El tiempo en: Andalucía
Miércoles 02/12/2020

Jerez

La Unión de Hermandades no entiende que se siga negando el culto público

Lamenta que no se permitan estas prácticas cuando "los teatros y cines, los campos de fútbol y otras muchas actividades abren sus puertas"

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Dionisio Díaz, en el programa 'Luz de Pasión', de 7 TV Jerez.

El Consejo local de la Unión de Hermandades ha expresado su público malestar después de que el Ayuntamiento haya desautorizado la celebración de un rosario de la aurora que la Hermandad del Soberano Poder pretendía llevar a cabo este próximo domingo por las calles de la barriada de La Granja.

Este organismo no entiende “cómo aún no se pueden celebrar manifestaciones de fe en la calle con las medidas de seguridad pertinentes” mientras por el contrario se permiten “otras manifestaciones o actos de diferente índole”.

La Unión de Hermandades recuerda que el culto público “está recogido en los derechos constitucionales como uno de los garantes de la libertad y la igualdad entre los ciudadanos”, existiendo también “el derecho a la libertad de expresión y manifestación pública de personas e ideas o creencias”.

Así, “cuando los teatros y cines, los campos de fútbol y otras muchas actividades abren sus puertas”, el Consejo no entiende que se siga negando la celebración de actos de culto público.

Se recuerda al mismo tiempo que las hermandades, “conscientes y responsables con la realidad, han demostrado durante este tiempo su buen hacer, incluso antes de la legislación gubernamental por el Covid”, aplicando “un estricto control en las misas, donde se mantiene el distanciamiento social, mascarillas obligatorias, gel hidroalcohólico y todo cuanto emana de la legislación vigente”.

Por todo ello, se considera que existe la posibilidad de “poder realizar nuestras manifestaciones públicas de fe con normalidad y, sobre todo, con seguridad”.

En este sentido, se apela “a la buena voluntad de las administraciones públicas” para que las imágenes puedan estar en las calles “cuanto antes”.

La Unión de Hermandades expresa su “apoyo incondicional” a todas las cofradías y a la religiosidad popular en general, recordando que si bien “la caridad es uno” de sus fines, “la razón de existir” de estas corporaciones no es otra que la de celebrar actos de culto público.

 

COMENTARIOS