Actualizado: 17:02 CET
Jueves, 13/08/2020

Jerez

La plantilla amenaza con una huelga en la recogida de basuras

El personal no está dispuesto a perder poder adquisitivo con el nuevo convenio y el Ayuntamiento insta a las partes a "no tensar la cuerda"

Cargando el reproductor....

El comité de empresa de UTE-Jerez, la concesionaria de los servicios de limpieza viaria y recogida de residuos, amenazó este miércoles con la posibilidad de convocar una huelga de carácter indefinido si en estas próximas semanas no se cierra la negociación de un convenio colectivo con el que al menos pretende garantizar la revisión de los salarios al IPC anual de los trabajadores, que llevan más de una década sin acogerse a ningún tipo de subida.

El presidente del comité, Juan Carlos Conesa, hizo balance del primer año de gestión de la nueva empresa, a la que acusó de estar incumpliendo algunas de las condiciones fijadas en el pliego de condiciones entre otras cosas en lo relativo al estado de los centros de trabajo.

También lamentó que durante el estado de alarma no facilitara al personal los equipos de protección (EPI) necesarios para hacer su trabajo.

Una de las cuestiones que denunció el comité afecta a los salarios que perciben las personas que sufren algún tipo de discapacidad, a los que se pretenden retirar unos pluses que implican una merma salarial de unos 350 euros mensuales. Lo mismo ocurre con el personal de nueva incorporación.

Conesa dejó claro que el comité “no va a consentir” estos recortes dado que el pliego de condiciones que rige la concesión obliga al cumplimiento del convenio colectivo que se encuentre en vigor.

El representante de los trabajadores explicó que la negociación del nuevo convenio se puso en marcha entre los meses de diciembre y enero, siendo tal el desencuentro entre las partes que el comité llegó a convocar una huelga indefinida que debía iniciarse el pasado 15 de marzo.


Sin embargo, la evolución de la crisis sanitaria y la declaración del estado de alarma motivaron que no se estimara oportuno seguir adelante con esa convocatoria.

Conesa advirtió de que el Ayuntamiento es consciente de la situación que están viviendo los trabajadores y le instó a “mover ficha” para evitar la convocatoria de esta nueva huelga, que en principio tomaría carta de naturaleza en octubre, una vez concluyan las vacaciones para todo el personal del servicio.

Llamamiento a las partes

El teniente de alcaldesa de Urbanismo, Infraestructuras y Medio Ambiente, José Antonio Díaz, pidió un ejercicio de “responsabilidad” tanto a los trabajadores como a la propia empresa.

“Tenemos que pedir a todas las partes que se pongan a negociar y que traten de llegar a un acuerdo, evitando tensar innecesariamente la cuerda ahora, con un servicio y un pliego nuevo”, defendió.

Díaz recordó que la negociación del convenio colectivo “se quedó paralizada con motivo de la crisis sanitaria” y que ahora lo que toca es “volver a retomar las negociaciones en el punto en el que se quedaron y tratar de llegar a un acuerdo”.

El Gobierno tiene “muy claro” que el pliego establece que “hay que cumplir con el convenio colectivo”, una cuestión que va a “defender” precisamente por este motivo.

“Ahora bien, en el marco de una negociación siempre hay margen de mejora y de entendimiento por el bien de la ciudadanía de Jerez”, concluyó el teniente de alcaldesa de Urbanismo, Infraestructuras y Medio Ambiente. 

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
La obra del sendero del Guadalete, nuevo frente entre Ayuntamiento y Junta
chevron_right
Chema el portero del ascenso del Xerez CD a Primera se retira