Málaga

Conflicto entre bares y cofradías de Málaga por las procesiones: "Falta sensibilidad"

Son 105 los establecimientos afectados en mayor o menor medida por los recorridos procesionales y el 14 % de ellos están obligados a retirar toda la terraza

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Varias personas caminan junto a las tribunas que se están montando. -

La Agrupación de Cofradías ha acusado a los hosteleros de "falta de sensibilidad y responsabilidad" y éstos han defendido que siempre han trabajado para garantizar una correcta celebración de la Semana Santa que beneficie a todas las partes implicadas.

El propio alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, ha terciado en esta polémica abogando por mejorar la colaboración y proporcionar una mayor información para coordinar el paso de las procesiones con la actividad hostelera.

Según el Ayuntamiento, son 105 los establecimientos afectados en mayor o menor medida por los recorridos procesionales y el 14 % de ellos están obligados a retirar toda la terraza al paso de los tronos.

La Agrupación de Cofradías de Semana Santa de Málaga ha lamentado "profundamente" las escenas vividas en el centro de la ciudad, donde los desfiles procesionales han tenido que convivir estos días "con mesas de negocios de hostelería que no se retiran ni levantan a su paso".

Esta imagen, asegura la entidad, "proyecta falta de sensibilidad y responsabilidad por parte de algún negocio" y genera "un ambiente negativo que ensombrece al conjunto de la ciudad y al cofrade en particular".

Las cofradías han trasladado su "malestar" a las autoridades competentes, al considerar que algunos establecimientos incumplen de manera "reiterada" las normativas, lo que afecta de manera negativa al desarrollo de las procesiones.

Aunque, según reconocen, la "gran mayoría" de establecimientos son "respetuosos y colaboradores" con las procesiones, la actitud de una minoría perjudica a un sector vinculado históricamente con Málaga y su Semana Santa.

Los hosteleros piden "previsión"

La Asociación de Hosteleros de Málaga (Mahos) ha salido al paso de las acusaciones de las cofradías y hermandades asegurando que lleva meses trabajando con el Ayuntamiento "para garantizar una correcta celebración de la Semana Santa que beneficie a todas las partes".

Recuerda, en este sentido, que bares y restaurantes renuncian cada año "a buena parte de la ocupación de vía pública que tiene autorizada y pagada en una fecha básica para la facturación de las empresas", y que incluso se dan casos de negocios que tienen prohibida la instalación de mesas "en calles por las que no pasan tronos en toda la Semana Santa".

La entidad subraya que la colaboración del sector con el paso de las imágenes es "innegable", tanto durante la celebración de los recorridos oficiales como en los traslados previos, "siempre que se cuente con la información adecuada y facilitada con la suficiente antelación".

Apunta, en este sentido, que la convivencia en el espacio público precisa de previsión, ya que en la hostelería existen "reservas, contrataciones y planes de negocio que no pueden depender de improvisaciones".

"La colaboración tiene lugar siempre que hay aviso previo, y todos los negocios acatan las órdenes administrativas y policiales cuando éstas son dadas", afirma Mahos, que remarca que el respeto a la Semana Santa "no se rompe por el hecho de que de manera puntual un negocio no haya sido avisado del paso de una procesión por su puerta o por el hecho de que comensales con distinta sensibilidad a la cofrade no se levanten al paso de una imagen".

El alcalde llama a la colaboración

En este rifirrafe ha intercedido el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, quien ha asegurado que estos problemas se subsanan con "más información" y "mejor organización". El edil, además, ha publicado esta semana un bando municipal con una serie de recomendaciones para mantener "una ciudad limpia, segura y respetuosa" en Semana Santa.

Uno de los aspectos a los que se refiere este texto hace alusión, precisamente, a los hosteleros con negocios situados en calles por donde pasan los tronos, a los que recomienda que apaguen sus luminosos durante el paso de éstos y solicita su colaboración "en cuanto a la retirada de las terrazas con la antelación suficiente al paso de los desfiles procesionales, debiendo retirarse o plegarse los toldos y sombrillas".

La opinión de las terrazas

Sobre esta polémica se ha pronunciado también la Asociación de Vecinos del Centro Antiguo de Málaga, que ha señalado que la Semana Santa "requiere de unas condiciones de decoro, respeto y seguridad para su adecuada celebración", especialmente en el casco histórico de la ciudad, con gran afluencia de personas en un espacio de reducidas dimensiones.

Por eso, los vecinos consideran que "añadir más obstáculos al tránsito de personas mediante mesas y sillas no es en absoluto seguro ni razonable".

La entidad se alinea con las cofradías al afirmar que "no se puede permitir mantener, a toda costa, el máximo número de mesas y sillas posible" durante los cortejos procesales, "comprometiendo los planes de evacuación o el acceso de vehículos de emergencias".

Málaga vivirá en los próximos días una Semana Santa con una afluencia masiva de visitantes, con una ocupación hotelera superior al 80 % y la llegada de tres grandes barcos de cruceros.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN