Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Martes 11/05/2021

Jerez

Máxima incertidumbre en el Xerez DFC

Si la RFAF quiere acabar el 9 de mayo, el Xerez DFC estaría casi obligado a jugar el domingo si no quiere disputar cinco partidos en once días

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
  • José Pérez Herrera, durante un entrenamiento esta temporada con el Xerez DFC.

El Xerez DFC se encuentra ante una gran incertidumbre en cuanto al desarrollo de la fase de ascenso se refiere. El equipo continúa confinado y este martes volverán a hacerse la prueba los futbolistas que dieron negativo. El miércoles será el turno de los que dieron positivo y el club está a la espera de conocer esos resultados para saber cuándo pueden volver al trabajo y, lo más importante, con cuantos futbolistas podrá hacerlo José Pérez Herrera.

Esa duda hace que el partido que tienen que jugar este próximo domingo se encuentre en el aire. Y si la RFAF continúa con la idea de acabar el nueve de mayo, prácticamente obliga a los azulinos a tener que jugar este partido con los efectivos que sea o de lo contrario tendrían que jugar cinco partidos en un período de once días.

El técnico, José Pérez Herrera, comenta que “eso nos pone en una tesitura complicada porque si pidiésemos el aplazamiento del siguiente partido nos harían jugar cinco partidos en diez u once días. Sería jugar cada 48 horas, algo que sería inasumible para un equipo que viene tras un brote de Covid, con un parón físico y que conllevaría un riesgo para la salud en todos los aspectos. Es algo que tenemos que tener en cuenta para que cuando salgan las pruebas estos días para valorar si llegar a ese partido frente el Puente Genil mermado de futbolistas o pedir ese aplazamiento, que comprimiría todo y sería una animalada a nivel físico”.

“He tenido contacto con jugadores y entrenadores de otros clubes que han pasado por esta experiencia para saber qué nos podemos encontrar y todos coinciden en que la vuelta requiere de unos días, sobre todo a nivel respiratorio. Es una preocupación que tenemos”, añadía.

El equipo está entrenando en casa a la espera de que los resultados den negativo y puedan volver a incorporarse al grupo poco a poco. Este trabajo es “un mínimo para que la gente no vuelva de cero. Hay que tener en cuenta que no todo el mundo puede trabajar de la misma manera porque entre los afectados los hay con diferentes síntomas. Hacer un entrenamiento global es complicado”.

Desde el equipo también están preocupados por el ritmo de competición, cortado en estos días ya que esta situación “nos cogió en un momento en el que nos sentíamos muy fuertes y estábamos muy altos a nivel anímico y la gente estaba muy enchufada. Eso nos preocupa pero la gente está con ganas de volver. Todo hace presagiar que el ritmo de competición se va a ver cortado pero vamos a intentar que se note lo menos posible y eso es algo que vamos a intentar y a poner de nuestra parte. Esperemos poder sacar el mayor número de partidos adelante. Ilusión no va a faltar”.

Asimismo, Pérez Herrera se muestra optimista ya que los jugadores “se muestran con muchas ganas de volver” y además poco a poco van desapareciendo los síntomas de los afectados. Ahora solo queda esperar los resultados de los nuevos test esta semana.

COMENTARIOS