El tiempo en: Andalucía
Lunes 08/03/2021

Jerez

"Sabemos que hay que hacer las cosas de otra forma, pero que se nos permita"

La hermana mayor del Soberano Poder lamenta que en la llamada nueva normalidad no se hayan dictado pautas que hagan posible el culto público

Publicidad AiPublicidad Ai
Cargando el reproductor....

La hermana mayor de la Hermandad del Soberano Poder, Inmaculada Vadillo, ha lamentado que las administraciones públicas se hayan “olvidado” de las cofradías a la hora de dictar pautas que hagan posible el culto público, lo que entre otras cosas impide que la Virgen de las Mercedes recorra las calles de La Granja en rosario de la aurora este próximo domingo.

Vadillo es consciente de la necesidad de “hacer las cosas de otra manera” a la que venía siendo habitual, pero entiende que al menos ha llegado el momento de que se intente.

“Sabemos que tenemos que hacer las cosas de otra manera, porque todo ha cambiado, pero al menos que se nos permita intentarlo. Nos tienen que dar una oportunidad “, subrayó este martes en el programa ‘Luz de Pasión’, que se emite semanalmente en 7 TV Jerez.

La hermandad había adjuntado a su solicitud un protocolo que recogía las medidas que pensaban adoptarse en el rosario de la aurora cuya celebración ha sido denegada por el Ayuntamiento. Entre otras cosas, se contempla la presencia de seguridad privada en el acceso a la parroquia de La Granja, toma de temperatura a todos los asistentes, así como registro de sus datos personales.

A los participantes se exigía además el uso de mascarilla, hidrogeles y se garantizaba la distancia de seguridad en el cortejo. El número de portadores de la imagen se había reducido además al 50 por ciento.

Según Vadillo, el Ayuntamiento ha justificado su negativa en la imposibilidad de controlar la afluencia de público a un acto que iba a desarrollarse a las nueve de la mañana de este domingo en la barriada de La Granja.

“Ojalá viniera todo Jerez a ver a mi Virgen a las nueve de la mañana del domingo, pero eso no ocurre y estamos hablando además de un recorrido de un par de horas por avenidas amplias”, subrayó.  

Con todo, lo que más ha molestado a la Hermandad del Soberano Poder ha sido el “silencio administrativo” del Ayuntamiento en todo este proceso, ya que se pidió la autorización para celebrar este acto el pasado 24 de agosto y la respuesta llegó este martes y porque la propia Inmaculada Vadillo se encargó de insistir.

“Entiendo que no debería haber sido yo quien indagara, porque ya que hicimos una petición, lo mínimo era que nos hubieran contestado”, apostilló.

Vadillo –que trabaja “diez horas y media diarias con un EPI puesto” y es “muy consciente de lo que hay”- cree por último que al denegar este rosario público “se ha perdido una oportunidad” de comprobar si es factible la celebración de este tipo de actos.

“O le ponemos ganas, o esto nos come”, concluyó.

 

COMENTARIOS