Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Miércoles 07/12/2022  

Málaga

Cae una banda que robaba catalizadores de coches por sus metales valiosos

La Policía Nacional ha detenido en Málaga y Sevilla a siete personas por su presunta responsabilidad en 53 hurtos de catalizadores

Publicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Elementos y dinero intervenidos.
  • Se trata de una peiza etálcia que alberga en su interior paladio, rodio y platino, muy cotizados en el mercado negro
  • Tras los registros en las viviendas de los sospechosos han intervenido cinco catalizadores, herramientas de corte, 7.700 euros y joyas

La Policía Nacional ha desarticulado una organización criminal dedicada a la sustracción continuada de catalizadores de vehículos, cuyos integrantes fueron detectados en Málaga. Los agentes han detenido en Málaga y Sevilla a siete personas por su presunta responsabilidad en 53 hurtos de catalizadores.

La operación ‘Cata-Tartana’, realizada de modo conjunto por investigadores de la Comisaría de Distrito Norte en Málaga y agentes adscritos a la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta de la Comisaría Local de Marbella, se inició a finales de 2021 a partir de varias denuncias por la sustracción de catalizadores en las provincias de Málaga y Sevilla.

La trama investigada giraba en torno al hurto continuado de catalizadores, unos dispositivos metálicos que forman parte del sistema de escape de los vehículos a motor y cuya función pasa por modificar químicamente los gases para reducir las emisiones contaminantes. Lo valioso de estas piezas son los metales que albergan en su interior -paladio, rodio y platino-, muy cotizados en el mercado negro.

Colaboración ciudadana

La colaboración ciudadana permitió seguir la pista a un vehículo empleado por miembros de la trama en sus desplazamientos. El coche fue detectado en Málaga y seguido por los agentes hasta Sevilla, ciudad esta última donde habían fijado su residencia.

Según las pesquisas, los sospechosos tenían un claro reparto de funciones. Mientras algunos hacían labores de vigilancia, otros ejecutaban el trabajo de fuerza, situándose debajo de los coches y con el uso de herramientas de corte -radiales alimentadas por batería- separaban la caja del convertidor catalítico del tubo de escape, en apenas unos minutos.

Según las diligencias practicadas, los investigados formarían parte de una organización criminal con carácter itinerante.

Una vez alcanzado el botín, la red almacenaba los catalizadores sustraídos y los trasladaba a un emplazamiento seguro donde extraían los materiales valiosos. El fin de estos metales sería su venta en el mercado clandestino.

Finalmente, los agentes identificaron a los miembros de la trama, que fueron detenidos en Málaga y Sevilla por su presunta participación en 53 hurtos, la mayoría en Andalucía -aunque también se han esclarecidos algunos hechos perpetrados en la Comunidad Valenciana-.

 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN