Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Sábado 26/11/2022  

Málaga

El Unicaja logra una remontada de oficio ante el Sassari en la BCL (76-87)

El Unicaja se lleva un triunfo currante pese a una mala puesta en escena inicial, pero que se supo revertir con los puntos de Kravish, Osetkowski y Kalinoski

Publicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • El Unicaja se impuso al Sassari en Cerdeña con un acertado David Kravish, que demostró que también puede ser anotador.

El Unicaja logró una victoria valiosa en el debut en la fase de grupos de la Liga de Campeones FIBA en la pista del Dinamo Sassari italiano (76-87) con las actuaciones clave de Kalinoski, Kravish y Osetkowski, que sumaron 55 puntos entre los tres. Se llegó a ir perdiendo de 15 en un inicio que despertó fantasmas del pasado.

El parcial de 16-6 en los primeros cuatro minutos activó las alarmas de Ibon Navarro. La puesta en escena empezó con una defensa pobre ante un Robinson que anotó ocho puntos en un santiamén y con el pívot Onuaku haciendo daño por dentro y hasta desde la línea de tres.

La entrada de Nihad Djedovic fue un alivio para el Unicaja: el ex del Bayern de Múnich metió dos triples seguidos que su equipo convirtió en un parcial de 0-11 para marchar al parón 23-19.

Con el conjunto italiano menos acertado, más por mérito cajista aunque el Sassari desde el triple no carburaba, se metió de lleno el Unicaja gracias a un David Kravish que fue una navaja suiza, un multiusos que mantenía a flote a los suyos.

Kalinoski se unió a la respuesta con sus triples y Osetkowski hizo lo propio desde su condición de jugador para todo; así, se llegó al descanso con un 41-47 que dio un respiro tras el mal inicio.

Al contrario que en partidos anteriores, la dirección del Unicaja no estaba siendo lúcida con Kendrick Perry, mientras que el lado italiano dominaba la zona Onuaku, también con puntos y asistencias. Lo bueno de este Unicaja es su rotación fiable, sobre todo cuando Ibon recurre a Djedovic y reaparece un infalible Osetkowski desde el triple (4/4).

Un bajón en defensa de los de Ibon Navarro devolvió al partido al Sassari, que empató a ocho minutos del final; el de Cerdeña es un equipo que te obliga a mantener un ritmo alto y rozar la perfección en la defensa del poste bajo.

Dos buenas acciones de Brizuela y Kalinoski abrieron brecha en el momento justo, con doce puntos arriba, para manejar la batuta en el tramo final, cuando el Sassari ya entró en la precipitación y confió en su torre Onuaku, el más destacado de los de verde chillón.

Murió el partido entre fallos de ambos equipos y resultó llamativo que Perry (3 puntos) y Carter (7 puntos) no fueron los que tiraron del carro de un ataque que tuvo en Kalinoski (17), Osetkowski (19) y Kravish (20) las principales referencias de la victoria.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN