El tiempo en: Andalucía
Martes 24/11/2020

Jerez

El miedo, el mejor ‘aliado’ para que los mayores se vacunen contra la gripe

El SAS se ha marcado como objetivo una cobertura de entre el 70 y el 75% de la población mayor de 65 años, frente al 45% de 2019

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Cargando el reproductor....
  • Los profesionales sanitarios confían en que las mascarillas y la higiene de manos repercutan en una menor incidencia de la gripe este año

El 45% de los mayores de 65 años de la provincia se vacunó contra la gripe el pasado año, una cobertura que el Servicio Andaluz de Salud (SAS) espera superar en la actual campaña, siendo el porcentaje “ideal” y el objetivo, por lo tanto, llegar a entre un 70 y 75% de la población. Aún es pronto para hacer balance, pues la vacunación antigripal para este colectivo arrancó el día 14 y a partir del 1 de noviembre se incorporarán el resto de grupos de riesgo, pero desde los centros de salud notan ya más concienciación entre los usuarios. La de este año es una campaña con unas connotaciones muy especiales por la pandemia del coronavirus, por eso ha empezado un mes antes y no tiene fecha de cierre. “Ya toda la población sanitaria y de residencias y centros sociosanitarios –para ellos comenzó el 8 de octubre- están casi todos vacunados, y también estamos incidiendo mucho en el personal que es tan importante para la sociedad como bomberos, policías, farmacéuticos. Necesitamos que ese personal esté activo; no podemos permitirnos un número de altas bajas”.

Es una patología grave, por la que cada año ya que tenemos la vacuna, vamos a usarla. Podemos prevenir porque todos los años hay muertes por gripe"

Son declaraciones de Adela Alcalá, directora y médico de familia del centro de salud de La Granja de Jerez, que reconoce a este periódico que está notando “un pelín más concienciada” a la población mayor de 65 años que estos días acude a ponerse la vacuna. De hecho, se están encontrando con pacientes más reacios, que otros años no se han vacunado, y que sí lo están haciendo debido al Covid. Esta concienciación se traduce en una mayor demanda.

De hecho, el número de dosis con las que ha empezado, por ejemplo, el área sanitaria de Jerez-Costa Noroeste, con 41.419, frente a las 46.580 que se dispensaron el pasado año, puede hacer una ligera idea del stock de vacunas con las que trabaja el SAS para este año tan especial  para asegurarse que el mayor porcentaje de la población diana se inmunice. Para la Sierra ocurre lo mismo, el año pasado se dispensaron casi 17.000 dosis, y ya hay disponibles unas 16.400. “Hay un stock enorme”, afirma.

"Captaciones oportunistas"

La mayoría viene con su cita, y otros son frutos de las denominadas “captaciones oportunistas”, en las que los profesionales sanitarios están insistiendo más que nunca para garantizarse que los mayores y las personas más vulnerables y que tengan una especial susceptibilidad se vacunen. “Aprovechan cuando hay una cita presencial para decirles que ya se pueden vacunar, explicándole y parándose con ellos. Algunos acceden y otros no. Pero de esta manera les quitas de venir otra vez y de entrar en zonas de contagios”, detalla esta profesional, que insiste en que la labor de concienciación y de información con esta población es más necesaria que nunca, sobre todo por el miedo, en algunos casos transformado en psicosis, que muchos sienten a entrar en contacto con el centro de salud ante el temor a contagiarse.

“Hay pacientes con patologías clínicas importantes a los que tenemos que ver y que no quieren venir, quieren citas por teléfono, y hay que insistirles, y otros que te dicen que no se han puesto la vacuna y no les ha pasado nada, pero es que es muy importante que se la pongan”, explica, tras resaltar la importancia de que se inmunicen contra la gripe, y más cuando se trata de una patología con una sintomatología “muy parecida” al coronavirus.


“Es muy difícil saber si es una gripe o es coronavirus”, explica para enumerar estos síntomas comunes a ambos virus: fiebre, dolor muscular, cefalea, cansancio...con lo que resulta “difícil” hacer una distinción a priori cuando aparecen. De hecho, añade, el cansancio que le queda a los pacientes cuando la pasan, que puede durar hasta 15 días, también es compatible con el Covid-19. “Es que la gripe es una patología grave, el que la ha pasado sí se quiere vacunar, y es muy importante que lo hagan porque te crea una inmunidad de entre seis y 12 meses. Podemos prevenir porque todos los años hay muertes por gripe”, apostilla. Este año más que nunca “es un seguro de vida. Ya que la tenemos, vamos a usarla”, apostilla.  

Desgraciadamente, la  inmunidad no es extensible al coronavirus -cuya vacuna se espera como agua de mayo-, pero es importante que los colectivos de riesgo y los mayores estén protegidos si se diera un escenario de contagio, en el que lo primero que deberán hacer será guardar la calma y llamar al teléfono habilitado para los casos de sospecha de Covid. “Si presentan fiebre y un cuadro clínico compatible con el Covid, que llamen por teléfono por solidaridad con la población y serán atendidos y se les hará un seguimiento muy estrecho”, avisa.

De la misma forma que la sintomatología es casi idéntica, también lo son las vías de transmisión: gotas de Flügge originadas al hablar, toser o estornudar, tocar la boca, la nariz...que frenan las mascarillas obligatorias que la población lleva ya meses usando. Esta protección extra que nunca hasta este año era universal, sumada a una mayor  higiene de mano, sumada a una mayor  higiene de mano, con jabón en casa, y gel hidroalcohólico en la calle, así como la distancia de seguridad van a combatir a priori “focos de contagios importantísimos “deberían disminuir la incidencia de la gripe este año. Así al menos lo esperan los sanitarios. Es lo más positivo “dentro de lo malo”.

Espacios externos a los centros de salud para evitar colas y citas más separadas

Para evitar aglomeraciones, el SAS ha distanciado las citas entre sí entre cuatro y cinco minutos, se están fomentando las citas por la tarde, y se abrirán varios puestos de vacunación en cada centro además de espacios externos. Eso sí, hace un llamamiento expreso a que la gente no acuda antes de la cita, sino a su hora. Otra novedad este año es que además de embarazadas, enfermos crónicos y mayores de 65 años, la Junta incluye en la población diana a sus convivientes. El llamamiento es claro: "Que no tengan miedo de venir, está todo pensado y medido. Se está haciendo lo mejor para ellos", señala esta profesional sanitaria. 

 

COMENTARIOS