Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Sábado 13/08/2022  
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Málaga

Un experto asegura que 500 muertes podrían evitarse en Málaga si tuviera más zonas verdes

Enrique Salvo (UMA) augura un futuro difícil, en el que será normal las sequías, lluvias torrenciales, olas de calor, incendios y más calimas

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Imagen de una zonza verde en Estepona.

El director de la Cátedra del Cambio Climático de la Universidad de Málaga, Enrique Salvo, ha asegurado este miércoles en un seminario que "si tuviéramos las zonas verdes que actualmente recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS), que se sitúa en nueve metros cuadrados por habitante, estaríamos evitando en torno a 500 muertes en Málaga por contaminación acústica y atmosférica".

Adecuar la planificación urbanística a la lucha contra el cambio climático es una de las soluciones "más eficientes de cara al futuro". Y es que además de las consecuencias devastadoras que tiene para el medioambiente, también afecta a nivel social generando un elevado número de muertes evitables.

En este sentido, el director del seminario ha vaticinado un futuro difícil, apoyándose además en la cantidad de fenómenos naturales que nos afectan hoy día y que según sus estimaciones van en ascenso progresivo. "Vamos a tener que acostumbrarnos a sequías, lluvias torrenciales, olas de calor con noches tropicales, incendios, vendavales y más calimas. Todo esto ya está ocurriendo y no es normal", ha resumido, refiriéndose al último episodio de calima vivido en Málaga en marzo.

Para aminorar estas secuelas, Salvo aboga por apostar por una planificación territorial ordenada y sostenible, poniendo a Marbella, la sede de realización de este curso, como paradigma de estrategias de mitigación y adaptación contra el cambio climático.

Además, ha comentado las líneas de trabajo que están desarrollando desde la Cátedra que lidera, que pasan por impulsar sistemas para capturar dióxido de carbono y en profundizar los estudios en bioclimatismos, con el objetivo de dar a las familias un decálogo para la adaptación climática de las viviendas que se traduzca en un consumo menor de energía.

TE RECOMENDAMOS