Málaga

Málaga vota en la cuenta atrás para saber si organiza la Expo 2027

La ciudad de Málaga afronta las elecciones municipales del próximo 28 de mayo inmersa en la cuenta atrás de otra importante carrera, la de la Expo 2027

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Málaga vista desde el Mar. -

La ciudad de Málaga afronta las elecciones municipales del próximo 28 de mayo inmersa en la cuenta atrás de otra importante carrera, la de la Expo 2027, ya que votará solo 24 días antes de que la Oficina Internacional de Exposiciones (BIE, por sus siglas en francés) decida si es la propuesta ganadora.

El estrecho margen en el calendario entre los comicios y la 172 asamblea del BIE, prevista el próximo 21 de junio, supondrá que el flamante alcalde apenas tendrá tiempo para hacer la maleta y viajar a París, pues el pleno de constitución del Ayuntamiento malagueño se celebrará previsiblemente cuatro días antes, el 17 de ese mes.

Los 170 estados miembros del BIE elegirán por votación secreta -sobre el principio de un país, un voto-, la sede de la Exposición Internacional en 2007 o 2028 de entre los cinco proyectos seleccionados.

La propuesta de Málaga, con el lema "La era urbana: hacia la ciudad sostenible", compite con las de San Carlos de Bariloche (Argentina), sobre energía sostenible; Minnesota (EEUU), sobre la salud; Phuket (Tailandia), sobre la vida en armonía, y Belgrado (Serbia), acerca del deporte.

En la recta final para que se despeje la incógnita sobre la muestra, la capital malagueña ha promocionado su candidatura en numerosos encuentros diplomáticos en otros países, y la ha difundido en cuantos eventos relevantes han tenido lugar en Málaga.

Las acciones promocionales han implicado a los "más altos representantes, desde el rey", quien en su visita oficial a Angola el pasado febrero logró el "compromiso" por parte del presidente de ese país de que Málaga recibiría el voto angoleño cuando se elija la sede, según desveló Juan José Escobar Stemmmann, el embajador de la candidatura.

CONSENSO INSTITUCIONAL POR ENCIMA DE LAS ELECCIONES

Los cruces de acusaciones de los partidos políticos estos días en clave electoral contrastan con el consenso institucional para que Málaga organice la Exposición Internacional, que cuenta con el respaldo de Gobierno central, Junta de Andalucía, Diputación Provincial, Ayuntamiento y más de 260 entidades y empresas.

En los últimos meses, sí ha habido algunos reproches por parte de los partidos de la oposición y colectivos sociales al actual alcalde, Francisco de la Torre (PP), sobre sus políticas, al considerar que alejan a la ciudad de la sostenibilidad que propugna la candidatura de la Expo, especialmente en materia de vivienda y falta de zonas verdes.

De la Torre, que accedió al cargo en el año 2000 en sustitución de Celia Villalobos, anunció el pasado septiembre que optaría de nuevo al cargo, con la vista puesta en iniciativas como la Expo 2027, cuya candidatura se presentó oficialmente el 26 de enero de 2022, aunque hay que remontarse a mayo de 2019 para encontrar el inicio del proceso.

Fue hace cuatro años cuando De la Torre anunció su compromiso de iniciar negociaciones con el Gobierno y la Junta para que la ciudad tuviese los apoyos necesarios para organizar una Expo a finales de la siguiente década, unos respaldos que llegaron formalmente en 2021.

La propuesta de Málaga enlaza con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU para 2030 y encara el reto de compatibilizar el crecimiento demográfico y la sostenibilidad ambiental que afrontan las ciudades.

UN EVENTO QUE TRANSFORMARÍA LA CIUDAD

De resultar elegida, la Expo de Málaga se celebraría 93 días, entre el 5 de junio y el 5 de septiembre, un periodo en el que espera un total de 7,5 millones de visitas, generadas por alrededor de 3,15 millones de personas, de las que al menos un 11 por ciento serán turistas extranjeros, según los cálculos del Ayuntamiento.

El proyecto se ubicaría en la zona oeste de la ciudad, junto a la Universidad, la tecnópolis Málaga TechPark y también cerca del aeropuerto y el Palacio de Ferias y Congresos. Tendrá una superficie de 250.000 metros cuadrados, pero se aumentará hasta los 800.000 metros cuadrados al incluir zonas de viviendas y suelo logístico.

La Expo movilizaría una inversión de al menos 1.800 millones sin incluir el Plan de Acompañamiento. Entre las infraestructuras y equipamientos urbanos previstos se encuentra la ampliación del Palacio de Ferias, la construcción del auditorio o la creación de un nuevo apeadero del tren de Cercanías.

Málaga apela a su atractivo turístico, cultural y tecnológico y a su capacidad de organizar grandes eventos para ser la tercera ciudad española que acoge una Expo en los últimos 35 años, después de Sevilla en 1992 (Universal) y Zaragoza en 2008 (Internacional, sobre agua y desarrollo sostenible).

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN