Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Viernes 25/06/2021

Jerez

El Ayuntamiento trabaja en el traslado de Comujesa a la parcela de Zahav

Proyecta un espacio multiservicios propio en el que ubicar las cocheras del transporte urbano o los vehículos del alumbrado público y las calas

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai

Una imagen actual de la parcela que se destinó a Zahav.

En la nave que llegó a construirse se almacenan cientos de contenedores.

El Ayuntamiento de Jerez proyecta la creación de un espacio multiservicios en la Ciudad del Transporte, más concretamente en la parcela en la que inicialmente se contempló el desarrollo de la planta de Zahav.

El objetivo es dotar a la empresa municipal Comujesa de unas modernas instalaciones adecuadas al peso que ha ido ganando en los últimos años tras la adscripción de servicios públicos tales como el transporte urbano, el mantenimiento del alumbrado público o las calas en la vía pública, entre otros.

El desarrollo del proyecto permitiría unificar en una misma sede a todos estos servicios, que actualmente se encuentran repartidos en solares y naves que no son de titularidad municipal, lo que obliga al Ayuntamiento a hacer un importante desembolso anual en concepto de arrendamientos.

Se estima que el gasto en estos alquileres ronda los 70.000 euros anuales, de ahí que la inversión que se plantea realizar en la parcela de la Ciudad del Transporte pueda ser amortizada a medio plazo.  

El primer paso de esta operación se ha dado recientemente en el seno de la Junta de Gobierno Local, que hace poco más de una semana aprobó la adscripción de la parcela a favor de Comujesa.

A partir de ahí se está trabajando ya en la elaboración del correspondiente informe que detalle las necesidades de la empresa municipal, las condiciones en las que se encuentra la parcela de la Ciudad del Transporte, las actuaciones que deberían acometerse en ella para atender este nuevo uso y el presupuesto que se requeriría para ejecutar el proyecto.


No se ha fijado un plazo concreto para culminar esta operación, pero la intención del Gobierno local es que este nuevo espacio multiservicios pueda ser una realidad lo antes posible dado que instalaciones como las cocheras del polígono industrial El Portal que sirve de base al transporte urbano se encuentran totalmente obsoletas y no reúnen las mejores condiciones ni para la prestación del servicio ni para los propios trabajadores.

No hay que olvidar a este respecto que más allá del espacio que se destina al estacionamiento de los autobuses, las instalaciones deben dotarse de taller, zona de pintura o lavado de vehículos, sin dejar de lado el espacio que se reserva para el propio personal que atiende este servicio estratégico.

Lo mismo ocurre con los servicios de alumbrado público y calas en la vía pública, si bien en este caso tanto el número de vehículos como el personal adscrito a ellos es inferior.

En todos los casos se aboga por una mejora sustancial de las condiciones de trabajo del personal, que gracias a esta iniciativa podrá disfrutar de unas modernas instalaciones adecuadas a sus necesidades laborales.

Desde el Gobierno local se subraya además la ubicación estratégica de esta parcela, que se encuentra en la Ciudad del Transporte y por tanto bien comunicada con el resto del municipio y con servicios adecuados a los fines que se han propuesto.

Eso sí, el Ayuntamiento es consciente de la necesidad de adecuar a las nuevas necesidades tanto la parcela como la nave que se construyó inicialmente para el fallido proyecto de Zahav.

Una década en el candelero

La parcela tiene una superficie de 40.000 metros cuadrados y fue cedida por la extinta Emusujesa a Zahav Auto en enero de 2010 en base a un contrato de arrendamiento con opción a compra que no llegó a ejercerse.

Además, en ese acuerdo se contempló la reserva de otros 80.000 metros cuadrados, a los que la empresa renunció apenas un año después.

La supuesta multinacional pretendía levantar una fábrica de ensamblaje de vehículos todoterreno, pero pronto empezó a dar muestras de que no iba a cumplir lo prometido ya que ni siquiera hizo frente a los compromisos adquiridos con las empresas que construyeron la única nave que a día de hoy sigue presidiendo la parcela, a las que generó importantes perjuicios económicos.

Tras reiterados incumplimientos de la empresa y varias concesiones de prórroga de la licencia de obra concedida a Zahav, la Junta de Gobierno Local declaró en noviembre de 2013 la caducidad tanto de la licencia como del contrato de arrendamiento, iniciándose a partir de un ahí un laborioso proceso para la recuperación de la titularidad de la parcela.

En marzo de 2016 el Ayuntamiento ganó finalmente el contencioso judicial a la empresa, a la que no quedó otra alternativa que avenirse a la demanda municipal en vista de la contundencia de los argumentos esgrimidos por la Administración local y admitir la devolución del resto de la superficie, que está en manos del Consistorio desde septiembre de 2016. 

Actualmente es un 'cementerio' de contenedores 

El suelo en el que se plantea este espacio municipal iba a destinarse inicialmente a la nueva fábrica de botellas.

Entonces apareció en escena el proyecto de Zahav y más tarde Zona Franca prometió reconvertir la parcela en un recinto fiscal.

Tras volver a manos municipales, el Gobierno local planteó un concurso público para que las empresas interesadas pudieran hacerse con la titularidad de la parcela. 

Desde hace unos meses, la parcela se está utilizando como 'cementerio' de contenedores, almacenándose en ellos los depósitos que se han retirado de la vía pública en el proceso de renovación comprometido por la concesionaria del servicio de limpieza y recogida de basuras UTE-Jerez. 

COMENTARIOS