Quantcast
El tiempo en: Andalucía
26/06/2022  

Jerez

La valiente lucha del pequeño Hugo para caminar

El niño jerezano de 11 años con síndrome de Trevor ya apoya su pierna derecha en plena rehabilitación tras someterse a su vigésima operación hace dos meses

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • Hugo durante la rehabilitación.

Dos meses después de su vigésima operación de rodilla, Hugo prosigue su lucha por caminar y desprenderse de la silla de ruedas que le ha acompañado en estos últimos años por los problemas de movilidad que le genera el síndrome de Trevor. Esta enfermedad rara que le diagnosticaron con casi dos años,  se caracteriza por el crecimiento asimétrico del cartílago y tumoraciones en las articulaciones para las que no hay tratamiento, pero afortunadamente sí se pueden extraer con cirugía. El problema es que suelen reproducirse con mucha agresividad. La última intervención -muy complicada- que le realizó  el doctor Trilla de Dios con otro especialista de Barcelona en el Hospital Recoletas de Valladolid se complementa casi desde los pocos días de salir del quirófano con una dolorosa rehabilitación que empieza a dar sus frutos, pues desde mediados de julio Hugo ya planta el pie izquierdo y también ha empezado con la fisioterapia.

“El médico está de vacaciones pero está muy pendiente, llamando constantemente para preguntar por su evolución. Todavía no tiene la pierna recta del todo, pero va andando (con la ayuda de muletas)”, señala su madre, Inés Martínez, a Información. Si todo va bien, esta madre coraje confía en que pronto puedan guardar la silla de ruedas. Al igual ha ocurrido con sus operaciones y sus pruebas médicas, que tienen un elevado coste y de las que la Seguridad Social nunca se ha hecho cargo, la madre de Hugo, separada y con otro hijo más que está criando en solitario, también tiene que correr con los gastos de la rehabilitación, los cuales está costeando gracias a la solidaridad ciudadana. Y es que tanto su tierra como otros puntos del país se han volcado desde que hace años se conociera el caso de este pequeño cuando su progenitora y su familia empezaron a hacer pestiños para recaudar fondos para operarle, dadoque el coste de cada una de estas intervenciones no baja de los 5.000 euros.

Solidaridad ciudadana

Afortunadamente, la campaña de recaudación de fondos para la causa “Todos somos Hugo” también deja atrás historias de la que también nos hemos hecho eco, como la de un jubilado que conoció el caso del pequeño en este medio y contactó con nosotros para donar 2.000 euros que tenía ahorrados para su última operación. Hace también un año un niño de 12 años, alevín del Sevilla y vecino de Jerez, donó sus ahorros de 1.000 euros para ayudar a su familia a pagar otra operación. 

TE RECOMENDAMOS