HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 17:33 CET
Jueves, 12/09/2019

La Taberna de los Sabios

Ave a Granada, una buena noticia pero que potencia la ciudad-decorado

Publicado: 25/06/2019 ·
22:21
Actualizado: 25/06/2019 · 22:21

El AVE no trae ni la industria ni el desarrollo rodando sobre sus vías porque, al igual que sirve para traer personas, también facilita que otras se marchen

El solsticio de verano ilumina una buena noticia. Por fin, tras innumerables e inexplicables retrasos, el AVE llega hoy hasta Granada, con su estética de vanguardia, su velocidad de vértigo y su pasaje de esperanza. Felicitémonos, porque, a buen seguro, mejorará la calidad de vida de los granadinos, así como la de los muchos turistas que la visitan. Sin duda alguna, Granada queda más cerca del mundo y de los afanes del siglo, para lo bueno y lo malo, que barruntaría el descreído.

El fiel de la balanza se decanta claramente, a nuestro parecer, hacia el lado de lo positivo y de lo bueno. Para Granada y para el resto de Andalucía, sobre todo para Antequera – la Antikaria de los romanos en homenaje a aquellos remotos antiguos que erigieron sus formidables dólmenes – que ve reforzada su papel de centralidad andaluza, pues harán parada en su estación tanto el AVE para Granada como para Málaga.

Comodidad, rapidez, acercamiento. Podríamos seguir enumerando las ventajas y parabienes de esta importante y necesaria inversión, pero queremos también reseñar su principal riesgo, que es la de defraudar expectativas y enterrar esperanzas. En efecto, más allá de su coste, inversión, al fin y al cabo, la llegada del AVE siempre genera la ilusión del desarrollo. Pero, desgraciadamente, no necesariamente tiene que ocurrir así, como la experiencia nos demuestra. No, el AVE no trae ni la industria ni el desarrollo rodando sobre sus vías precisas y modernas porque, al igual que sirve para traer personas, también facilita el que las propias se marchen, como ocurre en algunas ciudades intermedias que ya visita con asiduidad.

A finales de los noventa, las distintas propuestas de las políticas de desarrollo presentaban siempre un común denominador, la de la necesaria inversión en infraestructura. Se asociaba las autovías con el desarrollo, la inversión y el empleo. No fue así, y hoy en día, modernas autovías atraviesan la España vacía o vaciada, que lo mismo viene a resultar. Ni el asfalto ni las vías ni las traviesas traen el pan debajo del brazo. Olvidaron que la inversión más rentable es la que se realiza en personas, en formación, educación, motivación y emprendimiento. “Salamanca no da lo que la naturaleza no presta”, advierte, irónicamente y en latín, una epigrafía a la entrada de la antigua universidad castellana. Pues eso, el AVE no dará lo que la inquietud de sus gentes, su buen hacer, su emprendimiento, sus instituciones, no presten. Nuestras ciudades intermedias, como Granada o Córdoba, bellísimas, corren el riesgo cierto de convertirse en ciudades-decorado, de hermoso caserío, pero de escaso trabajo, de las que los jóvenes tienen que emigrar. El AVE, no lo olvidemos, no invierte esa tendencia, sino que, al contrario, la acelera. El nuevo servicio, a buen seguro, aumentará el número de turistas, pero creará presión contra la industria y otras actividades económicas, como advertimos en otras ciudades. Granada tendrá que cuidar su vitalidad y diversidad económica para no pasar a depender en exclusiva del turismo, monocultivo pernicioso para la sociología de cualquier población. Y entre sus alternativas claras, la del desarrollo de su actividad universitaria, investigadora, emprendedora y formativa.

Celebremos la llegada del AVE a Granada y brindemos porque le aporte riqueza y porque no le reste jóvenes que se marchen a trabajar a la Babilonia de la gran ciudad que todo lo acapara.

 

COMENTARIOS

Autor en Andalucia Información

Manuel Pimentel

El autor del blog, Manuel Pimentel, es editor y escritor. Ex ministro de Trabajo y Asuntos Sociales

La Taberna de los Sabios

En tiempos de vértigo, los sabios de la taberna apuran su copa porque saben que pese a todo, merece la pena vivir

VISITAR BLOG
Publicado: 25/06/2019 ·
22:21
Actualizado: 25/06/2019 · 22:21
chevron_left
Al Ándalus y la genética de los andaluces
chevron_right
Las leyes inexorables de nuestra política y pactos