Publicidad Ai
Publicidad Ai

Málaga

El alcalde de Málaga, contrario a que Medel sea presidente emérito de Unicaja Banco

Cree que la pretensión de Medel no debe prosperar y que en la actualdiad no debe hacerse ese nombramiento

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • De la Torre en el Año Picasso. -

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, se ha mostrado contrario a que el expresidente de la Fundación Bancaria Unicaja Braulio Medel sea presidente emérito de Unicaja Banco, la quinta entidad financiera de España, tal y como acordó su consejo de administración en 2016.

El regidor asegura en su cuenta de Twitter que tal pretensión de Medel no debe prosperar y que, pese a desconocer si lo podía merecer cuando se decidió, cree que en la actualidad no debe hacerse ese nombramiento "después de haber maniobrado en la fusión a favor de Liberbank y en contra de la Unicaja de siempre".

De la Torre añade que el consejo de administración de Unicaja Banco tiene la oportunidad de demostrar al servicio de quien está.

Braulio Medel ha pedido ser presidente emérito de Unicaja Banco una vez que el pasado junio dimitió como presidente de la Fundación Unicaja tras una crisis en esta entidad en la que el Protectorado de Fundaciones Bancarias, dependiente del Ministerio de Asuntos Económicos, llegó a pedir un informe sobre él. Ese órgano pidió tal dictamen tras dudar de su idoneidad y honorabilidad comercial y profesional y de que ejerciera en beneficio exclusivo de los intereses de la Fundación Unicaja e hiciera una adecuada gestión de su participación en Unicaja Banco.

Cuando Medel renunció a la presidencia de Unicaja Banco en 2016, su consejo decidió por unanimidad designarle, por tiempo indefinido, presidente emérito del mismo -un cargo honorífico-; pero él prefirió dejar en suspenso con carácter temporal el ejercicio de esa presidencia emérita mientras fuera presidente de la fundación.

Tal presidencia emérita quedaría restablecida en el momento en que cesara como presidente de la Fundación Unicaja (principal accionista de Unicaja Banco), lo que al producirse el pasado 14 de junio hace desaparecer la razón de la suspensión temporal.

La presidencia emérita comprende funciones de representación institucional y asesoramiento al consejo sin participar en la gestión y sin percibir remuneración, pero dispondría de despacho y apoyo de secretariado, podría usar servicios de vehículo y conductor y tendría cobertura de gastos de viaje que le sean requeridos.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN