Quantcast
El tiempo en: Andalucía
18/04/2021

Jerez

Fumadores al volante y el riesgo de sufrir más accidentes de tráfico

Así se desprende de un estudio sobre tabaquismo realizado por profesionales del Área de Jerez, Costa Noroeste y Sierra

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai
  • El estudio ha sido realizado por profesionales del Área Sanitaria de Jerez, Costa Noroeste y Sierra.

Profesionales tanto de atención primaria como hospitalaria del Área de Gestión Sanitaria de Jerez, Costa Noroeste y Sierra han realizado el estudio ‘Efecto del tabaquismo sobre la seguridad vial’ que concluye que las personas fumadoras tienen más riesgo de sufrir accidentes de circulación.  El trabajo, a cargo de Josefa Rojas, Julio César Rodríguez, Nilda Patricia de la Cruz, Álvaro Cabeza y José Gregorio Soto, ha sido publicado en la Revista Española de Prevención del Tabaquismo, la de mayor difusión en el mundo. Según recoge el estudio, los accidentes constituyen un importante problema de salud pública; son la primera causa de muerte en menores de 35 años y también de pérdida de años potenciales de vida y ocasionan un 40% de las minusvalías. Conducir con un cigarrillo en la mano puede suponer una actividad que afecta a la precaución y atención necesaria, ya que impide llevar las dos manos en el volante, el humo puede afectar a la visión e incluso la ceniza puede provocar una reacción o acto reflejo inadecuado. Por ejemplo, en los 4,1 segundos que se tarda en encender un cigarrillo, a 100 km/h, se recorren unos 113 metros en los que apenas se mira la carretera y que son más que suficientes para salirse de la vía o no percibir un imprevisto a tiempo. Además de estas distracciones, se ha descrito que la toxicidad directa del monóxido de carbono puede disminuir el nivel de vigilancia y atención.

Otro aspecto es el hecho de llevar la ventanilla abierta, que puede representar un añadido de inseguridad. Con estos antecedentes, la Unidad de Prevención, Promoción y Vigilancia de la Salud de atención primaria del Área y la Unidad de Neumología y Alergología del Hospital de Jerez ha entrevistado a 424 personas en dos centros de salud de su zona, conductores habituales, concluyendo que determina una mayor prevalencia de siniestros en personas fumadoras sin que exista un factor añadido patológico o consumo de fármacos que supongan una interferencia. Otro hallazgo es que la prevalencia de accidentes en la muestra de exfumadores se iguala a la de no fumadores, lo que parece reafirmar que el tabaquismo es un factor de riesgo para la siniestrabilidad vial y que se reduce cuando se deja de fumar; es por ello que, a juicio de una de las autoras, Josefa Rojas, “éste es otro motivo de peso para incidir en el abandono de tabaquismo”.

Rojas aboga por que los profesionales de atención primaria “consideremos el accidente de tráfico como una enfermedad evitable, y en nuestras historias clínicas debería recogerse la pregunta ‘¿conduce usted?”, con el objetivo de ofrecer consejo y educación sanitaria sobre conductas de riesgo (alcohol y drogas), el uso correcto de medicamentos, así como de los dispositivos de seguridad y valoración de los aspectos médicos que influyen de forma negativa en la conducción, entre ellos el tabaquismo.

COMENTARIOS