HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 19:13 CET
Lunes, 18/06/2018

La Gatera

Vuelve Adriano

Él lo probó con creces sucediendo a su tío Trajano y cuidando la deseada Pax Romana, tomando medidas para mayor bienestar de su pueblo...

En estos tiempos extraños, políticamente hablando, que estamos viviendo, es un bálsamo para el alma y sobre todo para los ojos que leen titulares de prensa, retomar la lectura de Memorias de Adriano, de Marguerite Yourcenar. Digo retomar porque hace muy poco que pasó por las manos de nuestro club de lectura del Ateneo y les aseguro que levantó pasiones. Decía el aljarafeño Adriano por la boca de Marguerite que “... lo esencial es que el hombre llegado al poder haya probado luego que merecía ejercerlo”. Él lo probó con creces sucediendo a su tío Trajano y cuidando la deseada Pax Romana, tomando medidas para mayor bienestar de su pueblo, incluyendo a los esclavos.

Les cuento todo esto porque leo con alegría que el Museo Arqueológico de Sevilla alberga una exposición fruto de la colaboración entre el museo sevillano, de titularidad estatal y gestión de la Junta de Andalucía, y las universidades Pablo de Olavide, de Sevilla y Carlos III, sobre el emperador. Una exposición que les aconsejo mucho que vean, y si pueden hacerlo, después de leer las Memorias de la Yourcenar. Y digo con alegría, porque ojalá esta exposición sirva para poner el foco de atención no sólo en el emperador, sino también en el espacio que la aloja. Con sus grietas y sus desperfectos. Así como en el espacio de Itálica en Santiponce, que debería ser Patrimonio de la Humanidad como indicó Juan Manuel Cortés Copete, co-comisario de la exposición.

Sabemos que hemos pasado tiempos económicamente difíciles, que aún no se han marchado. Y que las inversiones en Cultura dan poquísimos votos. Pero sí dan economía. Tenemos un patrimonio cultural tan extenso como valioso, que es el mejor reclamo para el turismo de calidad que necesitamos. Ese turismo que es el motor económico de Sevilla. Quitémonos el complejo de las inversiones del 92 y pidamos lo que nos merecemos, nos corresponde y nos es necesario. Una gestión hermana de la del emperador. Un Adriano 3.0 que vuelva a pisar la tierra sevillana y que inteligentemente como en su reinado intentaba dar a las provincias una mayor importancia política a la vez que las identificaba con el conjunto del estado. Qué bien nos vendría...

COMENTARIOS