Actualizado: 18:41 CET
Viernes, 05/06/2020

Jerez

Saldaña mantiene su desafío al PP pese a no sumar apoyos

La dirección provincial reitera al líder del PP de Jerez que abandone sus cargos y numerosas voces piden que actúe María José García-Pelayo para su salida

  • Antonio Saldaña, flanqueado por Antonio Sanz y María José García-Pelayo, en imagen de archivo.

El hasta ahora líder del PP de Jerez, Antonio Saldaña, comienza a agotar la paciencia de la formación a nivel provincial y ha sembrado el desconcierto ante su reiterada negativa a dimitir tras ser denunciado por triplicar la tasa de alcohol y revelarse sus intenciones de hacer saltar por los aires el grupo municipal si la dirección provincial insiste en su petición de que deje todas sus responsabilidades por el suceso.

El domingo por la noche, fue reiterada a Saldaña la solicitud de que abandone sus cargos, pero mantiene el desafío. También se informó de esta comunicación a la presidenta local del PP de Jerez, María José García-Pelayo.

No en vano, durante la mañana de ayer, trató de conseguir una vez más que sus compañeros en el Ayuntamiento firmasen un documento de apoyo para presionar a la dirección provincial a dar marcha atrás en sus intenciones. Si se veía obligado a dimitir, Saldaña pidió una vez más que pasasen a ser concejales no adscritos con él, aunque, de acuerdo a la normativa, no podría formar grupo propio y perdería su condición de diputado provincial.

Sin embargo, fue incapaz de conseguir la unidad en torno a su figura, tal y como le sucedió la primera vez que lo planteó, este domingo, y, según fuentes populares, alguno de los miembros del grupo municipal le plantearon abiertamente que asuma las consecuencias y ponga fin a la crisis abierta a raíz de su paso por Jefatura de la Policía Local el pasado jueves por conducir bajo los efectos del alcohol.

No son las únicas voces que cuestionan el proceder de Saldaña, que ha abierto ya profundas divisiones en el seno del grupo municipal y en el partido a nivel local por “el daño que provoca al proyecto y a las siglas”. Numerosos miembros de la dirección provincial han expresado su malestar porque no comprenden “qué objetivo persigue”, toda vez que la cúpula del PP ha sido meridianamente clara en su mensaje: debe dimitir porque mantenerse al frente de sus responsabilidades es incompatible con los hechos por los que ha sido noticia en la prensa nacional.

“Alguien que quiere ser alcalde de Jerez no puede permitirse este tipo de cosas”, apuntaba a este medio un veterano dirigente popular. “Tiene que irse ya”, apuntaba otro, quien trasladaba en foros internos la indignación creciente y el estupor entre los presidentes locales de una de las comarcas por el desafío lanzado por Saldaña.

Las excusas ofrecidas, en las que hacía referencia reiteradamente al vino de Jerez y a que trabajaba por la ciudad, refieriéndose a la reunión mantenida con Juan Luis Fernández, propietario del restaurante LÚ Cocina y Alma y su esposa, han sido tachadas de “frívolas”. Igualmente, el argumento de que “no ha matado a nadie” ha generado rechazo dado que “parece que le resta importancia a la comisión de un delito penal”. “Tiene que dar ejemplo”, remacha.

Asimismo, se preguntan a qué espera García-Pelayo a intervenir para poner fin a este episodio de rebeldía cuyas consecuencias en la imagen del PP son, lamentan, muy graves, dadas las similitudes con el episodio protagonizado por el ya ex alcalde de Badalona Álex Pastor y que ha servido a la formación para recuperar el bastón de mando.  

Finalmente, consideran inexplicable que cuatro días después no haya expresado su condena absoluta a los hechos pero tampoco haya dado por buenas públicamente las explicaciones dadas por Saldaña. Y, en cualquier caso, consideran, debe hacer cumplir la petición de la dirección provincial y poner fin al lamentable escándalo.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Alberto García: “El Xerez DFC tiene un equipo con un buen potencial”
chevron_right
El Xerez DFC buscará jugar la Copa del Rey aunque sea tercero