Quantcast
El tiempo en: Andalucía
16/05/2021

La tribuna de Viva Sevilla

50 años de ingeniería industrial en Sevilla

La I+D+i llevada a cabo en la Escuela abarca un amplio abanico de campos, con aplicación a sectores estratégicos

En 2016 se celebró el 50º aniversario del inicio de las enseñanzas de Ingeniería Industrial y el 25º de las de Ingeniería de Telecomunicación en la Escuela Técnica superior de Ingeniería de Sevilla. Durante estos 50 años se han formado más de 10.000 ingenieros en nuestra Escuela, de los que aproximadamente 6.000 son industriales, que están ejerciendo con éxito la profesión en todo el mundo y que han contribuido en gran medida al desarrollo económico y la mejora de la calidad de vida de nuestro País.

Con el paso de los años se han creado nuevas titulaciones, como Ingeniería Aeronáutica o Ingeniería Química, primero, y otras varias, más tarde, entre las que destaca la Ingeniería de Caminos, Canales y Puertos. Actualmente se imparten 8 grados y 11 másteres sobre distintas áreas de la Ingeniería, incluidas las titulaciones antes mencionadas. En el curso 2016/17 hay matriculados 6.400 alumnos, de los que un tercio estudian las materias conducentes al título de Ingeniería Industrial.

Desde su creación, inicialmente como Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales, la actual Escuela Técnica Superior de Ingeniería (ETSI) ha ido incrementando su peso en el entorno productivo andaluz, tanto por la actividad de sus egresados, que participan en la actividad productiva desde muy diversos puestos, colaborando al desarrollo económico y social de nuestro país, como por las actividades de I+D+i desarrolladas desde el Centro.


La salida de entre 100 y 250 Ingenieros Industriales cada año al mercado laboral, de los que un número significativo se ha quedado en Sevilla ha ayudado a incrementar notablemente el desarrollo industrial de nuestra zona. Entre los Ingenieros Industriales egresados de nuestra Escuela se encuentran altos responsables de empresas multinacionales, excelentes técnicos y directivos de grandes y pequeñas empresas del entorno y numerosos empresarios, que han creado y desarrollado entidades que son motores del desarrollo industrial de Sevilla.

Entre éstas se incluyen ingenierías, fabricantes de bienes de equipo, compañías del sector de la informática y la electrónica o del sector de la alimentación, muchas de ellas exportando a todo el mundo. Todos ellos han contribuido en gran medida al aumento de nuestra capacidad tecnológica, a la generación de empleo de alto valor añadido y a la creación de riqueza en nuestro entorno.
Además, la Escuela y la Universidad llevan años apostando por la investigación y el desarrollo, hasta el punto de convertirse en uno de los focos más destacados de I+D+i en nuestra Comunidad Autónoma, y puede decirse que en el foco más destacado en investigación aplicada al desarrollo industrial.


En general, la I+D+i llevada a cabo en la Escuela abarca un amplio abanico de campos, con aplicación a sectores estratégicos para el desarrollo de nuestro país, como son el sector de las energías renovables, el transporte, el medioambiente, la industria aeronáutica, la fabricación o la biomedicina. Todo ello se realiza tanto a través de proyectos con financiación pública europea, nacional o autonómica como con financiación privada, en estrecha colaboración con el entorno productivo. Estos últimos proyectos son de enorme interés para el desarrollo de Sevilla, por ser el medio para la transferencia de los resultados de la investigación, y redundan en una mejora de la productividad de nuestro tejido productivo.


Una idea del volumen de investigación realizada en la ETSI la aportan algunos datos cuantitativos. Así, en el último año, la Escuela obtuvo un 50% aproximadamente de los fondos nacionales y un 30% de los fondos europeos concedidos para proyectos de I+D+i a la Universidad de Sevilla. En relación con la transferencia de conocimiento, la Escuela desarrolló proyectos por valor de algo más de 10 millones de euros, lo que supone aproximadamente el 70% de los fondos obtenidos por la Universidad de Sevilla por este concepto. Otros datos que muestran la actividad de I+D+i de la Escuela son las 55 patentes registradas y las 9 empresas de base tecnológica (Spinoffs) surgidas de la Escuela en estos últimos cinco años.

COMENTARIOS