Actualizado: 18:41 CET
Viernes, 05/06/2020

Jerez

Confusión total en el PP: Mestre cede, Saldaña sigue en Jerez y Cádiz

La dirección provincial no se refiere ya a la denuncia al líder del PP de Jerez, que solo deja la portavocía del grupo en Diputación, ni explica por qué recula

  • Antonio Saldaña, en un acto del PP con Ana Mestre, Loles López, María José García-Pelayo y Antonio Sanz, entre otros.
  • La ley del silencio y la resistencia de Saldaña al escándalo han sido claves, apuntan fuentes consultadas

El PP de Cádiz ha quedado hundido en la más absoluta confusión después de que la dirección provincial remitiera en la mañana de este martes un escueto comunicado en el que informaba de que “Antonio Saldaña renuncia a la portavocía del Grupo Popular de la Diputación Provincial de Cádiz para centrarse en el proyecto político de Jerez”.

La nota no hace referencia alguna a la remitida a los medios de comunicación en la madrugada del domingo y en la que la dirección provincial solicitaba al líder del PP de Jerez “la renuncia de sus cargos públicos”. Finalmente, Saldaña continuará como concejal y como diputado provincial.

La formación tampoco se refiere en esta ocasión, a diferencia de la anterior, a los hechos acontecidos el pasado jueves 14 de mayo, cuando Saldaña acabó en la Jefatura de la Policía Local denunciado por conducir bajos los efectos del alcohol, triplicando la tasa de alcoholemia máxima permitida, y después de golpear con su coche a otros tres vehículos estacionados en la vuelta a su domicilio.

Según argumentó, los hechos se produjeron al término de una comida de trabajo para “traer una tercera estrella Michelín” a la ciudad. Así, la dirección provincial de Cádiz, con Ana Mestre a la cabeza, recula finalmente pese a señalarle la puerta de salida al que fuera candidato a la Alcaldía de Jerez por el escándalo tras un pulso de 72 horas que ha forzado las costuras del partido y, advierten voces autorizadas, “no soluciona nada”, plantea interrogantes sobre las razones que han llevado a ceder ante Saldaña y abre heridas difíciles de suturar.

“Mestre ha involucrado a mucha gente en esto y nos ha dejado con el culo al aire”, señala un destacado miembro de la formación. De acuerdo a su relato, tanto la dirección nacional como la autonómica habían autorizado a emprender cuantas acciones fueran necesarias para forzar la dimisión de todos sus cargos públicos al líder del PP de Jerez, dada la similitud de su caso con el del ya ex alcalde de Badalona, Álex Pastor.  

“La forma en la que se ha tratado de resolver la crisis abierta desacredita a quienes trabajamos honestamente y muestra una debilidad de la dirección provincial preocupante”, añade, asegurando que ignora las razones por las que la formación ha dado marcha atrás. Otra de las dirigentes cuestionadas argumenta que “es un despropósito que evidencia que la solución a un problema como éste depende de qué lugar ocupes en la organización y quién te sostiene”, advirtiendo de que “la situación era muy difícil de salvar para Saldaña”.

Sin embargo, hace hincapié en que la estrategia “de resistir ante el escándalo ha sido clave”. De hecho, el PP de Jerez ha evitado pronunciarse sobre el suceso desde el pasado viernes, imponiendo la ley del silencio entre los ediles. La presidenta local, María José García-Pelayo, tampoco ha atendido a las reiteradas llamadas de este medio.

Solo ayer, el responsable de comunicación de la formación negó que se hubiera producido la reunión en la que Saldaña planteó sin éxito a los concejales cerrar filas en torno a su figura y, si el PP de Cádiz tomaba medidas disciplinarias, continuar en la Corporación como concejales no adscritos.

En cualquier caso, la división del grupo municipal es patente y ahora también se abre el debate en la reorganización del grupo provincial. En ambos, Saldaña seguirá estando presente.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad Ai Publicidad Ai
chevron_left
El primer concierto del confinamiento, entre El Cuervo y Jerez
chevron_right
El Hospital de Jerez baja ya de la decena de ingresados por Covid-19