Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Miércoles 06/07/2022  

Málaga

Exclusiva

Un colegio de Málaga graba una película que estrenarán en las salas de cine

‘Mascarilla. Historias de un Cole Pandémico’ cuenta cómo la comunidad educativa ha afrontado y superado los momentos más difíciles de esta pandemia

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad Ai
Cargando el reproductor....
  • Es la segunda vez que el CEIP Rafael Alberti rueda una película con sus alumnos
  • Se estrenará el sábado en dos salas de cine el Centro Comercial El Ingenio
  • Han participado los casi 400 estudiantes, el profesorado, conserjes, monitores, limpiadoras y, también, algunos de los padres y madres

Hollywood debería echarse a temblar, porque desde Ciudad Jardín le dan mil vueltas, mínimo, en ilusión. El Colegio de Educación Infantil y Primaria Rafael Alberti se ha vuelto a embarcar en el ambicioso reto de hacer una película y estrenarla en el cine. Ya lo lograron con éxito en el año 2015 con ‘Meteoritos’. El trabajo fue “tremendo a nivel de grabación y edición, cada minuto de película son cuatro horas de trabajo fácilmente”, recuerda Fran Orts, jefe de estudios del centro educativo; es más, Orts juró que “nunca más”, pero al llegar la pandemia esas palabras se las llevó el viento y la historia se volvió a repetir con ‘Mascarilla. Historias de un Cole Pandémico’.

A lo largo de dos cursos de rodaje hemos contado lo que ha sido el día a día de un colegio en pandemia, pero dándole un matiz de humor

La idea le volvió a la cabeza a este profesor durante los meses de confinamiento y al regresar a las aulas, en el curso 2020-2021, lanzó la idea de hacer un documental para contar cómo fue dar clases online. Como en este colegio malagueño les va la marcha, la bola fue creciendo y terminaron haciendo una película de dos horas de duración.

En esos 120 minutos cuenta cómo ha sido la vida educativa desde el confinamiento hasta el día de hoy, cuando las mascarillas ya no son obligatorias. “A lo largo de dos cursos de rodaje hemos contado lo que ha sido el día a día de un colegio en pandemia, pero dándole un matiz de humor”, explica con una sonrisa en la cara Orts. Básicamente querían dejar un “testimonio” audiovisual, donde “se viese lo complicado que ha sido, pero sin dramatismos”. Desde las clases online, los estrictos protocolos de seguridad y las pequeñas cosas como “el no poder darle un trocito de bocadillo al compañero”.

Lo especial de este largometraje ha sido el equipo humano que lo ha formado. Los casi 400 estudiantes, el profesorado, conserjes, monitores, limpiadoras y, también, algunos de los padres y madres.

El rodaje ha sido una “autentica locura” por los casos positivos, “a lo mejor teníamos planificado ir el viernes a una clase a grabar y estaba la mitad de la clase confinada. Eso ha hecho que se alargue mucho el rodaje”, cuenta el jefe de estudios. Y el montaje otro quebradero de cabeza, han usado dos cámara y una grabadora, por lo que han tenido que “sincronizar las tres pistas, pero ha merecido la pena para tener un buen audio”.

Los alumnos, que no superan los 12 años, han sido actores y actrices, asistentes de continuidad y guionistas. “De hecho hay una parte muy disparatada en la que salen unos extraterrestres y hay unos viajes en el espacio, todo viene a que pusimos unas líneas en el patio del recreo para que no se mezclasen las clases y a ellos les fastidiaba mucho y de ahí sacaron la idea”, dice Orts haciendo un pequeño spoiler.  

Incluso la banda sonora del largometraje es propia. Un inmenso esfuerzo que han sacado adelante gracias al trabajo en equipo y, sobre todo, a las muchísimas risas. Por ejemplo, Mamen, limpiadora en el centro, bromea diciendo que ha sido una experiencia “un poquito fatigosa, aquí te obligan a hacer de todo esta gente”.

Carmen, una de las profesoras de infantil, también reconoce que ha sido “muy divertido”, para todo el equipo, pero también muy educativo para “no perder la espontaneidad y para desarrollar la creatividad”. Algo en lo que está de acuerdo Alejandra, madre de una de las alumnas, quien opina que hay “mucho aprendizaje para el futuro”; además de “motivar muchísimo a los niños, entusiasmarlos a ellos y a nosotros también”

Con el trabajo ya hecho, solo les queda esperar al sábado para ver la película proyectada en la gran pantalla. Se estrenará en dos salas de cine del Centro Comercial El Ingenio, que han logrado alquilar a un precio reducido y buscándose ellos mismos las habichuelas. Un momento que afrontan “con muchos nervios, muchas ganas e ilusión”, asegura Eva, profesora de infantil en nombre de todos.

La película está dividida en capítulos y unida por hilos conductores. Hay partes de ficción inspiradas en sus vivencias y otras grabadas como un documental. Al fin y al cabo, lo que quieren es dejar constancia de que a pesar de que se “hablara mucho de que los coles eran centros seguros, no lo eran, porque aquí nos mezclamos mucho, hay mucha gente en un espacio cerrado y esto era una bomba. Los profesores, los niños y la comunidad educativa hicimos que los coles fueran centros seguros”, sentencia el jefe de estudios.

 

TE RECOMENDAMOS