Quantcast
El tiempo en: Andalucía
28/11/2021  

Málaga

Juzgan a una mujer por intentar matar a su marido y simular que llamaba a urgencias

La Audiencia de Málaga tiene previsto juzgar la próxima semana a una mujer para la que la Fiscalía pide 15 años y tres meses de prisión

Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Juicio.

La Audiencia de Málaga tiene previsto juzgar la próxima semana a una mujer para la que la Fiscalía pide 15 años y tres meses de prisión al acusarla de intentar asesinar a su marido, al que supuestamente hizo un corte en la muñeca y retrasó la llamada a urgencias, declarando luego que había sido un suicidio.

La acusación particular la acusa también de otro delito de violencia en el ámbito familiar y eleva la petición de pena por el delito de intento de asesinato hasta los 17 años de prisión. El juicio se ha fijado para este martes y miércoles, días 19 y 20, en la Sección Segunda.

Los hechos sucedieron en noviembre de 2019. La mujer estaba en el dormitorio del domicilio familiar en Rincón de la Victoria cuando, según el fiscal, comenzó a discutir con la víctima al haber reñido antes al hijo de ella, finalizando la pelea cuando la acusada supuestamente "golpeó por la espalda con un maletín" al hombre.

A consecuencia de esto, señala el escrito provisional de la acusación pública, al que ha tenido acceso Europa Press, el hombre se golpeó contra la mesita de noche y se quedó aturdido en el suelo. Se levantó y se fue a descansar a otra habitación, donde la mujer fue al rato "con la intención de acabar con su vida".

Así, el ministerio fiscal sostiene que la acusada entró varias veces en la habitación y cuando le encontró dormido, supuestamente, "de manera inmediata y sin posibilidad alguna de reaccionar le seccionó con un instrumento cortante la muñeca", por lo que el hombre comenzó a sangrar y a pedir una ambulancia.

La Fiscalía relata que la mujer le realizó un vendaje y "simuló llamar a una ambulancia" cuando su hijo mayor llegó a la habitación a ver qué había pasado, siendo la intención de la procesada, según la acusación, "retrasar la asistencia sanitaria" y que el hombre "se desangrara" al marcar otro número distinto al de emergencias.

Finalmente, el hijo le corrigió el número e incluso llamó, tras lo que llegó la ambulancia y agentes de la Guardia Civil, a quienes la mujer dijo que fue un intento de suicidio, lo que fue descartado al tomar declaración a la víctima. Cuando fue detenida y trasladada a dependencias policiales, tuvo que ser reducida al oponerse.

El hombre fue atendido primero en la casa y luego trasladado al hospital, ingresando en la UCI. Las lesiones sufridas le provocaron una parada cardiorespiratoria en el camino, lo que puso en peligro su vida. Fue dado de alta en diciembre y ha precisado tratamiento psicológico por estrés postraumático.

El fiscal acusa a la mujer por un delito de malos tratos en el ámbito familiar, por el que pide diez meses de prisión; otro de asesinato en grado de tentativa, por el que solicita 14 años de cárcel; y un tercero de resistencia a la autoridad, por el que pide la pena de cinco meses de prisión.

Además del alejamiento de la víctima durante 17 años, la acusación pública solicita que le indemnice con 26.190 euros por las lesiones físicas y con 10.911 euros por las secuelas; así como con 3.000 euros por el menoscabo moral sufrido.

La acusación particular, en nombre de la víctima, la acusa también de violencia en el ámbito familiar, al considerar que durante el matrimonio tuvo "un trato desfavorable" con su marido, y solicita por este delito dos años de cárcel. Además, eleva la petición de pena por la tentativa de asesinato hasta 17 años de prisión, al entender que fue un ataque "sorpresivo con clara anulación de las posibilidades de defensa". Pide una indemnización de unos 50.000 euros.

TE RECOMENDAMOS