Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Martes 16/08/2022  

Málaga

Desahucian en Málaga a Josefa, de 67 años y “todo bondad”

Un vecino solidario le cede de momento una habitación hasta que encuentre un hogar definitivo de nuevo

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Acompañando a Josefa ante su desahucio.

Josefa, con 67 años, ya no está en la casa en la que vivía desde hace 14 años. Porque, a su pesar, ha sido la protagonista de un nuevo desahucio, al no poder hacer frente a los pagos por sus escasos ingresos.

Según ha relatado Paco Álvarez, de la Asociación Abanico Solidario,  Josefa ha dejado el que ha sido su hogar durante muchos años entre lágrimas, calmando el llanto de sus dos perros y de su gato, que habían sido encerrados en sendos transportines para ser llevados al Zoozanitario Municipal.

Es, según Álvarez otro desahucio sin corazón a cargo de un gran tenedor de viviendas, que llaga después de que la mujer, con apenas poco más de 400 euros de ingresos mensuales llevara ya más de un año sin  poder hacer frente a un alquiler que prácticamente se comería todos sus ingresos.

De la jornada vivida en Camino de San Rafael 8 este jueves Álvarez destaca lo bueno y lo malo: lo bueno, la solidaridad del vecindario, ya que asegura que ha salido mucha gente a la calle o a los balcones a acompañarla, entre lo peor, la intransigencia dice del propietario, que pese a ser los meses duros de verano, con lo que ello supone, no ha querido conceder a Josefa una moratoria de dos meses para resolver su situación; y eso, que la petición venía avalada por el propio Álvarez, el edil de UP Nico Sguiglia o la representante de Verdes Equo Andalucía Mar González. Entre lo bueno, que un vecino la ha acogido momentáneamente ofreciéndole espacio en su casa, también en Santa Julia, mientras que encuentra una habitación, y que otra señora del barrio ha rescatado al gato; entre lo malo, el abandono que dice que sufren los vecinos, según Álvarez, por parte del ayuntamiento, que asegura que solo le ofrecía la posibilidad de ir a una pensión pagando de su bolsillo 65 euros al día. Entre lo malo, también, que no se le ha permitido acogerse al escudo social o se le ha concedido una moratoria por vulnerabilidad motivos de salud.

Y todo ello, a pesar de cómo ha destacado Álvarez, Josefa es una mujer que rezuma bondad por los cuatro costados, bondad de corazón,  amabilidad y dulzura.

TE RECOMENDAMOS