Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Martes 28/06/2022  

Málaga

Antonio Banderas: "Vamos a recuperar el espacio que nos robó la pandemia"

"A Chorus Line" el musical que codirige Antonio Banderas con Baayork Lee llega con fuerza a Madrid tras el parón al que se vio obligado por la covid-19

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • Un momento de los ensayos.

"A Chorus Line" el musical que codirige Antonio Banderas con Baayork Lee llega con fuerza a Madrid tras el parón al que se vio obligado por la covid-19. "Vamos a recuperar el espacio que nos robó la pandemia", ha asegurado el actor este jueves durante la presentación.
Toda la sociedad se va reincorporando a los escenarios y venimos a recuperar el espacio que se nos robó, que en nuestro caso fue mucho. Estamos de vuelta
"Toda la sociedad se va reincorporando a los escenarios y venimos a recuperar el espacio que se nos robó, que en nuestro caso fue mucho. Estamos de vuelta", ha dicho rotundo Antonio Banderas, que ha hecho referencia a que poco antes de que se declarara la pandemia había muchas posibilidades de que el espectáculo viajara a Broadway.

"Íbamos a hacer historia porque se iba a representar en español", pero no pudo ser. Pese a ello, ha desvelado que el Public Theather de Nueva York, "muy parecido en su concepción al teatro del Soho" será el que acoja dentro de un tiempo esta producción. Ha quedado descartado Broadway porque le obligaría a permanecer allí seis meses, lo que le impediría atender compromisos profesionales ya adquiridos.

Banderas que protagonizó en Málaga, en el Teatro del Soho CaixaBank, el musical dirigido por Michel Bennet en 1975 en Broadway, y que ha producido junto a John Breglio y el propio Soho, ha presentado en el Teatro Calderón de Madrid el espectáculo del que a partir del 8 de octubre se hará cargo otro malagueño, Manuel Bandera.

"La gente no me va a echar de menos, lo dejo en buenas manos", comenta, señalando a Manuel Bandera.

Desvela que ha tomado una decisión respecto a los proyectos que salgan del Teatro del Soho: "Si me quieres ver a mi, tienes que venir a Málaga. Este es el contrato que he firmado con el teatro y con mi ciudad", una manera de reseñar su firme compromiso con implementar las actividades culturales de la ciudad andaluza.

"Ya lo están haciendo otras personas, no estoy yo solo comprometido con este proyecto cultural con la intención de que Málaga no huela solo a `after sun´, aunque alguna vez -señala- podría romper esa dinámica".

Manuel Bandera recoge el testigo agradecido, "ahora le corresponde proteger el legado de un musical como este" -puntualiza Banderas-. "Estoy como en un sueño. No voy a tener forma de agradecérselo lo suficiente. Para los que fuimos bailarines este musical es un emblema porque habla de nosotros".

El actor confiesa que tiene la presión de "estar a la altura" de Antonio Banderas y Michel Bennet. "Si hace seis meses alguien me hubiera preguntado qué me gustaría hacer sin dudarlo hubiera dicho el personaje de Zach, el coreógrafo de 'A Chorus Line'".

El espectáculo es teatro dentro del teatro, una audición para una producción musical en la que se pone a prueba a los candidatos que van desgranando números musicales con pinceladas de su vida con una orquesta en directo -oculta para concentrar la mirada en el escenario- .

Una función que encierra secretos sobre el tiempo en el que vivimos en la que hay historias divertidas, pero también actuales como "el abuso de género, por la orientación sexual, por el barrio de origen... a pesar del tiempo transcurrido, es una historia viva", ha dicho Manuel, que compagina varios proyectos entre ellos los ensayos de un nuevo espectáculo "Company".

La coreógrafa y directora junto a Banderas, Baayork Lee, fue una de las bailarinas del elenco original y se muestra orgullosa del resultado en España.

"Son historias reconocibles y volverlas a ver tal y como se imaginaron me llena de satisfacción", ha señalado sobre este espectáculo que se mantuvo diecisiete años en escena y que continúa llenando teatros. "Nunca imaginamos que fuera a durar tanto".

La función arranca con el cien por cien del aforo, pero en el caso de que se volviera a reducir por posibles rebrotes de coronavirus, Banderas indica que "habría que aceptarlo. Pero tenemos esperanzas de que eso no ocurra y que la gente se siga vacunando. Somos luchadores, nos adaptaremos a lo que sea. No vamos a apagar la luz".

Antonio Banderas reconoce que el infarto que sufrió hace unos años le enseñó a "vivir de una manera más sana y eficiente y a decidir vivir de lo que me gusta hacer y esto es lo que me gusta, el teatro, volver a mis raíces".

A pesar de los riesgos que supone la producción de un musical, sus proyectos para el Teatro del Soho son ambiciosos y con ellos pretende invertir el camino.

"Nosotros podemos ser creadores, haciendo bien las cosas, quiero romper una muralla y estrenar nuevos espectáculos en Málaga, que después hagan el camino inverso y se estrenen en Broadway".

En unas semanas Banderas comenzará el rodaje de la próxima película de "Indiana Jones", "un regalo, en el que hago de bueno", dice entre sonrisas, "es un placer trabajar con Steven Spielberg, en esta ocasión como productor".

TE RECOMENDAMOS