Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Jueves 01/12/2022  

Málaga

Todo un hallazgo: descubren un yacimiento del Neolítico final en Málaga

Se han hallado y documentado fragmentos de cerámica, sílex, piezas pulimentadas, huesos, conchas marinas y una piedra sagrada en la zona de Caracolillos

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Elementos encontrados en la excavación.
  • Los trabajos arqueológicos descubren una subestructura en forma de hoyo, de 60 centímetros de profundidad y un metro aproximadamente de anchura

Una excavación ha permitido descubrir el que podría ser el yacimiento al aire libre del Neolítico final más antiguo de la Bahía de Málaga, donde se han hallado fragmentos de cerámica, sílex y piezas pulimentadas entre otro material, ha informado el ayuntamiento de la localidad malagueña de Alhaurín de la Torre.

La intervención arqueológica en este término municipal ha posibilitado recuperar numerosas piezas de lo que fue un silo de la época del Neolítico final, hace unos 5.000 años.

Se han hallado y documentado fragmentos de cerámica, sílex, piezas pulimentadas, huesos, conchas marinas y una piedra sagrada (betilo) en un silo en la zona de Los Caracolillos.

El alcalde de Alhaurín de la Torre, Joaquín Villanova, y el responsable de la excavación, José Antonio Santamaría, han presentado este jueves estos fragmentos. El hallazgo ha quedado documentado en un artículo publicado en una revista arqueológica especializada.

Se ubica junto al camino de las Barrancas, de la zona de Los Caracolillos, donde los trabajos se han prolongado durante buena parte del verano y la investigación ha permitido descubrir una subestructura en forma de hoyo, de 60 centímetros de profundidad y un metro aproximadamente de anchura, donde se han descubierto más de un millar de fragmentos de cerámica, así como algunas láminas de sílex, piezas pulimentadas, dos molinos de mano, restos óseos y semillas.

También destaca lo que podría ser un betilo o piedra sagrada erguida, que era venerada por los habitantes de la época, detalla el consistorio.

Se cree que aquellos moradores, de vida seminómada, usaban estas estructuras para dejar pertenencias o restos que no podían transportar consigo cuando desplazaban sus asentamientos a otros lugares; un enterramiento que tendría un carácter simbólico o ceremonial pero que en la práctica producía estos silos de residuos o basurero, muy útiles para la investigación arqueológica.

Uno de los hallazgos más interesantes lo constituyen hasta una decena de conchas marinas de diferentes moluscos (lapas, corrucos o almejas), en una ubicación que por aquel entonces distaba aproximadamente una docena de kilómetros de la línea costera.

Este hecho, junto con las semillas que se han podido encontrar, podría arrojar luz sobre la alimentación y el modo de vida de los pobladores de entonces.

Las piezas recuperadas serán depositadas en el Museo Arqueológico de Málaga, aunque el Ayuntamiento estudia la fórmula para exhibirlas y que puedan verlas los vecinos de Alhaurín de la Torre.

Los sedimentos y la tierra acumulada en la subestructura se enviarán a la Universidad para su análisis y se pretende realizar una prueba de radiocarbono en algunos de los restos orgánicos para su correcta datación.

El yacimiento se ubica en un enclave privilegiado, con excelentes vistas hacia la Bahía de Málaga y el valle, en lo que ya en ese periodo histórico pudo ser un lugar de cultivo y de pastoreo. 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN