El tiempo en: Andalucía
Sábado 05/12/2020

Jerez

“Andalucía es capaz de organizar grandes eventos pese al Covid 19”

Juan Marín subraya el mensaje que Andalucía lanza al mundo a través de la organización de dos pruebas del Mundial de Motos en Jerez

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
Cargando el reproductor....

Juan Marín regresa este domingo al Circuito de Jerez-Ángel Nieto para asistir a la celebración del Campeonato de España del Mundial de Motociclismo, patrocinado por la Consejería de Turismo, y al que proseguirá dentro de siete días en el mismo escenario el Campeonato de Andalucía con idénticos protagonistas. Será uno de los escasos privilegiados que podrá presenciar las carreras en directo, y después de superar el correspondiente test PCR exigido por la organización para poder acceder a las instalaciones. Pese a la ausencia de público considera que es una gran oportunidad para contribuir a la promoción de la imagen de Andalucía frente a una audiencia de 400 millones de telespectadores en todo el mundo.

“Aunque sea a puerta cerrada, el Mundial de Motos lo van a ver 400 millones de personas en el mundo”

 

¿Teme que los brotes provoquen un nuevo confinamiento que puede tener consecuencias terribles para el sector turístico?

–En este momento tan complicado es cierto que el turismo es uno de los sectores más damnificados por la pandemia. Había unas previsiones que afortunadamente se empiezan a cumplir, y creo que se empiezan a cumplir con cierto optimismo y con resultados esperanzadores. Pero la situación para los empresarios va a ser muy difícil, no solamente este verano, sino a lo largo de todo este año 2020, porque cuando una actividad productiva como el turismo, que aporta el 14% del empleo de nuestra comunidad autónoma, más del 13% del PIB, se para, echarla a andar resulta bastante complicado. Y ahí hay un esfuerzo común del sector y de la administración pública por intentar recuperar entre julio y octubre todo lo que sea posible y para eso estamos poniendo en marcha herramientas como un plan de choque por más de 300 millones de euros, con campañas de promoción a las que hemos destinado 22 millones de euros para difundir la promoción del turismo a nivel interno de Andalucía, nacional e internacional, bonos turísticos, estamos trabajando también en incentivos y liquidez para nuestras empresas, en el sello Andalucía Segura, que se ha convertido ya en un referente a nivel nacional y esperemos que pronto a nivel internacional para garantizar que todos los establecimientos cumplen con las medidas y protocolos establecidos por la OMS... Toda esa batería de herramientas para que el turismo siga en una línea ascendente. Los datos que se preveían era para julio una ocupación en torno al 30%. A día de hoy estamos en un 40% de media, eso significa que se está empezando a mover el turismo de forma importante, pero es evidente que este año habrá pérdidas, y para eso las administraciones tienen que arrimar el hombro.

No dudaron en apostar por eventos como el del Mundial de Motociclismo, teniendo en cuenta que no habrá público en las gradas y que el beneficio económico no será como en años anteriores.

–Es cierto, es un esfuerzo muy importante, aunque en este caso tengo que agradecer a Dorna también el interés por mantener esta prueba, el Campeonato de España, y por facilitarnos la oportunidad de que haya un segundo premio, el Gran Premio de Andalucía, en un año tan especial como éste. De las trece pruebas del campeonato, dos se celebrarán en Jerez. Pese a celebrarse a puerta cerrada, ha permitido que haya una ocupación hotelera en Jerez y la Bahía de casi el cien por cien. Pero hay algo más importante, y es el mensaje que se pretende lanzar, en este caso tanto desde Dorna como desde la Consejería de Turismo, y es que pese a esta situación tan difícil, que nos ha provocado una pandemia, en Andalucía seguimos siendo capaces de organizar eventos de alta competición, que dan imagen a nuestra comunidad, y que demuestran que Andalucía es un destino seguro para llevar a cabo este tipo de actuaciones, de inversiones, o de cualquier otro ámbito que puedan favorecer el crecimiento económico de Andalucía y contribuir a la buena imagen de Andalucía en el mundo. Algunos me decían que no tenía sentido si era a puerta cerrada, pero es que aunque sea a puerta cerrada lo van a ver más de 400 millones de personas en el mundo. Por eso creo que el esfuerzo merecía la pena. Espero que disfrutemos del evento aunque sea desde casa. Y va a ser una fiesta de la moto. Jerez es un punto de encuentro obligado para los amantes del motociclismo. Lo que sí pido a todos los aficionados a las motos que se encuentren en torno al Circuito, Jerez, la Bahía, que respetemos las normas que nos piden a todos: el uso de mascarillas, el distanciamiento social, no hacer cosas de las que nos arrepintamos, porque lo que está en juego no es solo quien gana el mundial, sino que todos ganemos en salud y podamos seguir disfrutando de esta nueva realidad que todavía nos queda un tiempo por vivir.

De hecho, en el Circuito habrá más de mil personas trabajando, y se va a seguir un escrupuloso protocolo de seguridad para mantener las restricciones

–Es más, yo que tengo que estar presente este domingo, he tenido que realizarme la prueba de PCR para poder acceder al Circuito. Hay que tener en cuenta que dentro del Circuito, solo en lo que se refiere a los equipos, mecánicos, seguridad, jueces de pista, personal sanitario... mueve más de 1.500 personas. Esto supone un esfuerzo importante, porque todos tenemos que cumplir con las medidas. Hay un protocolo muy riguroso para todo el personal que entra y sale del Circuito a diario. Lo que está en juego no es solo que alguien se contagie o contagie a alguien, sino la continuidad del propio Campeonato del Mundo. Dorna ha hecho un esfuerzo muy grande para que haya una seguridad absoluta. Creo que fue una medida acertada hacer el campeonato a puerta cerrada, porque eso garantizará que el público disfrute del espectáculo desde sus casas.

Vamos a echar de menos las carreras de caballos en Sanlúcar en un año muy especial, ¿qué vamos a perder los andaluces?

–Se pierde una buena oportunidad. La Sociedad de Carreras de Caballos nos planteó la posibilidad de seguir adelante con las mismas con el apoyo de la Junta y nos pusimos a su disposición. Creíamos, y yo personalmente creo, que se tendrían que celebrar. ¿En qué condiciones? Pues miren ustedes, el Mundial de Motos se celebra a puerta cerrada, pero el espectáculo está ahí. Y la 175 edición de las Carreras de Caballos, las más antiguas de Europa, que marca todos los años los veranos del sur, pues se pueden ver igualmente a través de televisión, incluso con aforo limitado. El alcalde de Sanlúcar ha tomado una decisión que todos tenemos que respetar, pero desde el principio, tanto nosotros como los informes de de Medio Ambiente, de demarcación de costas y de las fuerzas de seguridad, estábamos a disposición de su celebración. Yo hubiera sido partidario de celebrarlas aunque fuera sin público, pero no es mi competencia.

La apuesta por el mundo ecuestre se está haciendo evidente a través de la Real Escuela Andaluza del Arte Ecuestre. ¿Qué proyectos e iniciativas tienen previstas para fortalecer su atractivo turístico?

–Pretendemos poner en valor algo que ya de por sí es una seña de identidad, porque es uno de los buques enseña del turismo en Andalucía. Además representa a un sector que gira en torno a toda una cultura. Desde la Consejería de Turismo ya pusimos en marcha el año pasado el proyecto Andalucía deja huella, con el que pretendemos utilizar los senderos a caballo, las carreras de Sanlúcar, la Real Escuela... todo lo que hay en el ámbito de la equitación a nivel andaluz, para que se convierta en un reclamo turístico, además de rendir cultura a un bello animal como es el caballo. Eso se ha traducido en un notable esfuerzo por parte de la Real Escuela durante 2019 que ha dado como resultado un pequeño superávit, y ahora durante la pandemia quisimos que se siguiese manteniendo viva esa devoción por el caballo de pura raza y se nos ocurrió poner por streaming muchos de sus espectáculos. Eso ha supuesto más de 4,8 millones visualizaciones y más de 266 millones de impactos a nivel mundial en redes y medios. Estamos en un año positivo en ese aspecto. El día 3 se reabrió al público y todas las sesiones, dentro del aforo limitado, están al cien por cien. Espero que sigamos de esta forma y que otras herramientas, como la formación anual de alumnos y alumnas que aprenden de los extraordinarios jinetes de la escuela, queremos poner en valor esos jardines y el palacio. Estoy muy satisfecho y orgulloso del trabajo realizado y cómo se está recuperando el prestigio que siempre tuvo la Real Escuela y que queremos llevar a todo el mundo.

Ha recorrido las costas andaluzas para trasladar la imagen de playas seguras en toda nuestra comunidad, pero llega el tema de las mascarillas y no sé si teme que pueda menguar la llegada de visitantes...

–Soy de la opinión de que hay que aprender a convivir con la covid. La inmensa mayoría de los andaluces hemos aprendido que tenemos que empezar a convivir usando la mascarilla. Es cierto que se hace incómodo para ir a la playa y para salir a la calle, más aún con la calor de estos días. Seguro que todos preferimos ir a la playa y pasear con mascarillas, que tener que quedarnos en casa. Hay que decirle a los ciudadanos que el uso de la mascarilla también tiene sus matizaciones. Para el baño no hay que utilizarla, ni en la sombrilla ni en nuestro entorno. Pero si vamos a pasear por la playa o vamos al chiringuito nos la ponemos. Tenemos que aprender a vivir de esta forma hasta que no tengamos otra solución, y hay que pedir ese gesto de responsabilidad al ciudadano, porque un gesto tan simple como ponerse la mascarilla salva vidas y nos permite no volver a situaciones que vivimos hace unos meses, cuando no se veía a nadie por la calle, y parece que esas imágenes ya no están en el recuerdo. Hoy estamos en otra situación. Hay rebrotes y contagios, pero están controlados. Hemos aprendido a combatir el virus y a ser preventivos para aislar las situaciones, pero si fuéramos sin mascarillas estaríamos todos confinados, y ahora nos toca asumir este momento. Seguro que el año que viene cuando volvamos a la playa, puede que muchos ya ni se acordarán de esto.

Insisten en que no hay crisis gubernamental entre ustedes y el PP, pero ¿qué cambios en el gobierno debemos esperar los andaluces, después de lo trascendido esta semana?

–Debemos esperar una administración inteligente que se adapte a los nuevos tiempos. Un señor que tiene un bar ha tenido que adaptar su negocio, y de un aforo del cien por cien ha pasado al 50. Se ha adaptado a una realidad que es la que ha provocado la covid, y así todos, como con el caso de las mascarillas en la playa. Y ahora que estamos ante una nueva realidad es el momento de llevar a cabo algunos cambios que mejoren la eficacia en la prestación de los servicios públicos. A algunos les gustaría, y estarían locos de contento con que esto fuera una crisis, pero mire usted, somos una administración que pretende hacer bien su trabajo y adaptarse a esta nueva situación, porque sabemos lo que va a ocurrir en octubre y noviembre, y no vamos a esperar a que llegue ese momento. Va a haber mucha gente que va a perder su trabajo, que lo va a pasar mal desgraciadamente. Sabemos que va a haber una serie de exigencias en materia sanitaria, que va a empezar un curso escolar que exigirá muchas inversiones y decisiones que afecten a la educación. Sabemos que va a haber muchas empresas que no van a volver a abrir sus puertas, que los recursos de la administración y que los fondos europeos hay que adaptarlos a esta nueva realidad. Y todo eso requiere algunos reajustes. Eso no quiere decir que haya más o menos consejeros, o que este gobierno vaya a suponer más coste para los andaluces, que es lo que ocurría cuando gobernaba el PSOE. Lo que pretendemos es hacer reajustes y retoques que se harán a la mayor brevedad posible para que cuando llegue septiembre estemos preparados para saber dar respuesta a los problemas que se van a encontrar los ciudadanos. Es sencillamente eso. Los cambios son normales y hay que adaptarse a la situación y es de responsabilidad de este gobierno serio y cohesionado, pero no somos lo que había y hay que mejorar cada día. Al que no le guste allá él, quien vea una crisis, allá él. Lo que necesitamos es una administración acorde con el siglo XXI.

El PSOE aventura que un diputado de Vox podría entrar en el seno del gobierno andaluz, ¿es eso una posibilidad?

–El señor José Fiscal anda más despistado que Susana Díaz. Aún no se han dado cuenta de que éste es un gobierno de coalición, formado por PP y Cs, que tenemos apoyos parlamentarios para llevar adelante decretos. Y en este sentido, Vox se está comportando como un partido útil a los andaluces con una política más sensata que PSOE y Adelante Andalucía. Yo le pediría al PSOE que siguiera el ejemplo y fuese útil a los andaluces, que arrimara un poco el hombro y no se pierda tanto.

COMENTARIOS