniciativas”.

De la Torre destacó que proyectos como el auditorio o la ampliación del Palacio de Ferias, asociados a la celebración de la Expo de 2027, van a seguir dentro de la apuesta de la ciudad porque hay que abordarlos ‘con Expo o sin Expo’.

Mientras tanto, el ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, lamentó que Málaga no obtuviera la organización de la Exposición : “Málaga ha llegado a la final y por un puñado de votos se ha escapado.

La candidatura de Málaga era muy sólida, se ha demostrado llegando a la final, pero la competencia era muy dura”, aseguró Albares que destacó “la imagen de unidad de todas las administraciones” detrás de la candidatura malagueña, desde la Diputación, la Junta de Andalucía y el Gobierno central, pero incidió especialmente en la implicación “en primera persona” del alcalde.

“Cuando vino a solicitar apoyo le dijimos que haríamos todo lo que estuviera en nuestra mano”, afirmó el jefe de la diplomacia española, que agradeció el trabajo de “todas las embajadas y cuerpo diplomático, que se ha volcado”.

Además, pese a la derrota frente a Belgrado, señaló que el intento de acoger la Expo “deja el nombre de Málaga muy alto a nivel internacional” y mostró el respaldo del Gobierno de España a otras iniciativas de la ciudad andaluza.

El presidente de la Diputación en funciones, Francisco Salado, no pudo evitar trasladar su “decepción” por no ser Málaga la candidata elegida, a pesar de estar “básicamente en la final” y llevar “el mejor proyecto de las cinco ciudades”, reivindicó, poniendo de manifiesto el “gran trabajo” de las cuatro administraciones implicadas.

A pesar de ello, destacó que el proyecto de la Expo “sigue vivo en la ciudad y trabajaremos para que sea una realidad”, recalcando que “Málaga es una ciudad sostenible” y hay que perseguir más sostenibilidad. “Así que aquí lo único que hay que hacer es seguir trabajando a partir de mañana (por hoy)para conseguir ese reto”, incidió.

Tras recordar que la ciudad ha logrado los retos que se ha ido planteando en materia de cultura, turismo o tecnología con “esfuerzo, trabajo y mucho tesón”, ha indicado que “hoy comienza una nueva etapa” para reorientar los objetivos de sostenibilidad y aplicarlo a la ciudad.

Por su parte,  el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, reconoció que la delegación española se va de París con un “mal sabor de boca” recordó que “a veces se gana, otras se aprende”.

En la  comparecencia en la Embajada española en París, el presidente andaluz agradeció el “enorme trabajo” realizado por todas las administraciones implicadas en la candidatura de Málaga, y especialmente por el alcalde “por la enorme pasión e ilusión” que ha puesto en el proyecto.

Moreno destacó que la capital malagueña competió “con adversarios muy sólidos” y perdió por una diferencia mínima, aunque sucede “como en el fútbol, que cuando se llega a la final a veces se gana y otras se pierde”. Y en los malagueños que pudieron seguir las votaciones en una pantalla gigante Decepción, caras largas y algunas lágrimas tras conocerse que Málaga no albergará la Expo 2027, aunque fría se ha intentado digerir al ritmo del "I will survive" de Gloria Gaynor, porque que la ciudad sobrevivirá al mazazo.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN