Matar a un guardia civil

Publicado: 24/05/2018 ·
No me hable de libertad de expresión, porque la libertad de expresión es otra cosa. Lo que usted hace es enaltecer el terrorismo...
A ver, señor Josep Miquel Arenas, Valtonyc para los íntimos, se lo voy a decir muy clarito: algunos héroes llevan capa o micrófono, pero usted no lo es. No se crea un héroe por vociferar en un concierto pidiendo que maten a un  Guardia Civil o tocarle las palmas a la banda asesina de ETA, mientras decide qué billete de avión escoge de los que sus fans le han facilitado para huir. Por cierto, los héroes no huyen. Ergo, usted no lo es.

No me hable de libertad de expresión, porque la libertad de expresión es otra cosa. Lo que usted hace es enaltecer (corra, corra a por el diccionario para consultar el palabro) el terrorismo, instigar a cometer un acto delictivo y deleznable.

No hay detrás de la petición de que pongan una bomba en el domicilio de un juez ninguna protesta social, ninguna reivindicación laboral, y le aseguro que no hay arte ni cultura (Válgame Dios). Lo de exponer sus heces ya lo hizo Piero Manzoni con su Merda d’artista (corra, corra otra vez pero ahora a Google), con la diferencia de que él quería criticar la voracidad del mercado del Arte, usted... no llega ni a tener la creatividad de hacer algo así.

Por eso, si quiere huir, huya. Aquí se quedan los valientes. Los héroes que se levantan cada mañana dispuestos a trabajar por su familia, por hacer un país mejor, por no caer en la trampa de la inactividad que da el activismo de postureo.

Si quiere acción, váyase a las playas gaditanas a ayudar a esos desgraciados que se cruzan el océano buscando algo mejor. Venga, siéntese y mire cómo ésos a los que usted quiere que maten hacen su trabajo. Mire sus caras. Detrás de esos uniformes verdes hay personas, con sus problemas, con sueldos de mierda (sí como la de Manzoni) que se enfrentan cada día a lo peor que tiene esta sociedad. Y lo hacen con vocación y fortaleza. Eso que usted no va a tener nunca, fíjese.

Márchese si quiere. Pero no nos venda la moto de que escapa de un país sin libertad, usted no se exilia, ¿eh? Usted es un delincuente que no tiene el valor de entrar en la cárcel, de asumir su responsabilidad.

Por cierto, yo ejerzo mi derecho a la libertad auditiva, y cuando quiero escuchar buen Rap, recurro a Nach, escúchelo usted también y aprenda, hijo, aprenda. 

Comentarios

© Copyright 2018 Andalucía Información