HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 13:29 CET
Martes, 17/07/2018

La tribuna de Viva Sevilla

Sevilla, una interacción posible

El profesor Jorge Benavides hace una propuesta para mejorar las visitas turísticas a la Plaza de España.

Hace pocos meses saludé al alcalde en un supermercado. Le pregunté si podía enviarle algunas sugerencias. Me dio su mail y prometió responderme. No he tenido notificación de recibo de mi último mensaje. Seguramente sus secretarias están desbordadas por la cantidad de correspondencia que deben contestar. Es comprensible. Ojalá existiera un buzón institucional abierto al ciudadano para presentar, conocer y consultar los resultados de todas las sugerencias ciudadanas destinadas a mejorar el gobierno y la calidad de vida en la ciudad, sin la intermediación de los partidos políticos de oposición preocupados solamente por los votos y  sin necesidad de la prensa, no siempre disponible a compartir noticias que quizá considera de poca trascendencia.

Este tipo de buzones les permite a numerosas empresas privadas beneficiarse de las ideas y comportamientos de sus clientes, de los consumidores. En la era de la informática ¿por qué no lo disponen las empresas públicas para mejorar la calidad de la ciudadanía, estimular e implicar al vecino con el cuidado de su barrio y de su ciudad? Mi cuarta sugerencia tiene que ver con la Plaza España diseñada por Aníbal González,  según la prensa, el monumento más visitado en Sevilla.

Anualmente lo hacen más de más de un millón de personas. En efecto, desde las primeras horas del día, grupos de turistas orientales la visitan, la fotografían y luego van a otra ciudad. Es un indicador de grado de atracción de este monumento que seguramente admirado hasta en algunas películas y series. Desde hace varios años diariamente camino en el Parque de María Luisa para disfrutar de su belleza. Con más frecuencia de la imaginada los turistas y visitantes, en el borde del Parque (Casino, Pabellón de Portugal) preguntan cómo se llega a la Plaza España. No todos tienen web a su disposición Para quien es de Sevilla, la consulta sorprende pero, si la hace un europeo, oriental o hispanoamericano, no.

Es comprensible. La gentileza del sevillano es un inestimable recurso turístico inexistente en otras ciudades y países. Por eso he sugerido poner una señalización clara de acceso y llegada a dicha Plaza, no necesariamente en bandera; también podría ponerse en el suelo. El costo sería irrisorio. Por otra parte, diseñar el proyecto de un Centro de encuentro, recepción e información turística cómodo, no solamente funcional (eso es fácil) sino sobre todo, bonito, integrado en el bello parque  y acorde con la arquitectura existente. Desde luego, tomando en cuenta el clima e incorporando los últimos recursos informáticos: aplicaciones, pantallas de interacción, de consulta y de información estimulante. Incluso serviría para ahorrar papel. Bastaría reordenar el área que ahora ocupan los dos restaurantes y un incomprensible e incómodo aparcamiento en la entrada principal al que fuera recinto de la Exposición Iberoamericana de 1929. El espacio quedaría dignificado.

COMENTARIOS