HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 10:00 CET
Viernes, 20/07/2018

La tribuna de El Puerto

Romper con el pasado, una mala opción

Desmantelar los servicios del Centro Cívico por mucho que fuese del Gobierno anterior, no es jusfiticable ni inteligente en los tiempos que corren

Hay decisiones que no son del todo entendibles y mucho menos argumentables cuando se trata de quitar servicios, los mismos que han estado existiendo tiempo atrás.

Como la política todo lo politiza y todo lo convierte en inexplicable, lo cierto es que arrebatar estos, simplemente por haber sido ejecutados por el Gobierno anterior, deja muy a las claras que las actuaciones no van dirigidas a satisfacer y cumplir con los que se le prometen, sino más bien borrar sin más todo lo que huela a pasado.

Eliminar una subjefatura de Policía, cuando lo que desde los propios colectivos vecinales demandaban una seguridad más cercana, más de barrio, suprimirla, no responde con esa política cercana hacia ellos. Una teoría que nuevamente queda solapada por la palabra ante la ausencia de la acción.

De la misma manera, ahora también el Centro Cívico, el que acoge charlas, coloquios y demás cursos de dudoso interés general, es el que ve como también perderá la Oficina de Atención al Ciudadano. Políticas de difícil entendimiento y más cuando se dice abanderar un espectro político-social que finalmente ni responde a expectativas ni a una realidad más allá de una ideología dogmática.

Mejorar el pasado es lo idóneo y es lo recomendable para aprender a enriquecer el mañana, romperlo simplemente por haber sido confeccionado por otros es de poco inteligente y de política revanchista y sectaria.

COMENTARIOS