El tiempo en: Andalucía
Viernes 26/02/2021

Jerez

Perea admite que ya “se sabía que procesiones en la calle no iba a haber”

El Obispado se toma un tiempo para emitir un decreto que fije las pautas de cara a la celebración de la Semana Santa

Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Joaquín Perea, en una imagen de archivo.

El delegado diocesano de Hermandades y Cofradías, Joaquín Perea, entiende que la reunión que mantuvieron este miércoles los presidentes de los consejos andaluces con el Gobierno autonómico no ha aportado ninguna novedad sobre la próxima Semana Santa, dado que “ya se sabía que procesiones en la calle no iba a haber”.

Descartada ya esta posibilidad, desde el Obispado de Asidonia-Jerez se trabaja en la necesidad de fijar unas pautas que permitan regular las celebraciones propias de la Semana Santa en el conjunto de la diócesis, donde existen realidades diferentes.

En este sentido, Perea entiende que el decreto del administrador diocesano, Federico Mantaras, aguardará aún unos días porque es necesario analizar la realidad de cada municipio.

Sí existe intención de que se “refuercen” los actos de culto interno propios de la Semana Santa, siempre teniendo en cuenta las directrices que vayan marcando las autoridades sanitarias en cuanto a medidas de distanciamiento físico y aforos.

El delegado diocesano no oculta la complejidad que entraña que las hermandades celebren esos actos en las jornadas en la que deberían efectuar sus salidas procesionales como consecuencia precisamente de esos aforamientos.

De ahí precisamente que se haga necesario un trabajo previo que permita explorar las posibilidades que existan de compatibilizar la celebración de esos cultos con el cumplimiento de la normativa sanitaria.

Como ya adelantó este medio, el Consejo local de la Unión de Hermandades ha asumido ya la imposibilidad de organizar procesiones de cara a la Semana Santa atendiendo a los datos que la Junta de Andalucía puso sobre la mesa acerca de la previsible evolución de la pandemia para finales de marzo y principios de abril, que desaconsejan la convocatoria de actos de carácter multitudinario.

En el caso concreto de Jerez, el trabajo se va a centrar fundamentalmente en procurar la celebración de cultos en el interior de los templos.

 

COMENTARIOS