Actualizado: 19:12 CET
Viernes, 25/09/2020

Jerez

La lluvia de millones de la ITI, a punto de quedar en agua de borrajas

En poco más de un año Jerez ha visto cómo la Junta deja fuera de los fondos de la UE dos de sus tres grandes proyectos: el Centro del Motor y el río Guadalete

  • La comisión provincial de participación de la ITI, este viernes.

En marzo de 2016 el entonces delegado de la Junta en Cádiz, Fernando López Gil, estimó que la ciudad de Jerez recibiría en apenas dos años inversiones por un importe aproximado de 20 millones de euros.

Todo ello al amparo de la Iniciativa Territorial Integrada (ITI), encargada de canalizar fondos procedentes de la Unión Europea (UE).

El objetivo no era otro que el de reactivar la economía de la ciudad y su área de influencia.

Poco después se empezaba a poner nombre y apellidos a los proyectos que debían contribuir a la consecución de ese propósito: el Centro Tecnológico de Innovación del Motor, el Museo del Flamenco de Andalucía, la recuperación y uso público de la ribera del Guadalete...

Han transcurrido ya más de cuatro años desde aquel anuncio inicial y la lluvia de millones que se prometió para Jerez está a punto de convertirse en agua de borrajas.

Dos de los grandes proyectos -el centro del motor y los senderos junto al Guadalete- ya se han caído de la relación de la ITI.

Queda únicamente el tercero -el museo del flamenco- que a estas alturas de la película acumula ya tantos retrasos como dudas.

Bucear en la hemeroteca de estos últimos permite constatar un hecho, que no es otro que el recelo que generaron siempre estas inversiones en todas las fuerzas políticas sin excepción.

La única diferencia es que PSOE, PP y Ciudadanos intercambiaron sus papeles coincidiendo con el cambio de gobierno que se produjo en la Junta de Andalucía.

Así, con Susana Díaz al mando eran los populares quienes cuestionaban la ejecución de estos proyectos y acusaban a la Administración autonómica de no actuar con la diligencia necesaria; y con Juanma Moreno en la presidencia son los socialistas quienes han asumido este rol.

El resto de fuerzas políticas no ocultó ese recelo ni antes ni después. En esta guerra de guerrillas que se ha venido librando a cuenta de los fondos de la ITI a quien de verdad se le ha puesto el partido cuesta arriba es a la ciudad de Jerez, a la que siguen sin llegar esas necesarias inversiones.

Ya en junio de 2017, desde Ganemos se lamentaba que no hubiera llegado de la Junta “ni un solo euro” con cargo a la ITI en año y medio, denunciando la “parsimonia” de la Administración autonómica y la “descoordinación” que a su juicio existía entre los gobiernos de Susana Díaz y Mamen Sánchez.

A finales de 2019 se produjo el cambio en el Ejecutivo andaluz. Apenas tres meses después ya se caía de la ITI el que se antojaba proyecto estrella de Jerez, que no era otro que el Centro Tecnológico de Innovación del Motor.

Desde la Junta se argumentaba que era imposible cumplir con los plazos previstos en los fondos europeos y que ni siquiera se le había remitido un proyecto, algo que negaba el Ayuntamiento.  

Aquello sentó tan mal al Gobierno local que casi de inmediato anunció que el Ayuntamiento asumiría el desarrollo del proyecto con o sin la ayuda de la Junta. La inversión se había estimado en unos 5 millones de euros.

A día de hoy, y a pesar de ese empuje inicial del Consistorio, no han trascendido ya nuevos avances al margen de la ITI y los terrenos que se habilitaron junto al circuito de velocidad -tras un complejo trámite administrativo- siguen baldíos.

Este pasado viernes llegaba el segundo varapalo para la ciudad, con la decisión de la Junta de dar de baja de la ITI el proyecto que debía acondicionar las riberas del Guadalete para su aprovechamiento lúdico y deportivo, que en el fondo a casi nadie pillaba por sorpresa.

De hecho, justo antes de la declaración del estado de alarma, el pasado 11 de marzo, Adelante Jerez ya había estado en la ribera del río denunciando ante los medios la ausencia de noticias sobre unas actuaciones que ya deberían haberse iniciado.

La inversión ascendía a 3,5 millones de euros. Al igual que ocurrió con el centro del motor, el Gobierno local ha mostrado su reticencia a tirar la toalla y dejar caer el proyecto.  

La última esperanza a la que se agarra Jerez para que los fondos de la ITI no pasen definitivamente de largo es la construcción del Museo del Flamenco de Andalucía en la plaza Belén.

Pero también en este caso han surgido muchas dudas en los últimos meses. No en vano, el pasado mes de septiembre la Junta anunció que licitaría las obras en el primer trimestre de 2020, algo que no ocurrió.

Recientemente, la consejera de Cultura y Patrimonio Histórico, Patricia del Pozo, dijo que el proyecto “sigue su rumbo”...

Habrá que ver si ese rumbo le lleva a buen puerto o si por el contrario toma el mismo camino que el centro del motor o la recuperación de los senderos del Guadalete. 

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
El Cluedo entre la Junta y Jerez
chevron_right
Adifi reclama mejoras en la accesibilidad al transporte público