Actualizado: 09:35 CET
Martes, 02/06/2020

Jerez

En busca de la inspiración en tiempos de pandemia

Profesionales de diferentes facetas artísticas de la provincia aprovechan estos días de confinamiento para adelantar sus proyectos y desarrollar nuevas ideas

  • Eduardo Millán ha instalado el estudio de trabajo en su propia casa esta pasada semana.

A Gerardo Gabaldón, joven director de cine de San Fernando, el confinamiento le está sirviendo para escribir sus dos primeras obras de teatro. “En una de ellas utilizo precisamente este aislamiento social como trasfondo para contar la historia de varios jóvenes que, pese a estar encerrados, quieren evolucionar”, explica Gerardo al teléfono desde su domicilio, del que no sale más que para sacar a pasear a su perro.

Gerardo y su equipo acabaron poco antes del confinamiento el rodaje de la tercera película del isleño: Cuento de Primavera, un largometraje rodado en distintas localizaciones de la provincia de Cádiz . “La cuarentena me está viniendo muy bien para seleccionar las tomas de Cuento de Primavera y prepararlas para el proceso de edición y montaje”, confiesa el isleño, quien además está aprovechando el aislamiento para “leer, informarme, ver más películas y series e incluso reflexionar de la situación que estamos viviendo para poder utilizarlo en futuros proyectos”.  

El de Gerardo es solo uno de los ejemplos de cómo el confinamiento está inspirando y potenciando aún más la creatividad de muchos profesionales durante estos días de reclusión. Una situación que viene a refrendar el de sobra conocido cliché de los artistas como profesionales solitarios habituados a trabajar en la intimidad de su estudio. Muchos artistas se toman estos días como la ocasión ideal, y sin demasiadas presiones, para enfrentarse al lienzo o al papel en blanco.

También es el caso de Wayne Jamison que decidió confinarse en su domicilio una semana antes de que el Gobierno de España decretara el Estado de Alarma. En una situación normal, el periodista y escritor roteño debería estar en estos momentos hablando con las editoriales interesadas en publicar su tercer libro Doctor Pirata que indaga en la vida de Luis Gurruchaga, el médico nazi que acabó dirigiendo el Sanatorio de Santa Clara en Chipiona. Jamison acabó de escribirlo hace tan sólo unas semanas. Sin embargo, el trabajo en las editoriales está paralizado “así que poco puedo hacer al respecto ahora mismo”, lamenta el periodista quien ha decidido seguir escribiendo en estos días de reclusión impuesta.

Ha comenzado a redactar la segunda parte de Esvásticas en el Sur, un trabajo de investigación publicado en abril del 2018 que profundiza en el desarrollo de diferentes operaciones secretas en la provincia Cádiz en el marco de la Segunda Guerra Mundial.

“La acogida que tuvo la primera parte de Esvásticas fue mayúscula. En las diecisiete presentaciones del libro que hice en la provincia, me encontré con muchos familiares de personas involucradas en la Segunda Guerra Mundial en la zona que me contaron historias que nunca habían hecho saber a nadie. Me daban teléfonos y documentos que yo, entonces, fui archivando”, recuerda Jamison desde la intimidad de su zona de trabajo, en la que ha parado unos momentos de escribir para atender a este medio.  Ahora se encuentra dando forma a todas estas historias y confesiones que, junto a otras investigaciones que no pudo incluir en Esvásticas, formarán parte del segundo volumen, del que ya lleva un 60% escrito. 

Eduardo Millán tiene su estudio de pintura en pleno centro de Jerez, donde asistía como lugar de trabajo hasta este lunes 30 de marzo, cuando el Gobierno de España paralizó las actividades productivas no esenciales. Fue entonces cuando recogió sus materiales y los trasladó a su casa donde ha habilitado una pequeña habitación de trabajo. Acostumbrado a enfrentarse a grandes lienzos en blanco en la azotea de su estudio– es pintor realista y de paisajes-, ahora Eduardo se dedica a pintar obras en formato más reducido como bodegones en este espacio de su domicilio. Está  preocupado por las consecuencias económicas que esta crisis dejará en el sector cultural. Una incertidumbre que se refleja a la hora de desarrollar su trabajo. “El confinamiento no tiene porqué aflorar necesariamente la creatividad”, asegura consciente de que los mejores artistas de la historia han trabajado cerca del poder y desde una posición económicamente cómoda.  Sin embargo, aprovecha estos días para adelantar la exposición que se preveía en diciembre en la sala Pescadería Vieja de Jerez y que ahora, posiblemente se verá retrasada.

Apellido y profesión con Eduardo comparte, Leticia Millán, profesora de Artes en dos centros educativos de Jerez. “El no tener clases presenciales me está viniendo muy bien a la hora de tener más producción propia”, confiesa esta jerezana cuyo estudio de trabajo se encuentra precisamente habilitado en su casa.

A lo largo de su etapa profesional ha tocado múltiples técnicas y facetas pero lo que realmente caracteriza el trabajo de Leticia es la pintura figurativa. “Durante el confinamiento he sentido la necesidad de retratar al ser humanos, ya sean personas anónimas o famosas”, asegura esta pintora jerezana, quien no siente el confinamiento como algo negativo. “Los pintores no nos sentimos solos porque hacemos algo creativo que nos llena por dentro y que es alimentar el alma de las personas que contemplan nuestro trabajo desde fuera”.

A medio plazo, Leticia también se plantea el desarrollo de su exposición individual. “Aprovecharé para hacer un homenaje a los seres humanos que somos los que tan bien estamos sobrellevando esta situación que tarde o temprano, pasará”, sentencia.

El arte y la cultura como herramientas de distracción durante el confinamiento 

Muchas son ya las iniciativas para facilitar productos culturales con los que combatir el aburrimiento. Por ejemplo, el periodista Wayne Jamison y el fotoperiodista Javier Fergo han decidido facilitar el acceso al documental Esvásticas en el Sur, una producción audiovisual basada en el libro homónimo de Jamison que indaga en las operaciones secretas nazis desarrolladas en Cádiz durante la II Guerra Mundial y que se puede visualizar en YouTube. 

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
Los otros rostros de la crisis del Covid 19 en Jerez
chevron_right
“En la UCI me vistieron con un EPI para despedirme de mi mujer”