Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Lunes 10/05/2021

Jerez

La plantilla de Holcim en Jerez sale a la calle contra la "farsa" del ERE

Han protagonizado una marcha desde la fábrica hasta el centro de Jerez para reclamar la continuidad del empleo y dejar en evidencia el papel de la empresa

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Cargando el reproductor....

La plantilla de la fábrica de cemento de Holcim en Jerez no para de acumular argumentos en defensa de la continuidad de su actividad y del empleo en la misma. A ellos, este sábado ha sumado su tercera movilización, y la más importante hasta ahora: una marcha a pie desde la fábrica hasta el centro de Jerez y que ha culminado con la lectura de un manifiesto con el que han dejado en evidencia el papel que la empresa está jugando en la negociación abierta tras la presentación de un ERE que puede afectar a 59 de sus 80 trabajadores, toda vez que los planes de la compañía son comvertir la actual fábrica en un centro de molienda, sin necesidad de producir su propio clínker.

En este sentido, durante la manifestación, además de las consignas propìas en contra del cierre de la factoría, los representantes de los trabajadores han desgranado y recordado, paso por paso, los sacrificios realizados durante más de una década, los argumentos para desmontar la "farsa" del despido colectivo y hasta las maniobras de la empresa para desestabilizar la unión entre los propios trabajadores, ya que han denunciado la presencia de "infiltrados" entre la plantilla "para desmoralizar al personal".

La marcha partió pasadas las nueve de la mañana desde la fábrica, en las proximidades de Las Pachecas, con la participación de unas 150 personas, que pasaron por Los Albarizones y la carretera de Medina hasta llegar al Minotauro, donde enfilaron ya hasta la plaza del Arenal, lugar de encuentro con otro nutrido grupo de personas que se han sumado a las reivindicaciones, incluida la representación de partidos políticos de la ciudad, que ya se han posicionado del lado de la plantilla para apoyar la defensa de sus puestos de trabajo.

Los manifestantes han agradecido en primer lugar la colaboración de Policía Nacional, Policía local y Guardia Civil durante todo el recorrido, antes de pasar a justificar una marcha con la que no han pretendido sino hacerse más "visibles" y mostrarse como familias que están siendo "utilizadas por una multinacional como despojos para seguir con su maquinaria aniquiladora que comenzó tras la desaparicion de la burbuja". Así, han recordado que en 2007 "nos vendieron  que no podian mantener sueldos, que estaban en numeros rojos y para ello se nos congeló el salario a todo el grupo. En 2009 nos vendieron que necesitaban un plan de viabilidad para seguir adelante bajando drásticamente los derechos conseguidos durante años. Ya tenían una bajada de sueldos y un aumento de funciones, y en 2012 nos aumentaron la jornada 200 horas de forma gratuita". Un tiempo en el que, frente a todos esos sacrificios realizados por la plantilla, han conseguido unos resultados "que ni ellos mismos se esperaban", y que son en los que se basan para defender la continuidad de la fábrica.

"Ahora nos quieren decir que no se vende cemento, pero no se vende porque no queréis. Porque teneis otros negocios que os benefician más", mientras 300 familias se pueden ver en la calle como consecuencia de una decisión que no entienden justificada.

"Ya estamos hartos de que queráis cambiar vidas por dinero y por empezar de nuevo. Esta fábrica es muy rentable, con y sin cambios de normativa de co2. Nosotros sabemos de vuestras intenciones y vosotros no sabéis ni cómo se trabaja en una fábrica. Por eso solo sabéis hacer caja. Tenemos infinidad de argumentos y vosotros no tenéis ni las reuniones preparadas. Vacías de argumentos, sin personas especializas y con datos maquillados. Todo para enmascarar la farsa que queréis llevar a cabo", han expuesto en la lectura de su comunicado.

"Nosotros tenemos argumentos para estar dos meses convenciéndoos de que la fábrica debe seguir como está. Y vosotros también lo sabéis. Pero pretendéis hacer la jugada de Cemex cerrando y abriendo y seguir ganando a costa de un estado que os siga dando juego sucio y dividendo".

La plantilla ha cerrado la manifestación con aplausos frente al lema de "con nosotros no se juega" y el de "Holcim no se cierra". Es solo un capítulo más de una negociación aún en marcha, aunque sin visos de prosperar de forma favorable a los intereses de los trabajadores, y de unas protestas que también irán a más si la multinacional se mantiene en su posición actual.

COMENTARIOS