Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Miércoles 08/12/2021  

Málaga

“Las ayudas de 3.000 euros no dan ni para pagar el alquiler de los negocios"

Javier Frutos, presidente de la Asociación de Hosteleros de Málaga, fue entrevistado en el programa de entrevistas ‘La Alcazaba’ de 7 TV

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai
  • Javier Frutos (D), presidente de Mahos, en ‘La Alcazaba’, de 7 TV.
  • Cree que las buenas cifras del puente del Pilar eran “necesarias para este sector tan castigado”
  • Aboga por acabar con los niveles sanitarios por los “perjuicios” en los negocios de hostelería
  • El descenso de la facturación en 2020 fue del 45% y este año llega hasta el 25%

Uno de los sectores más castigados, sin duda, por la pandemia derivada del coronavirus es el turismo y, claro está, la hostelería. Para hablar de los buenos datos que ha dejado el pasado puente del Pilar, las ayudas económicas a las empresas de hostelería y el futuro que le espera a Málaga en cuanto a este sector, estuvo Javier Frutos, presidente de Mahos, en el programa ‘La Alcazaba’, que se emite cada viernes a las 21:30 horas en 7 TV.

La luz al final del túnel

Como si de un largo y oscuro túnel se tratase, el coronavirus parece que está dando una tregua y ya se ve luz en la distancia. “La situación ha sido y sigue siendo dramática porque hablamos de empresas muy endeudadas. La línea que seguimos ahora se asemeja a la de 2019 y a la que estamos acostumbrados, pero queda una larga travesía. Vemos esa senda positiva, pero quedan años de recuperación”, reconoció el presidente de la patronal hostelera.

En cuanto a los buenos datos turísticos del puente del Pilar (82% de ocupación hotelera y un impacto económico de 67 millones de euros), afirmó que, “psicológicamente, era necesario para el sector tan castigado”.

En cifras, la pandemia dejó un 45% menos de facturación en 2020 y una bajada del 25% en este 2021. “Para la recuperación estamos alejados de ser empresas solventes, muy lejos. Ha habido picos y habrá restaurantes en los que se ha llegado a esos niveles anteriores y otros que no llegan”, afirmó Frutos en la entrevista. Otro cambio que nos ha dejado la situación que vivimos es la antelación como clientes. “Las reservas han subido mucho porque el público se ha acostumbrado a planificar, unido a que ahora se prefiere la terraza”, señaló.

Duro con las administraciones, la línea que ha mantenido la Asociación de Hosteleros de Málaga durante el año y medio de pandemia, reconoció que, a título personal, ha recibido ayudas del Ayuntamiento de Málaga y de la Junta de Andalucía, quitando el ERTE. “El resto de ayudas tendrían que haber llegado porque tenemos otros gastos. Todo a lo que hemos tenido que hacer frente en este tiempo no se puede afrontar con 3.000 euros. Hay que pagar alquileres, luz, agua, todo lo que está alrededor del negocio, sin ayudas. Los 3.000 euros no dan ni para pagar el alquiler”, expresó.

También se refirió a los niveles de alerta sanitaria, de los que dijo que crean “mucha inseguridad para los negocios”. Además, cree que se han convertido en la “justificación de que la Administración está haciendo algo, al igual que con la Cultura. Con la situación que tenemos no podemos estar con restricciones, quitarlas, ponerlas, etc. Hay que tener en cuenta que hasta hace una semana las normas eran de una manera en Málaga y de otra en Torremolinos, y están separadas por unos 15 kilómetros. Lo que decimos es que, si a día de hoy, los niveles están como están, se podrían eliminar las restricciones, que causan unos perjuicios brutales para la hostelería”.

El aprendizaje que ha dejado el covid

A pesar de los malos momentos, como las pérdidas personales, de compañeros, y también de negocios, “algo muy triste, muy duro. Compañeros que han tenido que cerrar su negocio después de muchos años. Es mucho tiempo invertido, esfuerzo que no le dedicas a tu familia y que la pandemia se haya llevado tu ilusión en la vida es lo más dramático”, dice Frutos, la pandemia sí ha dejado algo positivo: “La supervivencia y el adaptarte a todo. Hemos agudizado el ingenio en situaciones extremas”.

El sector hostelero, que según datos de Frutos, cuenta con 13.000 establecimientos en la provincia malagueña y en torno a 85.000 trabajadores, representa el 75% del tejido productivo en el turismo. Sobre los trabajadores, reconoció que echan “mucho” de menos el éxito de escuelas de formación como La Cónsula. “Así lo hemos expresado en varias reuniones con el Ayuntamiento, Diputación de Málaga y Junta de Andalucía. Es algo básico si queremos calidad. Se invierte mucho en la promoción del turismo, pero hay que hacerlo en la base”.

También expresó su deseo de que en la hostelería malagueña se aspire “a la calidad y no tanto a la cantidad, sobre todo por la sostenibilidad de la propia ciudad”, reconoció a Fernando del Valle.

 

TE RECOMENDAMOS