Actualizado: 17:10 CET
Jueves, 24/09/2020
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Jerez

El tráfico cae en Jerez un 76% desde el inicio del estado de alarma

Este descenso, según apunta el Ayuntamiento, ha generado un ahorro de 13.000 toneladas de CO2

  • La Plaza Esteve durante el confinamiento.

La cuarentena provocada por el estado de alarma está suponiendo un considerable descenso de los niveles de contaminación en Jerez, debido, entre otras causas, a la disminución de la movilidad de vehículos registrada -que es una de las principales fuentes de emisiones-, tanto privados como transporte público-, que se ha cifrado en una reducción media de un 76% en las 11 semanas trascurridas desde el inicio de la alarma, lo que se traduce en una disminución de unas 13.000 toneladas de CO2 que han dejado de emitirse al medio ambiente.

Coincidiendo con el Día Mundial del Medio Ambiente, el Gobierno municipal ha subrayado que estos “datos reflejan la otra cara de la pandemia”, en relación a sus efectos positivos sobre la reducción de la contaminación en las ciudades y el cambio climático, “una mejora que sabemos que es temporal por las circunstancias actuales, pero que nos anima a seguir trabajando en estrategias de calidad ambiental, siempre en el marco de la Agenda 2030 con la que nos sentimos muy alineados, para conseguir efectos duraderos con medidas efectivas que incidan en la reducción de agentes contaminantes”. 

Otro dato a tener en cuenta es que el confinamiento ha supuesto un menor consumo de electricidad en dependencias municipales, de tal manera que, entre los meses de marzo y abril, el gasto económico se ha reducido en unos 45.000 euros, lo que se ha traducido en un ahorro energético de cerca de un millón de Kilovatios hora.

Todos estos datos, tal y como apuntan desde el Gobierno, invitan “a una amplia reflexión y a tomar parte en el debate que se está generando en muchas ciudades del mundo sobre la conveniencia de adoptar nuevas fórmulas de habitar el planeta, y la responsabilidad que todos tenemos en el cuidado de nuestro entorno, del clima y el medio ambiente”.

Acciones del Gobierno en el marco de la Agenda 2030

Desde el Gobierno se recuerda que “venimos trabajando desde el primer día en el desarrollo de un modelo de ciudad más compacta, limpia y sostenible, iniciando una línea de trabajo que está teniendo un impacto muy positivo en la práctica totalidad de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030, con prácticas y medidas para avanzar hacia esa transformación que todos deseamos y que los ciudadanos nos demandan, y más ahora que nos enfrentamos a nuevos retos en esta etapa de transición tras la pandemia.”


En este sentido, se hace alusión “a los distintos proyectos realizados dentro de nuestro Plan de Movilidad el Centro Histórico, como fue el caso de la peatonalización de Las Angustias, o actuaciones en marcha de diseño de plataforma única, al objeto de convertir este ámbito en un espacio más accesible y con mayor protagonismo del peatón”.

Ya en la redacción de este Plan, que se presentó en 2017, el Gobierno apuntaba en la dirección de devolver la ciudad a las personas, “planificando de forma racional y ordenada la movilidad en el centro histórico, dando prioridad al peatón mediante la implantación de una red peatonal, racionalizando el uso de vehículo privado, y potenciando los barrios como espacios de convivencia”.

Este Plan fue el resultado de trabajos y estudios sobre el tráfico y la movilidad en el centro histórico, “pero, hoy en día, su filosofía puede ser aplicable para otras zonas de Jerez, dado que cada vez, son más las voces sociales que demandan a las administraciones una ciudad a escala más humana, con un espacio público agradable y habitable, en el que el peatón recupere espacio público y tenga prioridad sobre el tráfico motorizado y sobre otros usos que ya no son saludables”.

En esta misma línea de trabajo, el Gobierno recuerda también otras acciones emprendidas en los últimos años, como ha sido la recuperación de espacios degradados para destinarlos a lugares de encuentro y convivencia, con es el caso de la reurbanización de la Plaza de Belén, o la intervención realizada en La Hoyanca, donde se ha reurbanizado todo el espacio degradado mejorando la accesibilidad y la movilidad.

Igualmente, desde la anterior legislatura se está llevando a cabo un proceso de renovación de la flota de transporte urbano con la incorporación de 19 nuevos vehículos eficientes de gas natural comprimido -uno de ellos adquirido la semana pasada-, que ha supuesto un ahorro de 24.200 kilos de CO2, es decir, 24,2 toneladas de CO2 desde agosto de 2018.

También, cabe destacar dentro de este plan de medidas de buenas prácticas ambientales el proceso de renovación integral del alumbrado público de la ciudad desde la pasada legislatura, con la instalación de 3.500 luminarias tipo led en los distintos distritos, que supuso entre 2017 y 2019 una disminución de las emisiones de CO2 de unos 9.000 kilos. 

Datos sobre la reducción del tráfico rodado durante la alarma

La movilidad del tráfico rodado en Jerez desde el inicio del estado de alarma, hasta el 31 de mayo, ha experimentado una reducción de un 76% de media, aproximadamente.

En un análisis más detallado de las cifras, del 16 de marzo al 12 de abril, es decir, en las cuatro primeras semanas, la reducción del tráfico rodado se cifraba en un 85%, lo que significa que había un 15% del tráfico habitual.

La semana del 13 al 19 de abril, la reducción del tráfico fue de un 80%, y la quincena siguiente, es decir, del 20 al 3 de mayo, del 75%. Actualmente, la reducción del tráfico es de un 60%.

Reducción de emisiones de CO2

La intensidad media diaria de vehículos en Jerez anterior al estado de alarma era de 40.000 vehículos al día, lo que supone una media de 280.000 vehículos a la semana.

En las últimas 11 semanas, se han contabilizado un total de 104.000 vehículos, mientras que, en el mismo periodo del año anterior, se registró una media de 3.080.000 lo que se traduce en una reducción de 2.976.000 vehículos menos que han transitado por las calles de Jerez durante el confinamiento

Teniendo en cuenta que cada vehículo realiza una media de 25 kilómetros al día, esta reducción de unidades en circulación ha supuesto 74.400.000 kilómetros menos recorridos.

Un turismo medio tiene unas emisiones de CO2 de 0,17538 kilos de CO2 por kilómetro cuadrado, y, por tanto, la reducción de CO2 durante el periodo de confinamiento ha sido de 13.048.272 kilos. 

Reducción de CO2  en el transporte público

Durante el periodo del 16 de marzo al 31 de mayo, los autobuses urbanos han realizado una media de 4.700 kilómetros al día debido a los ajustes aplicados en el servicio desde mediados de marzo; teniendo en cuenta que, durante este mismo periodo del año pasado, la media era de 8.400 kilómetros diarios, la reducción diaria ha sido de 3.700, lo que se traduce en una reducción durante todo el periodo de la alarma de 284.900 kilómetros

La emisión media de un autobús es de 0,10067 kilos de CO2/Km, por lo que la reducción de kilos de CO2 debidos al transporte público ha sido de 28.681.

 

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
El Cementerio de Jerez se abrirá desde el lunes a las visitas
chevron_right
Minuto de silencio en el Ayuntamiento por las víctimas del coronavirus