El tiempo en: Andalucía
Jueves 26/11/2020

Jerez

“No barajamos una vuelta al tipo de confinamiento que conocimos”

Antonio Sanz, viceconsejero de Presidencia, reconoce que se podrían tomar medidas puntuales en zonas o ciudades con más incidencia del virus

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Cargando el reproductor....

Próximo ya a cubrir la mitad de su legislatura, el gobierno del “cambio” en Andalucía nunca pudo llegar a imaginar los escenarios a los que se ha tenido que ir enfrentando a lo largo de este año a causa de la pandemia. De hecho, ni siquiera se atreve a predecir lo que puede ocurrir en los próximos meses, de ahí que insista en este momento en dar a conocer las medidas impulsadas para hacer frente a cualquier tipo de nuevo “escenario”. En ello insiste a lo largo de esta entrevista Antonio Sanz, viceconsejero de la Presidencia, quien descarta un regreso al confinamiento en Andalucía similar al vivido durante el pasado estado de alarma, aunque no el hecho de que pueda aplicarse en determinados lugares y ante situaciones puntuales si es necesario. 

“Lo que hoy mide la situación no son los contagios, sino el número de ingresos. Hay unos 900 en Andalucía, lejos del pico de 2.700”

Se habla ya de restricciones en otras comunidades autónomas, ¿en qué escenario se mueve la el gobierno andaluz en estos momentos?

–La situación es compleja, pero gracias a dios, no estamos como en otros sitios. Creo que el gobierno andaluz ha acertado siempre en adelantarse y en anticiparse a cualquier tipo de situación. Ya se han tomado muchas medidas restrictivas, especialmente en torno al ocio, a la movida juvenil, en centros educativos, donde el inicio del curso se está desarrollando con normalidad. Es verdad que se ha incrementado el número de positivos, teniendo en cuenta que se hacen más test, pero lo que tenemos que medir más es la ocupación hospitalaria. Lo que hoy mide la situación de la pandemia son los ingresos y la clave es ver la capacidad que tenemos de cobertura. Durante el estado de alarma ya se hizo una previsión, con el plan 9.000 y 15.000 para no entrar en colapso sanitario, y salió bien. Ahora hemos impulsado el plan 3.000, que ya no es de positivos, sino de asistencia sanitaria, de ingresos hospitalarios. Estamos todavía lejos de esa cifra, estamos en torno a los 900 ingresos en Andalucía. No hay que olvidar asimismo que el máximo que alcanzamos en su momento fueron 2.700 ingresos y lo pudimos hacer sin mecanismos extraordinarios, por lo que hay un margen amplio hasta una cifra a la que no esperamos llegar, pero que si en todo caso se alcanza ya hay mecanismos para afrontar una situación extraordinaria en planta y en UCI.

¿Hay alguna clave que diferencie el tipo de ingresos actual con respecto al del peor momento del estado de alarma?

–La diferencia con respecto a entonces es que el tiempo de permanencia en UCI y en hospitalización era mucho más alto, sobre todo porque se trataba de muchas personas mayores, con otras patologías. Hoy la rotación es distinta, entran y salen de los hospitales de manera más rápida. La situación patológica de los contagios entre personas más jóvenes requiere de menos tiempo en UCI y de menos tiempo de asistencia.

Con los datos actuales, ¿descartan entonces tomar más restricciones?


–Tomamos decisiones todas las semanas. Lo analizamos todo, congresos, conciertos, el ocio... Hay un comité de alerta constituido, un comité técnico de salud y un comité de expertos para ir tomando decisiones en todo momento. Desde el punto de vista del confinamiento, lo que conocimos durante el estado de alarma, y advirtiendo que ningún responsable público va a descartar nada, en este momento no se baraja, salvo situaciones puntuales que hubiera que abordar. Hoy si se habla de confinamiento es en el ámbito de barrios, de una ciudad, una zona... no de situaciones ya vividas. Lo que hay que estar es preparados, y que el ciudadano tenga la confianza de que el sistema sanitario está preparado para abordar cualquier tipo de situación, incluso para los peores escenarios.

Entendemos que la provincia de Cádiz no es una de las que esté marcada en rojo en estos momentos...

–No. Hay días con evolución peor, pero no se encuentra entre las zonas peores. También es cierto que ahora hay que medir la evolución de la movilidad con motivo de la finalización del verano. Estos primeros quince días también eran clave para comprobar, con la fijación de la población, cómo evolucionaba la situación. Ahora hay que medir y confiamos en que todo evolucione favorablemente.  

Se ha referido a la planiicación de la atención en los hospitales, pero no en la atención primaria que es donde se están produciendo más críticas por parte de los profesionales sanitarios. ¿Van a llegar refuerzos?, porque dicen que están desbordados

–La atención primaria es fundamental para el desarrollo de los test y hacer frente al rastreo. Hay que pedir disculpas, sobre todo por quienes no han podido ser atendidos personalmente a causa de la labor que la atención primaria está teniendo que desarrollar frente al Covid. El ciudadano tiene toda la razón a la hora de quejarse por no ser atendido, pero el Gobierno andaluz ya ha puesto en marcha un plan de choque para atención primaria y telefónica, para que esa atención sea más rápida. Hay 145 actuaciones en marcha en la provincia y son 11 millones de euros los que estamos invirtiendo para mejorar las infraestructuras sanitarias para adaptar centros de salud a las necesidades de sectorización, para que la zona covid y la atención ordinaria tengan capacidades para no coincidir. Por eso pedimos disculpas, porque el ciudadano demanda una atención normalizada, pero la situación tiene complejidades y esperamos responder con este plan de choque.

¿Y eso se notará en el corto plazo?

–Por eso las obras y la incorporación de nuevos profesionales. Hemos hecho todo lo posible por incentivar a los sanitarios, darles nuestro apoyo, pero han sido seis meses muy duros, y además ha coincidido ahora con los turnos de vacaciones. Ahora terminan de reincorporarse y estoy convencido que con el plan de choque se va a notar una mejora.

¿Cree que estaba justificada la huelga en educación?

–Sinceramente creo que el momento que vivimos es para que todos arrimemos el hombro, y todos asumamos una responsabilidad muy grande. Los profesores la han asumido con un enorme esfuerzo. Hay que ayudar para contribuir a que todo salga bien, y los momentos de huelga tendrán que venir si las cosas no se hacen bien, pero hemos realizado 9.000 contrataciones de las que casi cuatro mil son para apoyo a Covid, para los enlaces sanitarios con los centros, y el 99% de los centros han iniciado el curso dentro de la normalidad o sin incidencias por covid. Las huelgas creo que están para otro momento, y con todo el respeto a quienes las convocan creo que ahora lo que necesitamos es arrimar el hombro. Está todo preparado para ofrecer garantías y la comunidad educativa ha hecho un gran esfuerzo para que el curso escolar pueda empezar.

A nivel económico, la previsión para Andalucía es de una caída del 15% del PIB y de un 30% de paro, ¿a la provincia de Cádiz en qué le va a beneficiar los 3.400 millones de euros que han anunciado de ese nuevo plan para hacer frente a la situación de crisis?

–No es solo este plan, sino que se llevan tomando muchas medidas. Hay una crisis sanitaria, social y económica, e intentamos adelantarnos a las tres y afrontar las tres. Vamos a plantear nuevas medidas para pymes y autónomos, para contratación, el bono turístico, y este nuevo plan es un esfuerzo inversor para obra pública, infraestructuras sanitarias, educativas, del agua y de colaboración público privada para inversiones que generen empleo. Además de tomar medidas para impedir el cierre de empresas, hacen falta también mecanismos para favorecer el incremento de la contratación y una de las vías es la obra pública y el fomento de la inversión. Los Presupuestos que estamos ultimando también darán marco económico con ayudas a las pymes y a las familias para que no se vean tan dañadas por la pandemia. 

En ese paquete de obra pública, además del tranvía, ¿qué viene para la provincia?

–Del tranvía, lo primero que hay que decir es que cuando llegamos nosotros había que devolver cien millones de euros o se perdería el proyecto. Ahora va a ser una realidad. Eso no se puede minusvalorar. Pero hay más inversión en obra pública, en transporte, comunicaciones y carretera, en infraestructuras sanitarias, y en los próximos días presentaremos todas las obras, entre ellas la Ciudad de la Justicia.

Le han criticado desde el PSOE que siga sin aparecer el nuevo hospital para Cádiz ni Valcárcel.

–Ellos están acostumbrados a que no aparezca el hospital porque ellos durante 15 años nunca lo incluyeron.

¿Y va a seguir sin aparecer?

–Lo que puedo decirle es que seguimos trabajando para hacer realidad todas las infraestructuras sanitarias necesarias. La apuesta del gobierno es garantizar la mejor prestación sanitaria y es un compromiso del PP con la ciudad de Cádiz.

¿Y Valcárcel?

–Hay cosas que si no aparecen es porque quedan trámites administrativos pendientes. Lo que no vamos a hacer es engañar a la gente. Pero además de este plan están los presupuestos, y la ITI, hay suficientes mecanismos para poner en marcha proyectos.  

 

La ITI se anunció para cambiar el modelo productivo de la provincia, ¿ se ha conseguido?

–Todo lo que es inversión genera actividad económica y favorece la creación de empleo. A veces se habla de infraestructuras de tipo cultural y se minusvaloran. Si hablas del Museo del Flamenco en Jerez no se da cuenta mucha gente que buena parte de lo mucho que representa Jerez, aparte del vino y otras actividades, el flamenco lo es. Todo lo que sea favorecer actividades culturales se minusvalora, y sin embargo genera mucho turismo y atractivos, así como empleo y economía. Lo que sí hemos conseguido es que de encontrarnos una ITI al 0,6% de ejecución se le ha dado un vuelco a la situación y vamos a conseguir que se invierta la cantidad prevista y garantizar la finalización de cada proyecto.

Nombra Jerez, un proyecto que sí sale, pero hay otros que no han salido, proyectos potentes. ¿Hay otra oportunidad con la ITI por la falta de tiempo para reenganchar el centro del motor o el paseo por el Guadalete?

–Le garantizo que no será por falta de voluntad. Pero para acometer una obra hay que tener realizados todos los trámites posibles, con capacidad de desarrollarse y tener las garantías de que se pueden ejecutar. En los dos proyectos que ha mencionado, el Ayuntamiento no había cumplido con los trámites para ejecutarlos. Si no son estos, serán otros, y seguiremos invirtiendo en Jerez.  

De cara a los presupuestos ya hay un compromiso de que los impuestos en Andalucía no van a subir, ¿eso está ya confirmado?

–Los ciudadanos pueden tener la tranquilidad de que los impuestos no van a subir.

Ustedes prometieron una bajada masiva.

–La hemos hecho, con la supresión del impuesto de sucesiones, y había previstas otras más, pero como entenderá en una situación como la actual y con la bajada de la economía que se prevé estamos haciendo un esfuerzo para que los presupuestos contemplen inversiones y actividad productiva. Eso es lo que nos piden los ciudadanos hoy en día, que generemos inversión y actividad y que mantengamos todas las prestaciones sociales. Todo no se puede cumplir a causa del año tan complejo y hay que priorizar. 

Sin embargo, en el primer semestre del año ha bajado un 25% la obra pública y un 50% la licitación de obra pública.

–Tenga en cuenta que durante buena parte del año no se ha podido hacer no porque el gobierno no quisiera licitar, sino porque no se podía por la paralización de la actividad. Una vez levantado el estado de alarma se ha vuelto a recuperar la licitación.

Como jerezano, ¿le ha dolido que la Junta no haya respaldado la candidatura de Jerez a la capital europea de la cultura?

–Las decisiones del Gobierno las comparto teniendo en cuenta que se adoptan en función del interés general. Luego uno puede tener su corazoncito, pero hay que trabajar en el interés general, y eso es lo que yo, como jerezano y gaditano, intento hacer a diario desde el gobierno andaluz.   

COMENTARIOS