Actualizado: 22:10 CET
Martes, 29/09/2020

Jerez

“Este verano las cosas van a ir mejor de lo previsto hace dos meses"

Ana Mestre, delegada del Gobierno de la Junta, advierte: "Ahora depende de nosotros; protegernos sin tener que estar confinados”

Cargando el reproductor....

Educación, sanidad y turismo forman parte del debate esencial con el que la provincia se adentra a partir de este lunes en la “nueva normalidad”. La delegada del Gobierno de la Junta en Cádiz, Ana Mestre, defiende la anticipación en la gestión de la crisis desde Andalucía y anticipa algunas de las medidas previstas para los próximos meses.

¿Los habitantes de la provincia en qué van a notar que estamos en una nueva realidad?

–En Andalucía se mantiene el nivel 2 de emergencia, y del gabinete de crisis se pasa al comité de operaciones. El Gobierno andaluz está trabajando para dar respuesta a las necesidades de todos los sectores, no solo ahora preparándonos para asumir toda la responsabilidad, sino que también trabajamos para plantear un paquete de medidas excepcionales, entre ellas un plan de 119 millones de euros para comprar material de protección individual.

¿Trabajan en la posibilidad de que se pueda producir un rebrote?

–Se ha creado un plan de vigilancia y prevención de brotes de covid, y estamos trabajando con los expertos para adelantarnos a la situación, como hemos venido demostrando, ya que Andalucía siempre se ha ido adelantando, no nos ha ido mal. Existe el temor, por eso pedimos responsabilidad al ciudadano. En las playas hay que relacionarse con mascarillas, con distancia e higiene para evitar contagios.

Se quejan las Flampas de que no hay directrices claras para la vuelta al cole, ¿cómo va a ser?


–No es una situación fácil de llevar y habrá que tomar medidas que tal vez no sean populares, pero tras esta pandemia solo nos queda ser responsables y poner todos los recursos disponibles para que la vuelta al cole se produzca con una cierta normalidad, pero lo primero, con seguridad, para el alumnado y para la comunidad educativa. El curso universitario queremos que una parte sea presencial y otra telemática, pero abogamos porque las horas presenciales sean más que las telemáticas.

Si lo aconsejable es reducir la ratio, ¿por qué en algunos casos han ido al cierre de líneas?

–Hay un problema de base, que es la falta de natalidad, pero en este caso la ratio está en 25. Hay aulas con menos y no pasa nada, y las que se han podido cerrar es porque son líneas de muy poco alumnado y se han podido redistribuir. 

En universidad, ¿choca la medida de dar clases presenciales y telemáticas con los recortes que denuncian los sindicatos?

–No tiene nada que ver porque además no es un recorte como tal. Hemos quedado con los rectores en la puesta de 126 millones de euros para reactivar el I+D+i, y eso viene a poner de relieve que el Gobierno andaluz entiende a las universidades como un pilar fundamental para seguir dinamizando la sociedad y la economía. Estamos haciendo un esfuerzo excepcional para dar respuesta a todos los sectores. Estamos atendiendo al sector de los autónomos que no ha atendido el Gobierno de España, a los agricultores, con planes y presupuestos para cada uno de ellos. Hemos sacado un plan de vigilancia de playas, un plan especial para el empleo... los recursos públicos no son infinitos y en estos momentos habrá cosas que seguirán como antes de marzo, pero habrá otras que tendrán que reordenarse.

¿Hay stock suficiente si se produce un rebrote en otoño?

–Acabamos de autorizar el gasto extraordinario de 119 millones de euros para material de protección personal para los sanitarios. Hemos hecho una previsión con un presupuesto bastante elevado para hacer frente a las previsiones de cara a proteger los profesionales y de cara a un rebrote. La merma de material ya saben cómo se gestó esto a través del mando único. Tampoco se nos permitía acceder al mercado y dependíamos de lo que nos mandaban, hasta que se dieron cuenta de las complicaciones y nos permitieron acudir a un mercado que ya entonces era muy complicado. En este momento hay normalidad de material, no sobra, pero estamos capacitados para dar respuesta a los profesionales y a quien acude a los hospitales.

De cara al otoño se puede sumar la gripe con el covid, ¿cómo se está planificando?

–Ya se está trabajando en ello. Creo que hemos podido demostrar que los criterios epidemiológicos funcionan porque son los que han funcionado en Andalucía para poder gestionar todos los contagios. Pese a ser la comunidad con mayor número de habitantes, hemos sido la comunidad con menos afectados sanitarios y con incidencia de la epidemia muy por debajo de otras comunidades con mucha menos población que Andalucía. Lo que quiero decir es que tenemos que confiar en los profesionales que ponen en marcha las medidas y aconsejan. Nosotros nos fiamos de sus criterios y ponemos en marcha lo que nos recomiendan. En otoño, los profesionales tienen los criterios para discernir una cosa de la otra. Que va a ser difícil, claro, porque la sintomatología puede confundir, pero conociendo un poco más el virus, teniendo recursos, y conociendo la gripe, podremos evaluar y diagnosticar de manera precoz ciertos casos para poner a cada uno su tratamiento

¿Qué previsiones tienen de cuánto se podrá notar el impacto de la crisis este verano?

–Las previsiones apuntan a que las cosas van a ir mejor de lo que se presuponía en plena pandemia. El Gobierno andaluz se ha adelantado facilitando la contratación de vigilantes para las playas, que en la provincia de Cádiz son 680,y eso genera confianza y seguridad. Es un buen mensaje que se traslada a los visitantes. Los chiringuitos han podido abrir con mejores condiciones, las terrazas también. La economía se empieza a reactivar con una cierta naturalidad que no pensábamos hace dos meses y medio. Es difícil pero están haciendo un gran esfuerzo los empresarios para reabrir sus negocios y ofrecer el mejor servicio. Pero hay mucha gente que se ha quedado en el camino y hay que luchar para que puedan volver a incorporarse.

¿Qué mensaje hay que trasladar para los que piden celebrar verbenas, conciertos...?

–Yo pido cautela, prudencia. Hay que seguir contemplando la distancia social, la mascarilla, la higiene... Eso depende de cada uno, hay que tomar conciencia. Hemos vivido meses muy duros, pero ahora depende de nosotros, el protegernos sin estar confinados, pero con precauciones suficientes sin hacer locuras, de manera que la normalidad pueda llegar más pronto que tarde.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Los abogados reclaman ya el libre acceso a los juzgados
chevron_right
Los play off con público es una opción no descartable