Málaga

Dimite la directora general de la Guardia Civil

Tras la citación judicial de su marido en una pieza de los ERE

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Cargando el reproductor....
  • Mercedes González, nueva directora general de la Guardia Civil

La directora de la Guardia Civil, María Gámez, ha presentado su renuncia esta mañana al ministro del Interior porque su marido ha sido citado en un procedimiento judicial, según ha anunciado la propia Gámez en una declaración pública. La imputación de su marido, Juan Carlos Martínez, se ha producido por parte de un Juzgado de Sevilla en una de las piezas del caso ERE, la pieza referida a la empresa Santana.

María Gámez, que ha hecho una declaración acompañada de la cúpula de la Guardia Civil, ha justificado su renuncia al cargo "tras haber tenido conocimiento" de que su marido "ha sido citado en el marco de un procedimiento judicial".

El proceso judicial al que se refiere la ya exdirectora general de la Guardia Civil está en el Juzgado número 6 de Sevilla, cuyo titular es José Ignacion Villaplana, quien investiga los pagos de la Junta de Andalucía a una empresa de uno de los hermanos de Juan Carlos Martínez, marido de Gámez, durante los años 2009, 2010 y 2011.

Recientemente, la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional, entregó en el citado Juzgado un informe sobre presuntas irregularidades cometidas en la concesión de préstamos por parte de la Agencia IDEA a la empresa Santana Motor, que recibió unos 36 millones de euros en créditos y cerró en 2011.

En el atestado policial aparece citado en 19 ocasiones el nombre del marido de María Gámez, Juan Carlos Martínez, quien fue jefe de gabinete del exconsejero de Obras Públicas Francisco Vallejo y director de gabinete del exconsejero Gaspar Zarrías, ambos del PSOE.

Según el citado informe, los investigadores aprecian un "lucro injusto de este exasesor político" a través de una sociedad y apunta, además, a un supuesto "mecanismo de retribución por la concesión de fondos públicos".

La dimisión de María Gámez coincide también con las investigaciones judiciales por las presuntas irregularidades en obras en 13 comandancias del cuerpo policial y con el 'caso Mediador', afectando a dos generales retirados, Pedro Vázquez Jarava y Francisco Espinosa Navas, este último en prisión por las mordidas en las que también está imputado el exdiputado socialista Juan Bernardo Fuentes Curbelo, alias 'Tito Berni'.

La exdirectora de la Guardia Civil será sustituida por la actual delegada del Gobierno en la Comunidad de Madrid, Mercedes Fernández, de profesión periodista, quien lleva en el cargo desde el 31 de marzo de 2021, según las fuentes consultadas.

María Gámez, por su parte, ha calificado la decisión que ha adoptado de dimitir de "difícil" pero considera que es la única posible para lograr dos objetivos "irrenunciables" para ella: proteger a su familia y a la Guardia Civil.

Ha precisado que toma la decisión, sin entrar en el derecho a la presunción de inocencia que tienen todas las personas, también la de su marido, por "principios, honestidad y responsabilidad".

"Provengo de una cultura personal, política y profesional donde los valores y la ética están por encima de cualquier proyecto", ha argumentado, añadiendo que no va a permitir "ni por asomo" que alguien pueda utilizar la circunstancia personal de su marido para dañar a la Guardia Civil o a sus representantes, ni tampoco al Gobierno de España del que "tan orgullosa" ha formado parte". "Ninguno de ellos lo merece", ha exclamado.

La ya exdirectora de la Guardia Civil ha recordado que, desde que llegó al cargo en enero de 2020, ha guiado su actuación bajo los principios de "diálogo y búsqueda de consenso". Considera, en este sentido, que ha generado "una ética de trabajo destinada única y exclusivamente a la eficacia y al mejor servicio al ciudadano".

Ha destacado las capacidades, sacrificios y desvelos de las mujeres y hombres que componen la Guardia Civil y el "enorme privilegio" de haber recorrido ese camino con ellos: "Aunque no pueda en este acto agradecerles individualmente su entrega, valor y dedicación sí quiero, al menos que quede constancia del reconocimiento y admiración profunda que siento por este cuerpo".

También ha querido dar las gracias, por su confianza, al presidente del Gobierno, al ministro del Interior, a la de Defensa y a todo el equipo directivo y de mando de la Guardia Civil y dice abandonar el cargo "satisfecha de lo que ha conseguido y orgullosa de haber puesto" su granito de arena para que la Guardia Civil continúe como una de las instituciones más valoradas y queridas por la ciudadanía española.

María Gámez sustituyó a Félix Azón al frente de la Guardia Civil en enero de 2020, ambos con Fernando Grande-Marlaska como ministro del Interior. Anteriormente, fue subdelegada del Gobierno en la provincia de Málaga y concejal en el Ayuntamiento de Málaga.

Relevo

La hasta ahora delegada del Gobierno en Madrid, Mercedes González, será la nueva directora general de la Guardia Civil, tras la dimisión de María Gámez, han indicado a Efe fuentes del Gobierno este miércoles.

Delegada del Gobierno en Madrid desde marzo de 2021, el nombre de Mercedes González sonó con fuerza como posible candidata del PSOE a la alcaldía de la capital, pero finalmente el partido optó por la ministra de Industria, Reyes Maroto.

González, de 48 años y licenciada en Periodismo, fue concejala del Ayuntamiento de Madrid entre 2015 y 2021, asumiendo la portavocía en asuntos de urbanismo.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN