Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Lunes 25/10/2021

Málaga

Médicos exigen reforma profunda de Atención Primaria con más contrataciones y 30 pacientes

La continuidad asistencial, disminuir las cargas administrativas, cubrir vacantes y enfermeras para la ciudadanía, entre las peticiones

Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • Rueda de prensa de los facultativos.

El Colegio de Médicos de Málaga, el Sindicato Médico y la plataforma Basta Ya se han unido este miércoles para exigir a la Junta de Andalucía mejoras en los centros de salud y una "reforma profunda" de la Atención Primaria, reclamando más contrataciones de facultativos, mejores condiciones laborales y un límite de entre 25 y 30 pacientes diarios, entre otras peticiones.

La nueva situación epidemiológica actual, con la pandemia más controlada, es el momento "idóneo" para llevar a cabo una reestructuración de la Atención Primaria, una "oportunidad única para acometer los cambios que, desde hace más de dos décadas, necesita" esta asistencia, han precisado representantes de los tres colectivos.

La responsable de Atención Primaria del Colegio de Médicos, la doctora Silvia Rodríguez, ha señalado que los facultativos están "preocupados" porque "persisten carencias que ya existían" antes de la irrupción de la COVID-19, incidiendo en que los centros de salud malagueños "están sometidos a una fuerte presión asistencial".

Así, ha considerado necesaria una mejora de las contrataciones y de los recursos así como proporcionar unas condiciones laborales que eviten la fuga de profesionales y la cobertura en zonas de difícil acceso; y compatibilizar la consulta presencial con la telefónica "para poder ofrecer una mejor atención a los pacientes".

En este sentido, Rodríguez, al igual que los representantes del Sindicato Médico de Málaga y de la plataforma Basta Ya, los doctores José Becerra y Carmen González Uceda, respectivamente, ha señalado que la gestión de agendas debe ser "flexible para que permita la autonomía del profesional, con un límite de 25 o 30 pacientes al día y se asegure el mantenimiento de las citas presenciales a 10 minutos".

Además de tiempo suficiente en la jornada para que los médicos puedan realizar el resto de actividades, entre las que ha enumerado los avisos domiciliarios, seguimiento de programas, formación, reuniones de equipo, etcétera.

Una reclamación también es que se dote a los médicos de Atención Primaria de un mayor acceso a pruebas diagnósticas, disminuir las cargas administrativas y burocráticas y la coordinación entre niveles asistenciales (atención primaria y hospitalaria) que asegure la capacidad del diagnóstico temprano y, de ese modo, evite la derivación tardía del paciente al especialista de referencia.

"La organización funcional de los centros de salud debe basarse en el trabajo interdisciplinar del equipo. La atención de los problemas de salud son responsabilidad de todos", ha expuesto Rodríguez, añadiendo que el paciente debe tener una asistencia integral por parte de todos los profesionales de Primaria: personal de enfermería, trabajadores sociales, auxiliares, fisioterapeutas, administrativos, etcétera".

Los representantes de los tres colectivos médicos han abogado, igualmente, por campañas de concienciación e información dirigidas a la ciudadanía para realizar un correcto uso de la Atención Primaria: "Muchas de las dudas de los pacientes se pueden resolver de manera más rápida y eficaz con los profesionales anteriormente citados sin tener que pedir cita médica", han sostenido.

La doctora Rodríguez ha explicado, además, que la nueva situación epidemiológica ha permitido una nueva reorganización asistencial de los centros de Atención Primaria: "Para proteger a los más vulnerables es necesario seguir manteniendo medidas de distancia, uso de mascarilla y control de aforo, manteniendo los circuitos y medidas de seguridad relacionados con la prevención de exposición al coronavirus".

PRESENCIALIDAD

En relación con la presencialidad, ha insistido en que estas consultas in situ se han realizado "durante toda la pandemia, pero previamente se ha realizado un filtro telefónico para proteger tanto a pacientes como profesionales".

Becerra, del Sindicato Médico de Málaga, ha opinado que a la consulta deben llegar "sólo aquellos que deben hacerlo, con un tiempo adjudicado que sea suficiente, y en un tiempo de espera razonable al motivo de consulta".

"La consulta telefónica no es telemedicina y está sobredimensionada. Es útil para determinadas acciones (renovación de prescripciones, comunicación de resultados de pruebas complementarias, seguimiento de enfermedades ya diagnosticadas), y debe contar con la suficiente garantía legal como cualquier otro acto médico", ha opinado Becerra, quien ha lamentado el "desprestigio" de la Atención Primaria: "Lo único que conlleva es incrementar la acritud de la población hacia los profesionales que trabajan en ella".

A su juicio, los cupos siguen "sobredimensionados" y la atención a la pandemia "continuará durante bastante tiempo, lo que supone una carga asistencial añadida de diagnóstico, aislamiento, tratamiento y seguimiento de pacientes, además de que condiciona la organización de los centros". Por ello, ha considerado, al igual que sus compañeras, que las citas "con un tiempo insuficiente son un peligro ya que favorecerán las aglomeraciones en las salas de espera".

En este sentido, han insistido en que se contrate a todos los profesionales precisos "para dar respuesta a las necesidades asistenciales de los centros, evitando el exceso constante de carga de trabajo y que permita poder realizar todas las actividades que debe desarrollar un médico sin exigirle cumplir agendas imposibles".

Esto, ha continuado el representante del SMM, implica cubrir todas las plazas vacantes por jubilación, bajas largas, reducciones de jornada (hasta un 10% en pediatría) y dimensionar las plantillas según las características de la población a la que se va a atender, en especial en zonas necesitadas de transformación social.

"Para encontrar médicos hay que ofrecer mejores contratos (interinidades y eventuales de 1-3 años) y mejorar las retribuciones, mínimo igualarlas con las del médico hospitalario y con otras comunidades autónomas que contratan y pagan mejor", ha enfatizado Becerra.

González, en los mismos términos, ha exigido más presupuesto para la Atención Primaria, dimensionar la plantilla, lograr que vuelvan facultativos que se fueron y fidelizar a los que están en formación, aumento de las retribuciones, contrataciones de más duración y adaptación de las agendas son otras de las reclamaciones.

En este punto, ha defendido que se implante la continuidad asistencial en Primaria, el acceso a pruebas diagnósticas para reducir las listas de espera hospitalarias e implementar las competencias de la enfermería de Primaria: "Todo andaluz debe tener una enfermera referente en su centro de salud, los niños también. Y ello debe ser prioritario antes que poner enfermeras en los colegios".

En su opinión, la Atención Primaria tiene "un escaso reconocimiento social, sin presupuesto suficiente, con déficit de plantillas y de infraestructuras, con un acceso a pruebas diagnósticas mínimo y una organización de trabajo confusa".

Para la doctora González, en esta situación "hay una enorme responsabilidad política, en los que han gobernado antes, porque tuvieron la oportunidad de hacer la reforma y la hicieron a medias, en los últimos años incluso retrocedimos; y porque ahora se dedican a aumentar la crispación".

Pero también, ha añadido, "en quienes gobiernan ahora si no ponen con urgencia todo el esfuerzo posible y el dinero necesario para solucionarlo". "No les negamos el mérito de organizar la atención a la pandemia cuando el sistema sanitario no estaba preparado para ello, ninguno lo estaba; pero algunas decisiones políticas y de gestión que han tomado hasta ahora y otras que no han tomado, han hecho bastante daño a la Atención Primaria y a los profesionales".

TE RECOMENDAMOS