Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Martes 16/08/2022  

Málaga

Pacma alega motivos medioambientales contra la edificación de los terrenos de Repsol

El partido animalistas también alega a la Junta de Andalucía razones de salud y de movilidad en la zona

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Terrenos reclamados para el gran parque de Málaga.
  • Consideran que procedería una resolución denegatoria sobre la evaluación de impacto ambiental en relación al expediente

Siguen cayendo alegaciones contra la construción de torretas y un centro comercial en los antiguos terrenos de Repsol y a favor de realizar el gran proyecto de un bosque urbano en sus 177.00 hectáreas.

Así, el Partido Animalista PACMA ha presentado sus alegaciones sobre el expediente de autorización ambiental unificada sobre la propuesta de edificar promovida por la empresa Arqura Hoimes, Fondos de Activos Bancarios, que pretende construir un gran complejo residencial y de ocio sobre los terrenos de la antigua planta de almacenamiento de hidrocarburos.

La formación política alega motivos medioambientales, de salud y de movilidad para no desarrollar dicho plan y, en su lugar, optar por la propuesta de un gran espacio verde desarrollada por la Plataforma Bosque Urbano de Málaga, apoyada por más de 40 organizaciones entre las que se encuentran colegios profesionales, federaciones y asociaciones vecinales, de comerciantes y usuarios, entidades cívicas, organizaciones ecologistas y deportivas, sindicatos y formaciones políticas.

Pacma recuerda que pese a las peticiones vecinales, el Plan General de Ordenación Urbana ha abandonado la idea de la zona verde y en su lugar, contempla la construcción de cuatro rascacielos de hasta 33 plantas, 400 viviendas distribuidas en varios bloques y un gran centro comercial con una superficie de 40.000 metros cuadrados..

En cuanto a las alegaciones medioambientales, explica que los terrenos se encuentran en una zona con más de 200.000 habitantes que sufre uno de los índices más altos de la Unión Europea en cuanto a densidad poblacional, volumen de edificación y emisiones de CO2 y, además, de una ratio de zonas verdes que apenas supera los 2 metros cuadrados por persona, frente a lo que dice la Organización Mundial de la Salud, que recomienda, como mínimo, entre 10 y 15 metros cuadrados de zonas verdes por habitante para garantizar una óptima condición física y mental.

Además, sostienen que un bosque urbano, además, contribuiría a la "diversificación de los recursos turísticos" hacia la zona oeste de la ciudad, lo que "ayudaría a regenerar económicamente una zona, donde el pequeño y mediano comercio son preponderantes".

En cuento a las alegaciones por motivo de salud, aseguran que el uso industrial que se ha ejercido sobre la parcela durante décadas ha generado una importante presencia de hidrocarburos, tanto en el suelo como en los acuíferos de la zona, como "lo constatan" informes realizados, como el elaborado por la consultora Ramboll en 2018, que concluía que estas afecciones por contaminación comportan “riesgos inaceptables” para la salud.

PACMA insiste en que, por parte de la empresa promotora, entre los informes adjuntos al expediente, no se incluye el elaborado por el Departamento de Calidad de Suelos sobre la documentación relacionada con los terrenos de la antigua terminal de productos petrolíferos líquidos de Repsol, en Málaga, emitido por la Dirección General de Calidad Ambiental y Cambio Climático, de la Consejería de Agricultura de la Junta de Andalucía y que según la Plataforma Bosque Urbano Málaga "este informe indica a la empresa promotora que se considera necesario el traslado de la documentación a la Administración Hidráulica competente, solicitando la emisión de informe vinculante al respecto".

Del mismo modo, señalan que los estudios encargados por el Ayuntamiento de Málaga y por la empresa promotora determinan que tanto el suelo como el agua del freático, que se sitúa a pocos metros de profundidad, están afectados por contaminación de hidrocarburos y metales pesados.

Por último, también alertan de los problemas de movildiad, ya que desde el partido animalista consideran que el Ayuntamiento de Málaga "no ha aportado información sobre los avances ni plazos para la construcción de la conexión del Bulevar Adolfo Suárez con la MA-20 y en la finalización del bulevar sobre el soterramiento de las vías del tren", vial sobre el que se sustenta la llamada “nueva centralidad urbana” diseñada por el Consistorio, sin el que no se puede asegurar una correcta movilidad para la vecindad..

Esto implicaría que el proyecto de urbanización propuesto no contaría con un plan de movilidad real y viable, y estaría sustentado en suposiciones sobre una infraestructura de la que no se sabe si llegará a construirse, ni cuándo.

PAcma apunta que la puesta en marcha del proyecto de urbanización, en ausencia de un plan de movilidad real, sustentado por un proyecto de infraestructura viaria que se ajuste a la legalidad vigente "generará graves problemas de movilidad y tráfico en todo el entorno".

Por todo ello, la formación política animalista considera que procedería una resolución denegatoria sobre la evaluación de impacto ambiental en relación al expediente.

TE RECOMENDAMOS