Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Lunes 19/04/2021

Jerez

La Flampa traslada a la calle su inquietud ante el inicio del curso escolar

La federación de padres y madres de alumnos sigue advirtiendo de la necesidad de garantizar la seguridad de la comunidad educativa

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai

Una imagen del acto convocado por la Flampa.

Una imagen del acto convocado por la Flampa.

Una imagen del acto convocado por la Flampa.

Una imagen del acto convocado por la Flampa.

La Flampa trasladó este jueves a la calle su inquietud ante el inminente inicio del curso escolar, demandando garantías para que ese regreso a las aulas no implique un riesgo sanitario para la comunidad educativa. 

En esta primera acción en la calle se trató de poner de manifiesto la inviabilidad de que los escolares compartan un aula si se pretende mantener entre ellos una distancia mínima de seguridad de metro y medio. 

Para ello se dispusieron una serie de sillas sobre la plaza del Arenal, separándose a esa distancia de metro y medio para comprobar la superficie que tendrían que tener las aulas para cumplir este requisito básico. 

Recientemente, medio centenar de AMPA de la ciudad mostró su negativa a que los escolares iniciaran el curso de manera presencial si previamente no se atendían una serie de reivindicaciones. 

Tanto la Flampa como las Ampas firmantes reclamaban “instrucciones claras y concisas”, ya que entendían que “las que se han presentado hasta ahora eluden toda responsabilidad y descargan la organización y la toma de decisiones sobre los equipos directivos”.

Se defiende la “enseñanza presencial, pero siempre “en las condiciones de seguridad e higiene máximas” porque “es la única que garantiza una atención igualitaria para todo el alumnado”.


Al mismo tiempo se reclaman protocolos sanitarios “concretos y bien detallados” que reflejen “los distintos escenarios que pueden sucederse en el centro”.

También se pide “máxima coordinación con el centro de salud de referencia” mediante “la figura del sanitario Covid”.

De igual modo se exige una bajada de la ratio, dado que al estar las aulas “masificadas” se hace “imposible guardar la distancia de seguridad”.

La Flampa y las Ampas firmantes se oponen a la eliminación de líneas en la escuela pública, recordando que este curso se han suprimido 411.

Para ello es necesario un aumento de la plantilla docente, porque “es imposible afrontar el curso si no se incorporan más docentes y se cubren posibles bajas desde el minuto uno”.

Se da por hecho a este respecto que se producirán bajas de profesionales que pertenezcan a grupos de riesgo y se pregunta si esas sustituciones están ya previstas.

Se contempla la creación de la Comisión Específica Covid-19, integrada por la Comisión Permanente del Consejo Escolar, la representación del Ayuntamiento y una persona del centro de salud de referencia. Según la Flampa y las Ampas firmantes, “con esto queda más que demostrado la sobrecarga de trabajo, de burocracia y de responsabilidades” que van a recaer sobre estas personas, que además “no  son ni profesionales de la salud, ni epidemiólogos, ni expertos en seguridad e higiene”.

Por otra parte se advierte de que “es imposible” que los centros educativos se desinfecten un mínimo de dos veces al día porque el personal de limpieza “es insuficiente”, motivo por el cual se demanda “un aumento de los recursos humanos y materiales”.

La Flampa y las Ampas firmantes son partidarias de la flexibilización horaria para evitar aglomeraciones, pero advierten de que es complicado lograr ese objetivo si se tienen en cuenta el tamaño de los centros, la existencia de hermanos de distintas edades o los servicios complementarios.

Muestran en otro orden de cosas su rechazo a la “brecha digital” y recuerdan a este respecto que los recursos con los que cuentan los centros son “insuficientes” porque la inversión que se ha realizado en ellos ha sido “nula”.

Defienden también un seguimiento del alumnado del Plan SYGA (Solidaridad y Garantías alimentaria) y PRAI (Programa de Refuerzo de Alimentación infantil); garantías de seguridad en los servicios de comedor o aula matinal; y eliminación de barreras arquitectónicas.

Por último se exigen un aumento de recursos para el alumnado de NEAE, ya que existe sobreratio y a los centros se les hace difícil atenderlos sin una mayor inversión y se rechaza la externalización de servicios.

“Las Ampas y la Flampa queremos que nuestros hijos e hijas vuelvan a los centros con las máximas garantías de seguridad. Defendemos el trabajo y la implicación de los equipos directivos de cada centro, se les somete a una presión sin precedentes. Toda la comunidad educativa está padeciendo la ineptitud y la falta de responsabilidad de esta Consejería”, añadían estas organizaciones en su comunicado.

 

COMENTARIOS