Málaga

Expo 2027: Una acción diplomática que implica a todos, empezando por el rey Felipe VI

Pedro Sánchez, también "se ha puesto la camiseta" de la candidatura y "en cada reunión de alto nivel saca el tema de Málaga".

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Felipe VI durante su vista a Angola. -

Las acciones para promocionar a Málaga como sede de la Exposición Internacional de 2027 forman parte "de una campaña diplomática clásica con la implicación de los más altos representantes, desde el rey", según Juan José Escobar Stemmann, embajador de la candidatura.

Escobar Stemmann ha desvelado que, durante su visita oficial a Angola, el rey Felipe consiguió este miércoles el compromiso por parte del presidente de ese país de que Málaga recibiría el voto angoleño cuando se elija la sede.

Durante la conferencia "La diplomacia de las ciudades. El caso de Málaga", el embajador ha subrayado este jueves que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, también "se ha puesto la camiseta" de la candidatura y "en cada reunión de alto nivel saca el tema de Málaga".

Se trata de "un proyecto de Estado" que ha concitado el consenso de todas las administraciones y que se aproxima a la decisión final en la Oficina Internacional de Exposiciones (BIE por sus siglas en francés), con sede en París, mediante la votación de 120 países que están representados.

Considera que el "gran contrincante" puede ser Phuket (Tailandia), que es "una ciudad similar a Málaga", aunque a diferencia de esta "no es un polo cultural ni de innovación", y que ha presentado "un proyecto muy bonito y quizás el más impactante".

Según el embajador, el tema elegido por Málaga, "La era urbana: hacia la ciudad sostenible", es "de primerísima importancia" y ha "gustado" en zonas como los países nórdicos, donde "no te dicen si te van a votar, pero son pioneros en sostenibilidad y ven una oportunidad de negocio".

Ha calificado como un hecho "maravilloso" haber contado con el apoyo del actor Antonio Banderas en una de las presentaciones de la candidatura en la BIE y ha desvelado que, después de saber que otra de las candidatas, Belgrado, tendría el respaldo del tenista Novak Djokovic, Málaga consiguió un mensaje de Rafa Nadal.

Málaga está haciendo presentaciones por todo el mundo y Escobar Stemmann, que se ha especializado durante su carrera diplomática en el mundo árabe, se está centrando en esta área, que es "un buen caladero de votos".

"Allí es muy fácil vender Málaga, porque buena parte de la élite de los países del Golfo tiene casa en Marbella o en la Costa del Sol. Málaga lleva cuarenta años abriéndoles los brazos y es una ciudad kuwaití, catarí y saudí. Ese mensaje cala", asegura el embajador.

Se muestra convencido de que están vendiendo "un verdadero Rolls-Royce", porque Málaga "es una ciudad maravillosa con muy buena imagen exterior", y "pase lo que pase" con la elección de la Expo 2027, "el dividendo de imagen es brutal".

"Málaga no necesita más imagen, necesita la Expo porque le daría una dimensión muy importante en un momento en el que está recibiendo a grandes empresas extranjeras", ha subrayado Escobar Stemmann, que ha asegurado que van "a por todas".

Ya antes de optar a la Expo 2027, Málaga fue "una ciudad pionera en hacer acción exterior" y en desarrollar proyectos de cooperación al desarrollo, con 13 millones de euros dedicados entre 1995 y 2009 y especialmente dirigidos a las relaciones con Marruecos.

En cuanto a la acción cultural, "la transformación de Málaga ha sido increíble" y, después de haber sido "siempre un destino turístico importante en el Mediterráneo, en la última década y media se ha convertido en un referente y en un polo cultural y de innovación".

Ha recordado sus más de cuarenta museos, como el Centro Pompidou; la sede del Museo Ruso de San Petersburgo, "que fue una maravilla traerlo", o el Carmen Thyssen, así como la campaña de imagen de la ciudad que se desarrolla actualmente con motivo de los cincuenta años de la muerte de Picasso. 

Málaga no necesita más imagen, necesita la Expo porque le daría una dimensión muy importante en un momento en el que está recibiendo a grandes empresas extranjeras

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN