Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Miércoles 28/07/2021

Jerez

Ascenso 12 años después

Un logro conseguido tras una temporada marcada por el fallecimiento de su presidente, Pedro Garrido

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Celebración del ascenso en el Antonio Gallardo de Arcos.

Doce temporadas ha tenido que esperar el Jerez Industrial para conseguir un nuevo ascenso de categoría. Fue en la campaña 2008/2009 cuando logró ascender de Tercera a Segunda División B. A partir de ahí, descenso de nuevo a Tercera, un año en Regional Preferente y otros nueve en el pozo de la Primera Andaluza. Un pozo del que ha conseguido salir este año gracias a la victoria conseguida en la final del pasado sábado en Arcos frente al Balón de Cádiz, que fue la guinda a una gran temporada y una fase de ascenso inmejorable para un equipo que comenzó a las órdenes de Juanjo Durán y terminó con Javi Rivas al frente del banquillo.  

“Una vez que finalizó el encuentro fue un cúmulo de sensaciones”, decía el técnico, “por todo lo que había pasado con nuestro presidente, los compañeros, la familia, los amigos, todo lo que supuso el evento. Los aficionados respondieron increíblemente y nos quedamos satisfechos porque veíamos a tantísima gente disfrutando del momento que no éramos conscientes de lo que estaba sucediendo. Poco a poco uno va asimilando todo lo que ha supuesto esto”.

Al entrenador se le hacía un nudo en la garganta y se emocionaba porque lleva “varios años entrenando y he visto al Jerez Industrial ansiando este ascenso y se ha ido fraguando con mucha gente que ha pasado por aquí y que nosotros seamos los artífices me ha reconfortado bastante. He ascendido en otros clubes, pero cuando uno va cumpliendo años se va volviendo más sensible y que haya gente que lo pueda compartir conmigo ha sido muy bonito. Después todo lo que ha rodeado a Pedro ha sido muy emocionante. Cuando veo la imagen de Pedro y todo el mundo festejándolo fue espectacular. Llevo varios días digiriéndolo y la verdad que jamás he vivido momentos así. A tantísima gente que hemos hecho feliz. Un cúmulo de sensaciones que uno no puede asimilar todavía y me sigo emocionando”.

Manu Caballero, futbolista blanquiazul, también hacía hincapié en lo especial que ha sido el ascenso “después de lo que ha sucedido y lo que era Pedro para nosotros, que era muy cercano, humilde y responsable y que ayudaba en todo momento. La plantilla estaba más unida que nunca, era una familia y eso al final es lo que te lleva al éxito, que en este caso es un ascenso a División de Honor. Y ves a esos industrialistas y esa grada llena y verlos animando los 90 minutos es de agradecer. A título personal he subido varias veces, pero este sufrimiento que he tenido en un proyecto en el que llegué a través de Pedro, que apuesta por mí, y la realidad ahí está”.

Precisamente Caballero fue el autor del 1-2 que terminó siendo el gol del ascenso a División de Honor, tras el que tenía “una sensación de mucha alegría y mucha euforia. Yo con lo que me quedo es con una anécdota que tengo cuando murió Pedro y fuimos al tanatorio. Entregamos el ramo de flores y nos acercamos a su mujer y una de las cosas que me dice es que yo voy a conseguir el gol del ascenso. La euforia es esa, la alegría que le podía dar a esa familia, a sus hijos”.

Javi Rivas, señalaba que cuando le llamaron para coger al equipo pensó “que era broma de algún amigo”, pero que también había tenido “la fortuna de llegar hace tres meses y vivir todo con mucha intensidad. He echado muchísimas horas y que el trabajo se vea después reflejado tiene un doble de satisfacción sobre todo cuando eres el que lleva la nave y hay que poner orden. Satisface un montón ver que haces tan felices a los chavales y a tanta gente de Jerez que estaba deseando que el Industrial ascendiese”.

Eso sí, “después del partido he tenido que verlo otra vez”, decía el técnico. “Estaba tan metido que la gente no paró de animar y yo no era consciente porque estaba tan metido en el partido y lo que estaba sucediendo y en lo que tenía que trabajar y manejar y cuando me senté a ver el partido es cuando uno digiere lo que hizo el equipo. Me ha sorprendido más verlo tranquilo en casa que cuando estábamos jugando porque los nervios juegan una mala pasada y uno no es consciente de lo que había pasado. El equipo fue muy superior en casi 80 minutos y el balance es muy positivo. Para ser una final la propuesta que hicimos fue bastante acertada y más cuando al empezar el partido el Balón ya estaba ascendido con empate”.

Un ascenso que, para Caballero, es “un alivio porque el club llevaba muchísimos años intentándolo y no lo conseguía. El equipo como club y por afición necesitaba un puntito más. Creo que hay muchos industrialistas y que este sábado han estado y es un plus para el club económica e institucionalmente que esté en una categoría superior”.

“Este ascenso a División de Honor es el culmen de tantos años intentando ascender. Lo cierto es que cuando nos reunimos con gente del club están eufóricos porque ya se ha salido del pozo. En Primera Andaluza solo asciende uno y es un pozo, es muy difícil ascender”, añadía Javi Rivas.

Por Pedro Garrido

El ascenso del Jerez Industrial y, en definitiva, el tramo final de la temporada ha ido dedicado a Pedro Garrido, presidente industrialista fallecido en las últimas semanas. Una persona unida toda su vida al club de la copa y la venencia y que recibirá un gran homenaje a partir de la próxima temporada, pues el Estadio de La Juventud pasará a llamarse Estadio Pedro Garrido. Un ascenso con una mirada al cielo, donde, como decía Javi Rivas, “Pedro estaba asomado a un balcón viendo a su equipo”.  

COMENTARIOS