HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 10:00 CET
Martes, 18/09/2018

La tribuna de El Puerto

El empleo como mercancía electoral

Tenemos a la vista elecciones generales el 26 de junio y aunque los partidos hablaban de recortar días y gastos de campaña

Tenemos a la vista elecciones generales el 26 de junio y aunque los partidos hablaban de recortar días y gastos de campaña, lo cierto es que ya la mal denominada precampaña nos envuelve.

Me ha llamado la atención como los socialistas (los del PSOE) venden como un gran logro la noticia de la puesta en marcha de los programas Emple@joven y Emple@30+, cuyo objetivo es fomentar la inserción laboral de personas desempleadas mediante la realización de proyectos de cooperación social y comunitaria presentados por los ayuntamientos.

Un anuncio que ya proclamaron en las elecciones autonómicas de marzo del 2015 y en las generales del pasado diciembre. Y es que no hay que olvidar que estos programas de empleo quedaban recogidos en un Decreto-ley de 3 de marzo de 2015, de “medidas URGENTES para favorecer la inserción laboral, la estabilidad en el empleo, el retorno del talento y el fomento del trabajo autónomo”.

Es decir, que un asunto prioritario como es el empleo en Andalucía, y que el propio gobierno socialista de la Junta de Andalucía consideraba de aplicación inaplazable, acumula un retraso de 15 MESES y que aún tardará otros 5 meses en hacerse efectivo. Prácticamente DOS AÑOS perdidos en el territorio europeo con mayor tasa de desempleo.

Y, aún así, no duda el PSOE en utilizar la lacra del paro en el mercadeo electoral.
El ayuntamiento de El Puerto, como no podía ser de otra manera, ya ha solicitado acogerse a estos planes. Cuando, por el mes de noviembre, llegue el momento de las contrataciones, de las que se beneficiaran unas 300 personas, puede que nos encontremos con otro dilema.

El pacto de gobierno del tripartito (PSOE, IU, Levantemos-Podemos) establece con respecto a estos planes: “verificar criterios de acceso a esos puestos de trabajo: rentas, formación,...”. Los puntos suspensivos no los pongo yo, los pone el acuerdo de gobierno.

Y visto lo ocurrido en el aparcamiento municipal de la feria, donde determinadas personas, pertenecientes o cercanas a un concreto movimiento político, fueron empleadas, como ellas mismas han reconocido, “por supuestas instancias” de la concejala de Fomento, esos puntos suspensivos dan mucho para pensar y recelar.

Habrá que estar atentos y vigilar que las contrataciones se hacen con la misma limpieza que se hicieron en el 2014, aplicando a rajatabla los criterios ya señalados por la Junta de Andalucía en la normativa reguladora del proceso, evitando, de esta forma, el indigno mercadeo de trabajo por votos.

COMENTARIOS